¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Planes y plazos de los fabricantes para el WRC 2017

    A pesar de no haber superado el primer tercio del Mundial de Rallies 2016, las marcas ya miran a la próxima temporada. El cambio de reglamento técnico implica cierta antelación en cada movimiento. Volkswagen, Citroën, Hyundai y M-Sport mueven ficha.

    El camino hacia el WRC 2017 es tortuoso y aunque todavía no se ha atravesado el primer tercio de la temporada 2016, hace semanas que ha comenzado la carrera para ser la potencia hegemónica a partir del próximo año. El desarrollo de los nuevos World Rally Car, el sondeo y contratación de pilotos de pruebas y la planificación económica ya están encima de la mesa de los fabricantes que estarán inmersos en el campeonato. Volkswagen Motorsport, Citroën Racing, Hyundai Motorsport y Toyota Gazoo Racing tienen sus particulares campos de batalla y sus distintos problemas a resolver.

    Volkswagen Motorsport parece que tiene el camino más despejado de incógnitas. Salvo sorpresa mayúscula el equipo contará con tres Polo R WRC 2017, unidades que estarán destinadas a Sébastien Ogier, Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen. Aunque todo puede pasar, los tres pilotos tienen contratos de larga duración con la firma alemana. De hecho, la mayor preocupación para la firma de Wolfsburgo pasa por encontrar la persona adecuada para ocupar el rol de Director de Equipo, puesto que Jost Capito tiene los días contados en la estructura después de fichar por el equipo McLaren-Honda del Mundial de Fórmula 1.

    Hyundai Motorsport vive en un plasma de dudas. La continuidad del fabricante coreano se da por hecha, pero el planning técnico a la hora de desarrollar el nuevo World Rally Car genera más confusión. En un primer momento, el Hyundai i20 WRC de 2017 se iba a diseñar sobre la base del i20 de cinco puertas, pero Michel Nandan ha dejado abierta la puerta a utilizar finalmente la versión coupé de tres puertas. El apartado pilotos es una incógnita en sí misma, salvo por Hayden Paddon, mientras que el i20 R5 será el sustento económico del equipo, por lo que es la preocupación más inmediata.

    El plan de M-Sport respecto a su World Rally Car de 2017 señala a la segunda mitad de año. El preparador británico tiene en mente desarrollar el nuevo vehículo sobre la base del Ford Fiesta en un plazo máximo de 6 meses, por lo que no será como mínimo hasta mitad de verano cuando empiece los test. Sin el apoyo de un fabricante y con una evolución del Fiesta RS WRC prevista para el Rally de Portugal, sería entendible que la marca se centre en 2017, por mucho que el subcampeonato en esta temporada tiente. Con Malcolm Wilson de por medio, los pilotos son una incógnita.

    Tras varios tumbos y meses de ventaja perdidos, Toyota comenzará los test del Yaris WRC en abril. Al margen del propio World Rally Car, el proyecto dirigido por Tommi Mäkinen sigue generando una buena dosis de dudas, aunque algunas se han disipado gracias a la contratación de Juho Hänninen, piloto de pruebas que podría ganar enteros para acabar siendo piloto oficial de la marca japonesa en 2017. A partir de ahí, ningún tipo de confirmación. Tanto es así que Tommi Mäkinen ha llegado a afirmar que no anunciará la identidad de sus pilotos hasta otoño.

    Citroën Racing regresará en 2017 y lo hará con el Citroën C3 WRC, toda vez que la escisión de DS es una realidad. Con Yves Matton al mando y Kris Meeke como piloto líder del proyecto, la firma francesa podría poner en competición hasta tres unidades de su World Rally Car, estando en la quiniela para su desarrollo y posterior ocupación Stéphane Lefebvre por ser el nuevo pupilo de la marca. Respecto a la fase de pruebas que comenzará en abril, Yves Matton ha abierto la puerta a que Sébastien Loeb pruebe este C3 WRC, según sus declaraciones a 'L'Equipe'. A nivel económico y tras abandonar el WTCC, se espera que el presupuesto de Citroën crezca hasta niveles de 2012.