¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Porsche mantedrá su programa GTE en la temporada 2022 del WEC

    Porsche Motorsport mantendrá dos unidades del Porsche 911 RSR en la parrilla del WEC en 2022.

    Porsche Motorsport dará continuidad a su programa GTE en el WEC a la espera del debut de su prototipo LMDh en 2023.

    De esta forma, los pilotos y personal de Porsche se mantienen activos y la marca puede evaluar el futuro de la resistencia en la clase GT.

    Porsche mantendrá su presencia oficial en la clase LMGTE-Pro del WEC en 2022, dando así continuidad a su proyecto GTE oficial al menos por un año. Pese a que el concepto GTE -en América GTLM- está agonizando e IMSA ya ha decidido apostar por una categoría GTD Pro basada en los vehículos GT3, el reciente desarrollo del nuevo Porsche 911 RSR invita a la marca a mantener este esfuerzo. Al final, Porsche ya cerró su proyecto oficial en IMSA y se antoja lógico mantener el esfuerzo GTE en el WEC al menos hasta la temporada 2023, año en el que debutará el prototipo LMDh de la firma alemana.

    Dentro del cronograma de Porsche, prolongar el proyecto GTE a la espera de iniciar en 2023 su programa LMDh es una decisión normal, ya que se mantiene la actividad de Porsche Motorsport en el mundo de la resistencia y se asegura 'atar' a los pilotos que actualmente tiene en nómina por si fueran útiles para su nuevo asalto a la clase reina del WEC e IMSA. Además, el fabricante gana tiempo para ver la evolución que tiene finalmente la clase GTE y si la categoría sigue con vida o el WEC también apuesta por los GT3, circunstancia que puede determinar el futuro del proyecto GT de Porsche en resistencia.

    Al final, el futuro de la clase GTE es bastante incierto y su continuidad cada vez se antoja más complicada, hasta el punto de estar 'agonizando'. En IMSA ya tiene fecha de caducidad y en el WEC sólo hay un compromiso oficial de Porsche y Ferrari, dos fabricantes que darán el salto a la clase reina del WEC con apuestas antagónicas, ya que Porsche competirá con un LMDh y Ferrari lo hará con un LMH (hypercar). Esta circunstancia y el nutrido grupo de fabricantes con un vehículo GT3 en competición hacen pensar que el futuro de las carreras de resistencia en la categoría GT pasa por los afamados GT3.

    Fuente: Motorsport-Total / Fotos: Porsche Motorsport