¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los futuros Porsche 718 Cayman y 718 Boxster serán eléctricos pero no antes de 2023

Porsche 718 Cayman, el modelo de acceso a la gama del fabricante alemán

El importante dilema al que se enfrenta Porsche con la decisión del futuro de los 718 Cayman y 718 Boxster parece que ya tiene un final. Los responsables de la firma han dejado gran parte de la decisión en los ingenieros del proyecto, concluyendo que el peso de las baterías actuales supone un importante lastre para los dos modelos, por lo que la electrificación total se puede retrasar hasta 2023.

La gama de los Porsche 718 ya acumula un tiempo importante en el mercado, por lo que la marca alemana ya se había puesto manos a la obra para dar un relevo a ambos. Sin embargo, a falta de una confirmación oficial por parte del fabricante, parece que la ansiada respuesta a la pregunta de si serán electrificados o no, se antoja negativa.

Lo cierto es que los responsables de Porsche confirmaron que la decisión se tomaría en 2019 y no fue así por lo que se retrasó a 2020; y cuando apenas acumulamos tres meses del nuevo año, surgen reticencias importantes a uno de los proyectos más ambiciosos. En un ejercicio de responsabilidad, los directivos han dejado que sea el departamento técnico el encargado de valorar el proyecto, concluyendo que no soportan el peso de las baterías actuales.

El sustituto del Porsche Macan será eléctrico. Ya se ha confirmado y, por ahora, el único

Michael Steiner, jefe del departamento de I+D, ha explicado que cuentan con prototipos de ambos modelos concebidos sobre la nueva plataforma especial de eléctricos Premium PPE, estudiando el comportamiento dinámico de los mismos, pero "el peso extra de las baterías actuales no es satisfactorio. Esta es una de las razones por las que nuestro próximo eléctrico será un SUV -la nueva generación del Macan- y no un deportivo de dos puertas".

Estas son sus conclusiones, pero dejan la última palabra a los directivos que, por ahora, solamente se han limitado a señalar que el proyecto sigue adelante. Porsche se ha puesto como objetivo 2023 estimando que, para entonces, la densidad de energía de las células aumentará en un 25%, al mismo tiempo que el peso se reducirá, si bien el verdadero objetivo de Porsche son las baterías de estado sólido.

Así, la generación 982 de los Porsche 718 Cayman y 718 Boxster se quedará en el mercado, fijo ya, hasta por lo menos 2023 que supuestamente llegará la nueva generación de baterías menos pesadas y con mayor capacidad, acumulando hasta siete años desde su lanzamiento al mercado en 2016. Porsche asegura haber hecho pruebas de los modelos también como híbridos enchufable y tampoco le salen las cuentas, por ahora.

Fuente: Carmagazine

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto