¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las exigentes pruebas de Mercedes calcinan un prototipo de la nueva Sprinter

    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Los prototipos de pruebas de nuevos modelos también arden, no es el algo que esté limitado desgraciadamente al común de los mortales. Esta vez, un prototipo de la nueva Mercedes Sprinter ha sido un completo pasto de las llamas quedando completamente calcinada después de ser sometida a unas pruebas con un remolque dinamométrico y al calor extremo de la zona.

    Un prototipo de la nueva Mercedes Sprinter arde mientras los servicios de emergencia y voluntarios tratan de apagar las llamas

    Era un prototipo de una Mercedes Sprinter. Las llamas devoraron por completo a la furgoneta de Mercedes en pruebas hace tan sólo unos días en el Sur de España, unos accidentes que también les ocurren a los fabricantes y que son consecuencia de los duros ensayos que las marcas aplican sobre los nuevos modelos.

    Las imágenes captadas por Idrongranada -al que agradecemos las mismas- muestran el aparatoso incendio que sufrió el prototipo, siendo necesaria la asistencia de un retén de bomberos para apagar unas llamas a las que hicieron frente una cadena de personas para evitar que el fuego se propagara más allá del recinto. Le puede pasar a cualquiera, pero las extremadas temperaturas que superan los 40º también contribuyen a que se produzca un incendio.

    Los duros ensayos a los que se sometía este prototipo del nuevo vehículo comercial de Mercedes comprendía el uso de un remolque dinamométrico que puedes ver apartado en la parte izquierda, una prueba que consiste en conectar el vehículo a un remolque dotado de un limitador de freno que suma más esfuerzo al vehículo especialmente cuando asciende grandes pendientes, lo cual normalmente se realiza en carreteras llanas con grados de pendientes muy ligeras.

    Momento en el que un prototipo de la nueva Mercedes Sprinter es devorada por el fuego tras una intensa sesión de pruebas con un remolque dinamométrico

    Pero la prueba se complica todavía más cuando, en lugar de optar por realizar el test sobre llano, se lleva a una carretera en continua ascensión, lo cual se puede ver a menudo en algunos centros de pruebas con unidades circulando por el arcén a baja velocidad, en segunda o tercera marcha y con el motor muy alto de vueltas, una situación que calienta enormemente los motores.

    A bordo, además del conductor, un ingeniero analiza los datos que va obteniendo del vehículo. Esta prueba, que realizan todos los fabricantes, es capaz de simular pendientes de hasta un diez por ciento circulando en llano, por lo que si se realiza en ascensión se suma el porcentaje de desnivel, llegando en algunos casos a duplicar lo que el remolque dinamométrico es capaz de ofrecer. O sea, nada menos que un 20 por ciento que, además, representa el valor que sería capaz de afrontar un modelo en condiciones totalmente reales.

    Esta dura prueba ha sido la responsable de que el prototipo de la Mercedes Sprinter arda por completo que, como puedes ver, sólo la carrocería ha quedado, un completo amasijo de hierros por dentro y por fuera que deberá ser analizado por ingenieros especializados de la firma.

    No creas que los restos irán directamente a un desguace; lo normal en estos casos es que sea debidamente "embalada" como si de una prueba forense se tratara y es enviada de vuelta a Alemania para su estudio y analizar si realmente ha sido la "tortura" dinamométrica la que ha causado su incendio o ha fallado algo más que haya desencadenado el fatal incendio.

    A bordo de una grúa, así quedo el prototipo de la Mercedes Sprinter tras ser pasto de las llamas

    Fotos: Idrongranada / Motor.es