¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Porsche conquista las 6 horas de Shanghai y el título de constructores

    El Porsche 1 pilotado por Hartley, Bernhard y Webber se lleva la victoria de Shanghai por delante de los Toyota y ata el título de constructores.

    Los Audi acabaron muy lejos de las opciones de podio por sendos problemas mecánicos.

    En LMP2, el Signtech Alpine de Lapierre, Menezes y Richelmi se proclama campeón.

    Porsche ha reeditado el título de constructores del WEC gracias a la victoria de los campeones de 2015 con el coche 1# pilotado por Timo Bernhard, Mark Webber y Brendon Hartley, que se impusieron en una épica victoria sobre los Toyota.

    La carrera en Shanghai no se decidió hasta las últimas paradas en boxes, cuando el 6# de Sarrazin, Kobayashi y Conway pararon por última vez a falta de poco más de 20 minutos para el final. La igualdad fue tal entre los tres primeros que sólo hubo 59 segundos entre el vencedor y el segundo clasificado y algo más de 6 entre los TS050.

    Hasta mitad de la prueba, Porsche tuvo opciones de alzarse con los dos títulos, ya que el Porsche 2# de Dumas, Jani y Lieb rodaba segundo tras el Porsche 1#, que en ningún momento cedió el liderato hasta el punto de ver peligrar la victoria hasta los instantes finales. Sin embargo, Toyota, en esta carrera tiró de pundonor y cuando el 5# adelantó a los líderes de la clasificación de pilotos, la situación cambió de manera notable.

    Los grandes perdedores de esta carrera fueron los del equipo Audi. Los responsables de la marca de los cuatro aros, que afronta la recta final de su participación en el WEC, vieron cómo el desastre se consumaba. Primero, el 8# de Jarvis, Duval y di Grassi empezaba a arder por un fallo en la manguera de combustible por lo que perdió un tiempo letal. Después, para consumar la debacle, Tréluyer al volante del 7# se tocó con el de su compañero de escuadra Jarvis y se quedaba tirado 20 minutos en boxes para reparar los daños.

    Toyota ha consumado uno de sus mejores fin de semana del año, gracias al doble podio que consumaron Sarrazin, Kobayashi y Conway junto a Davidson, Nakajima y Buemi.

    Alpine gana el título de LMP2

    En LMP2 se cumplieron las expectativas con solvencia, ya que el Signatech Alpine ni siquiera necesitaba ganar para proclamarse campeón de la categoría. Nicolas Lapierre, Gustavo Menezes y Stephane Richelmi acabaron cuartos, fuera del podio, en una prueba en la que venció el G-Drive de Will Stevens, Roman Rusinov y Alex Brundle, que se impusieron a la casi inédita formación del Ligier 30# del 'rookie' Tom Blomqvist, junto a los casi novatos Sean Gelael y Antonio Giovinazzi.

    En los GT Pro, Ford dominó con autoridad y sin apenas problemas con un nuevo doblete con el GT40 de Priaulx y Tincknell por delante del de sus compañeros Pla y Mucke, mientras que en los GTAm la victoria (quinta de la temporada) fue para el Aston Martin 98# de Paul Dalla Lana, Mathias Lauda y Pedro Lamy.

    Fotos: Porsche