¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Aparece a la venta el eje trasero del Porsche 550 desaparecido de James Dean

    11
    James Dean en su Porsche 550 SpyderBring a Trailer

    La plataforma Bring a Trailer está subastando en estos momentos una pieza de colección de lo más particular, pues se trata de la transmisión y parte del eje trasero del Porsche 550 Spyder en el que murió James Dean y que lleva décadas desaparecido.

    Actualización (03/06/2021): La transmisión fue vendida finalmente por 382.000 $.

    Esta es una de esas extrañas sorpresas que aparecen cada cierto número de años en el mundo de los clásicos y que despiertan la imaginación de muchos aficionados y no pocos cazatesoros. Pues por primera vez y tras muchísimos años lejos de la vista del público, ha aparecido a la venta uno de los restos mecánicos del Porsche 550 Spyder de James Dean, su transmisión, cuya existencia era bien conocida por los especialistas pero que hasta ahora había sido conservada en secreto. Por lo que estas son las primeras imágenes de dicho elemento.

    Como podemos ver en las imágenes y el propio anuncio de la plataforma Bring a Trailer, un especialista de Porsche clásicos de la costa este estadounidense, Swift Motoring, acaba de poner a la venta parte del eje trasero y la transmisión del Porsche 550 Spyder ‘Little Bastard’ del malogrado actor estadounidense, elementos que han sido mostrados por primera vez en décadas junto a documentación que acredita su autenticidad, por lo que su procedencia no es ninguna conjetura.

    La transmisión aparece montada sobre un bastidor de exposición.

    Este conjunto de transmisión y eje trasero cuenta con el número de referencia correcto (10 046), que ha podido ser relacionado por la propia marca alemana con el número de bastidor y el número de la mecánica del Porsche 550 Spyder propiedad de James Dean, el mismo roadster con el que tuvo el accidente el 30 de septiembre de 1955 y en el que perdió la vida, pocos días después de haber adquirido el modelo.

    La transmisión de 4 velocidades se muestra intacta y está montada sobre un eje trasero con partes del sistema de frenado, que a pesar de ser todos originales, lo cierto es que lo único que ha sido autenticado y que realmente corresponde al ejemplar de Dean es la transmisión como tal y los ejes, el resto ha sido añadido a modo de adorno. Estos elementos han sido verificados por la propia Porsche, por lo que la venta viene acompañada de la documentación emitida por la compañía alemana.

    El Porsche 550 Spyder ‘Little bastard’ de James Dean es uno de los modelos desaparecidos más célebres de todos los tiempos, pues se sabe a ciencia cierta qué sucedió con el ejemplar tras el accidente, que llegó incluso a ser empleado como modelo de exposición para advertir a los usuarios estadounidenses de los peligros de la velocidad inadecuada en carretera. Además, la leyenda negra que lo persigue está plagada de accidentes en los años posteriores, de ahí que se ganara la reputación de coche maldito.

    Los restos del deportivo expuestos.

    Sin embargo, en un momento indeterminado, los restos del vehículo desaparecieron y nadie ha vuelto a verlos, lo que ha suscitado numerosas búsquedas de especialistas del sector y la aparición de numerosos mitos relacionados con el modelo. Resulta increíble que durante todos estos años no hayamos oido hablar de la existencia de este eje trasero, pero lo cierto es que tanto su transmisión como su motor fueron desmontados del vehículo en su momento e identificados hace ya varias décadas, aunque han sido conservadas por coleccionistas anónimos durante todo este tiempo.

    En el caso de la transmisión, esta fue adquirida por su propietario actual a inicios de 2020, pero poco más se sabe de ella desde que la compañía de seguros de James Dean vendió los restos del Porsche a los los doctores William Eschrich y Troy McHenry en 1955, siendo el primero el que se hizo con la mencionada transmisión.

    Aparece a la venta el eje trasero del Porsche 550 desaparecido de James Dean