¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Qué sucedió con los faros escamoteables? (I): Introducción, primera aparición y auge

    10

    Hoy comenzamos a relataros una pequeña y curiosa historia: El inicio, vida y fin de los faros escamoteables. Este tipo de faro fue uno de los rasgos característicos de algunos iconos del mundo de la automoción. En esta primera parte nos centraremos en los vehículos que fueron los pioneros en usar faros capaces de esconderse y también el motivo del porqué en EEUU hubo un enorme número de estos, que a través de sus películas y series impregnó la fiebre de los escamoteables al resto del mundo.

    Seguro que alguna vez os habréis preguntado: ¿Qué fue de los faros escamoteables tan populares de los vehículos de los 70, 80 y 90? Una vez me formulé esa pregunta. Como sabréis muchos soy un enamorado de los roadster. Sin duda al imaginar un roadster a muchos de nosotros se nos viene a la mente el modelo que más se ha vendido de este tipo de vehículos pasionales: el Mazda MX-5.

    Si conocéis bien este modelo sabréis que la primera generación del roadster japones tenia faros escamoteables, pero sin embargo las siguientes generaciones no. Lo mismo ocurre con varios vehículos deportivos o vehículos de tintes pasionales. En ese momento yo mismo me formulé esa pregunta.

    Pero creo que es justo que antes de comenzar a hablar sobre el porqué de su desaparición comencemos hablando de cómo llegaron a nuestro mundo.

    Primera aparición

    La primera vez que se vieron faros escamoteables en un automóvil fue en 1936 en el Cord 810. Los faros quedaban ocultos en la carrocería y se mostraban haciendo uso de un par de manivelas situadas a cada lado del salpicadero, una para cada faro. Debía ser poco práctico ya que la manivela del lado del conductor es accesible pero no podríamos decir lo mismo de la situada en el lado acompañante y eso dificultaría poder liberar los faros mientras estamos en marcha.

    Los faros escamoteables motorizados tardaron poco en aparecer, concretamente en 1938. En ese año este tipo de faro se vió por primera vez en el Buick Y-Job de General Motors, considerado también unos de los primero concept car de la historia. Poco después esta tecnología fue usada en vehículos de producción, siendo primero en usarla el Chrysler DeSoto de 1942.

    Poco a poco los faros escamoteables fueron sumando tanto defensores como detractores. Para algunos los faros, que generalmente eran redondos porque era la forma más fácil de controlar la dirección de la luz, estropeaban las esculpidas líneas de la carrocería. Así que los faros escamoteables era una forma de ocultar las luces durante el día, ya que eran obligatorias por ley para circular durante la noche.

    Auge de los vehículos con faros escamoteables

    Sin embargo a finales de los 70, 80 y 90 hubo un auge de vehículos con faros escamoteables, sobre todo en EEUU. Esto fue debido a que EEUU impuso una norma sobre laaltura mínima a la que deben ir posicionados los faros. Muchos vehículos de perfil bajo, sobre todo deportivos, tuvieron que hacer uso de este tipo de faros para cumplir con la norma y poder seguir vendiéndose allí.

    Era más económico y práctico implantar este tipo de faros que elevar la carrocería. Así pues muchos vehículos que se fabricaban con faros escamoteables como opción llegaban al mercado estado estadounidense de esa única forma y otros en cambio dejaron de venderse allí. El Toyota AE86 -en cuyo espíritu se basa el actual Toyota GT86- no pudo exportarse, en su lugar Toyota ofertaba la versión Sprinter Trueno que incluía faros escamoteables.

    Los faros escamoteables daban una imagen deportiva y exclusiva, a la vez que permitía seguir teniendo un capó muy bajo por lo que se siguió eligiendo esta opción a la hora de fabricar vehículos deportivos y de alta gama. Para algunos era un símbolo de distinción y no solo los vehículos deportivos podían tenerlos, también aparecieron vehículos más prácticos con faros escamoteables como el Dodge Monaco del 73 de cuatro puertas.

    Con esta introducción la historia solo acaba de comenzar. Mañana hablaremos de los tipos de faros escamoteables. Te sorprenderá saber que hay más de uno y que con tanta variedad algunos son únicos en su técnica.

    Algunos iconos de la automoción con faros escamoteables:

    Lamborghini Countach

    Ferrari Testarrosa

    Maserati Ghibli SS Spider

    Índice de capítulos:

    ¿Qué sucedió con los faros escamoteables? (I): Introducción, primera aparición y auge
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto