¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La fábrica de PSA en Villaverde (Madrid) necesita más carga de trabajo

Una vez más, cientos de empleados de la fábrica madrileña se tendrán que ir varios días a su casa, no hay suficiente trabajo para la cadena de producción del Citroën C4 Cactus. Este coche está en uno de los segmentos más potentes del mercado.

Los Citroën C4 Cactus de fabricación española han llegado hasta las antípodas (imagen de Australia)

De nuevo se produce un expediente de regulación de empleo en la fábrica de PSA en Villaverde, al sur de la capital española. No hay suficiente producción del C4 Cactus como para justificar todos los empleos y todas las horas asignadas. Durante 2015 la fábrica trabajó por debajo del 50% de su capacidad, fue el primer año de producción completa del crossover.

No se fabrica ningún otro modelo allí, ni de Citroën ni de otra marca

Según informa El Confidencial, 1.311 empleados se van a ir a su casa durante 49 días laborables, repartidos en dos tramos. En una primera fase, del 1 de octubre al 31 de diciembre, dejarán de trabajar 17 días y medio. El segundo tramo será a lo largo de 2017, 35 jornadas sin trabajar.

Como esos días son de desempleo, los trabajadores estarán oficialmente en el paro. Los más afortunados cobrarán el 75% de su salario, entre la prestación por desempleo y la diferencia que aporta el fabricante. Peor lo tienen los que no tienen derecho a desempleo, que no llegarán a ese 75%, solo cobrarán parte de la diferencia.

Los sindicatos habían pedido que el parón implicase una percepción del 90% de los ingresos habituales, tanto para los que tienen derecho a prestación como los que no. Se trata del tercer ERE que hay desde que comenzó la producción del C4 Cactus. Los empleados están preocupados y piden a PSA que se haga un plan industrial que no dependa solamente de este modelo. Villaverde tiene asegurada carga de trabajo por lo menos lo que dure la vida comercial del C4 Cactus, más adelante es una incógnita

Si la planta funcionase a tope (200.000 unidades) necesitaría 1.800 trabajadores

Hace tiempo que se sabía que PSA Villaverde dependía de la marcha comercial del C4 Cactus, ya que es el único modelo asignado para la planta desde que cesó la producción del 207 CC. Los Peugeot 208 se producen exclusivamente en Francia para el mercado europeo. El objetivo de ventas del C4 Cactus se desconoce, porque no se hizo público, pero Citroën confía en que este modelo mantenga a la fábrica viva.

Hay quien teoriza que la expansión industrial en el Magreb por parte de PSA supone una amenaza a medio plazo para la superviviencia de la planta madrileña. Según las declaraciones de responsables de PSA, esa presencia industrial están pensadas para abastecer al mercado del norte de África, no para el mercado europeo. La futura planta de Kenitra (Marruecos) tendrá 200.000 unidades/año de capacidad, como Villaverde.

Villaverde es, de momento, el único lugar que produce el C4 Cactus a nivel mundial. La capacidad de producción de la planta se planificó desde 80.000 unidades (en 2014) a 200.000 unidades al año, esto último en el caso de que se trabajase a triple turno (las 24 horas). Últimamente han salido algunas ediciones especiales para animar las ventas, como el C4 Cactus Rip Curl o el C4 Cactus W. Para que una fábrica sea rentable, debe operar cerca del máximo de capacidad, al menos a doble turno.

Más del 85% de la producción del C4 Cactus es para el extranjero

Aunque los crossover del segmento B/C suelen funcionar comecialmente muy bien, esta suerte no se reparte por igual en todos los fabricantes. Los Nissan Juke, Opel Mokka, Peugeot 2008 y Renault Captur tienen una robusta salud en ventas, pero el C4 Cactus no llega a las mismas cifras, algo parecido le pasa al Ford EcoSport.

Por lo tanto, producir un crossover no es sinónimo de éxito. PSA apostó todo al C4 Cactus en Madrid, la planta de Vigo tiene una carga de trabajo más variada: sedanes (301/C-Elysèe), monovolumen (C4 Picasso y Grand C4 Picasso) y comerciales ligeros (Partner y Berlingo). No está previsto un plan B para Villaverde en el caso de que el C4 Cactus no llegue a objetivos en un sentido global.

La edición especial Rip Curl cuenta con el control de tracción "inteligente", que le hace más versail con tierra, barro o nieve sin necesidad de tracción total, con neumáticos especiales (M+S)

El simpático crossover de precio contenido tiene como una de sus señas identitarias una gran variedad de combinaciones posibles entre colores y acabados. Eso hace difícil que salgan dos C4 Cactus iguales en varios días de producción, ya que hay unas 38.000 combinaciones posibles.

Precisamente esta seña de identidad es lo que hace que la logística de piezas y pintura sea un poco más complicada de lo normal. Algo parecido pasa con el Juke, que ahora es más personalizable, y el Captur, que además de los colores exige un proceso de pintura especial para el techo bitono.

En España el C4 Cactus se vende bien, las ventas ya están por encima de los objetivos de ventas previstos. El problema es el conjunto. Si no se consiguen levantar las ventas en los mercados en los que ya está presente, habrá que introducirlo en más países, para que de esta forma haya más "tajo" y no haga falta mandar a los trabajadores a su casa.

Fuente: El Confidencial

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto