Podemos pretende suprimir los diésel en centros urbanos en 2025 y penalizar a los deportivos y SUV

La formación de izquierdas presentó el pasado jueves en el Congreso de los Diputados la Proposición de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que tendrá que ser aprobada en la cámara para poder salir adelante. Incluye propuestas que cambiarán bastante nuestra vida.

Llegue o no aprobarse la Ley de Cambio Climático y Transición Energética (es una propuesta) que abanderan colectivos ecologistas y de izquierdas, merece la pena analizarla y ver los aspectos más destacados. En los próximos años el país tendrá que abordar de una forma u otra la transición a un modelo más sostenible a nivel energético.

Eso, cómo no, afecta al automóvil y por extensión al sector del transporte terrestre, que ahora mismo depende casi en exclusiva de combustibles fósiles: principalmente gasóleo, en segundo lugar de gasolinas, y en tercer puesto se encuentran el GLP y el gas natural comprimido (GNC). Los vehículos eléctricos son muy minoritarios todavía como para provocar un impacto apreciable.

En 2017 los coches eléctricos rozaron una cuota del 0,5%

El espíritu de la normativa propuesta es reducir principalmente las emisiones de carbono (CO2), para no contribuir a superar los 2 ºC de media en 2100 respecto a los niveles previos a la revolución industrial. La comunidad científica viene a coincidir que superar ese umbral será un punto de no retorno. Casi todos los presentes habremos desaparecido entonces, pero hay que pensar más allá.

Derivado del petróleoKilotoneladasTasa de variación interanual
GLP223+14,4%
Gasolinas401+0,9%
Querosenos536+3,1%
Gasóleos2.573+8%
Fuelóleos764+18,2%
Otros productos petrolíferos436-0,5%

Consumo de productos petrolíferos en abril de 2018 - Fuente: CORES

Los puntos claves de la PL

Podemos resumen los principios de la propuesta de ley de esta forma: "quien contamina paga; responsabilidades comunes pero diferenciadas; acción preventiva y cautela; democratización de los sectores económicos regulados en la PL; justicia social; evidencias científicas; transparencia; enfoque de género; colaboración y cooperación entre Administraciones Públicas."

La PL se estructura en seis títulos, que contienen un total de 147 artículos y disposiciones finales. La división por títulos es la siguiente:

  1. Presenta los objetivos, definiciones, principios y finalidades
  2. Medidas destinadas a la mitigación del cambio climático
  3. Propuestas en materia de adaptación al cambio climático
  4. Medidas de fiscalidad ambiental
  5. Propuestas para que la transición energética se llevea cabo siguiendo criterios de justicia social
  6. Medidas de gobernanza climática

Para llegar a un modelo de economía descarbonizada y basada únicamente en energías renovables, Podemos hace propuestas de gran calado, muchas de ellas tendrán difícil aceptación. Eso implica hablar de coches eléctricos y relegar a la irrelevancia la combustión interna.

De aprobarse la ley tal cual, sería obligatoria la matriculación de un 3% de coches eléctricos en 2020, el 25% en 2025, 70% en 2030 y 100% en 2040. Esos objetivos, que son MUY ambiciosos, no desentonan respecto a otros países europeos que no permitirán que se matricule ningún vehículo con motor de combustión interna para 2040. Recordemos la cifra anterior, en 2017 fueron menos del 0,5% en España.

Como alternativa al paradigma actual, las ciudades se volverán mucho más amistosas con los peatones, ciclistas, vehículos eléctricos y transporte público, que a su vez acabará siendo 100% de cero emisiones. Por contra, los vehículos tradicionales irán siendo arrinconados de forma progresiva.

En el plazo de cuatro años gasolina y gasóleo tendrán la misma carga fiscal -que es lo anunciado ya por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez-, y se reformará el impuesto de matriculación para penalizar las emisiones contaminantes -actualmente solo se mira el CO2-, la potencia y el peso. Los principales perjudicados serían los SUV de nueva hornada.

Se aplicará el principio de "quien contamina paga"

2025 será otra fecha clave para los que tengan un diésel, ya que se pretende que -como muy tarde- ya no circulen por los centros urbanos. Se metería en el mismo saco a todos los diésel, incluso los Euro 6 que superen la normativa Euro 6d-temp, que entra en vigor en septiembre. No queda claro si afectará o no a los residentes, pero los no residentes tampoco circularán con tanta facilidad con sus coches privados.

Relación entre adopción de vehículos eléctricos y la riqueza de los países europeos - Fuente: ACEA

Bajo esta Ley, el Gobierno apoyará fuertemente el despliegue del coche eléctrico con puntos de carga y un programa de ayuda a la compra de vehículos eléctricos; esto último no implica que el Estado vaya a pagar a todo el mundo una ayuda para comprarse un coche eléctrico, eso sería inasumible. Priorizarán los de menor potencia y más ligeros.

El IVTM (impuesto de "circulación") se reformará para tener en cuenta potencia, peso (salvo baterías) y emisiones: los SUV serán los más perjudicadas, sobre todo los diésel

Leyendo la norma con calma (148 folios en total) no veo un ataque indiscriminado contra el automovilista, pero sí una transición acelerada -por el tiempo que se ha perdido- hacia un modelo al estilo nórdico. Sin embargo, existe una enorme diferencia, en esos países el PIB per cápita es mucho más alto que el nuestro, y tiene más sentido este tipo de políticas.

La normativa también pretende un cambio importante en el sistema eléctrico, cerrando las centrales térmicas antes de 2026, las nucleares cuando venzan sus permisos de explotación, la nacionalización del sistema eléctrico (REE con un 100% de participación estatal), fomento del autoconsumo, bono social para los más vulnerables, etc.

Vídeo con la presentación de la propuesta íntegra (3 horas)

Nadie tiene que preocuparse, una ley así solo puede salir adelante con un importante consenso parlamentario, y forma parte de la liturgia del Congreso que se corrijan los puntos de la ley -enmiendas- que no convenzan a la mayoría de la cámara. De todas formas, aunque no se apruebe ni una coma, es un texto valiente que merece la pena al menos su consideración.

Lo sé, leer 148 folios o ver un vídeo de tres horas es un consumo de tiempo importante, pero de esa forma se podrá opinar con un mínimo de criterio sobre la PL, al margen de que se esté cerca de las tesis de Podemos o en sus antípodas ideológicas. Sí, también hay apartados para las calefacciones y la industria, así como que la Administración se aplique todo lo anterior.

Si alguien tiene el menor temor a que este se apruebe tal cual, lo tiene fácil, quien se compre un coche moderno no tiene que preocuparse, a menos que sea diésel, y el que se pase ya a uno eléctrico no tendrá problemas para circular en una larguísima temporada. 2025 está muy cerca, solo faltan siete años.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto