¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Inicio
  • Noticias
  • Peajes en 2020: unos suben, otros se mantienen y otros desaparecerán

Peajes en 2020: unos suben, otros se mantienen y otros desaparecerán

La red de autopistas de peaje dependientes de Fomento actualizarán sus precios al alza el 1 de enero, salvo las autopistas "rescatadas", y desaparecerán dos concesiones. Por otro lado, la Generalitat de Catalunya elimina la bonificación del 100% en sus peajes para los eléctricos.

Fotografía: César (Flickr) CC BY-SA

A partir del 1 de enero veremos algunos cambios en los peajes en España. Empezamos por una buena noticia, los usuarios de la AP-4 entre Sevilla y Cádiz y los de la AP-7 entre Alicante y Tarragona no volverán a pagar más. Las concesiones terminan y pasan a ser gratuitas. Otras concesiones, como la AP-6 entre Collado Villalba y Adanero, se han prolongado años más por razones políticas.

Esta "liberalización" es la segunda que ocurre en España, después de que el 1 de diciembre de 2018 se terminase la concesión de la AP-1 entre Burgos y Armiñón. De idéntica forma se espera que se alivie el tráfico en las vías secundarias alternativas y se mejore la seguridad vial.

Seguimos con otra buena noticia, y es que las autopistas de peaje "rescatadas" mantienen sus tarifas congeladas, que ya eran inferiores a los precios de las concesiones privadas. Se incluyen en este "lote" la M-12 (Madrid-T4), AP-41 (Madrid-Toledo), AP-36 (Ocaña-La Roda), R-2, R-3, R-4, R-5 y AP-7 (Cartagena-Vera y circunvalación de Alicante).

A partir de aquí vienen las malas noticias. La red de autopistas de peaje que dependen del Ministerio de Fomento van a incrementar sus precios para actualizarse al IPC, tal y como está pactado desde 2002 con las concesionarias.

Según fuentes del sector consultadas por Europa Press, el incremento medio será del 0,84% a partir de año nuevo, que apenas se notaría en el bolsillo, pero existen excepciones, como la AP-9 entre A Coruña y Santiago de Compostela, que rozará el 2,7% de subida. En total hablamos de 1.270 km de peajes.

Con la subida de 2020 se encadenarán tres ejercicios de subidas, porque ya subieron un 1,67% de media en 2019 y un 1,91% en 2018. Los dos años anteriores, 2016 y 2017, se encadenaron sendos descensos de las tarifas. Además del IPC, en la actualización de la tarifa se considera el tráfico de las vías.

Tener un coche eléctrico en Cataluña dejará de ser un chollo, estaban bonificados los peajes al 100% y no tenían que pagar nada. Eso se acaba en nochevieja

Menos bonificaciones en los peajes de Cataluña

Además de las vías de peaje de titularidad estatal hay otras tantas controladas por la Generalitat de Catalunya, que van por su cuenta. Se endurecen los requisitos para obtener descuentos con el sistema Via-T o dejar de pagar. Desde el 1 de enero nadie podrá circular sin pagar.

Los vehículos eléctricos y de pila de combustible de hidrógeno (que apenas hay en España) tendrá una bonificación máxima del 75%, es decir, pagarán solo el 25% de cada peaje. Los híbridos, ya sean enchufables o no, disfrutarán de un 30% de bonificación solo si son Euro 6 o más modernos.

La misma bonificación le corresponderá a los que hagan más de 16 viajes al mes. En el caso de vehículos VAO (tres ocupantes o más) la bonificación será del 40%. Si se acumulan los criterios VAO, habitualidad y ser híbrido Euro 6 la bonificación máxima será del 75%.

Además, quienes den de alta coches ecológicos se les exigirá haberse deshecho (baja definitiva) de un coche de más de 10 años y haberlo reemplazado por otro que no supere los 40.000 euros.

De momento, sin peajes electrónicos

La parálisis política en la que España lleva inmersa varias legislaturas mantiene en el banquillo una de las propuestas estrella de las constructoras para financiar el mantenimiento de las carreteras, un sistema como el portugués. En otras palabras, implantar peajes electrónicos -sin barreras- en vías que ahora disfrutamos sin pago por uso.

Si finalmente se conforma el gobierno de los partidos de izquierdas, PSOE y Unidas Podemos, corremos el riesgo de que se implante esa medida, pero no parece un riesgo mucho más alto que si saliese un gobierno de centro-derecha con PP, Cs y/o Vox. Tendremos que seguir esperando para conocer ese desenlace.

Por mucho que se quiera vestir la medida como algo positivo (que paguen las carreteras quienes realmente las usan) la medida es una completa estupidez. Primero, solo con los impuestos de hidrocarburos ya se paga de sobra el mantenimiento de toda la red estatal. Segundo, en un país en el que casi todo se mueve por carretera lo único que se va a conseguir es que aumenten los precios de todo, se use o no se usen las autopistas.

Fuente: Europa Press

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto