¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los 'Rally2' reciben cambios y protecciones extra para el Safari Rally

    Los vehículos 'Rally2' podrán lucir una estética muy similar a la de este Skoda Fabia R5.

    La FIA ha aprobado cambio en el reglamento 'Rally2' para la instalación de conductos de ventilación y protecciones especiales en ciertos rallies.

    Con esta modificación, los vehículos podrán montar protecciones similares a las que ya se utilizan en el Transchaco Rally de Paraguay.

    La FIA ha publicado una actualización del reglamento técnico que define los vehículos 'Rally2' con el fin de regular la instalación de conductos de ventilación auxiliares para la refrigeración del motor y protecciones especiales para impactos frontales. Este tipo de modificaciones que se han utilizado en el Transchaco Rally de Paraguay durante las últimas temporadas reciben el control y registro necesario para poder instalarse en otras pruebas como puede ser el Safari Rally del WRC. Con este paso, la FIA recupera en los 'Rally2' la estética e imágenes que usaban los coches que disputaron la competencia africana hasta 2002.

    Aunque en Europa se hace extraño este tipo de preparaciones para mejorar la refrigeración del motor y proteger el frontal del coche, el reglamento del Transchaco Rally si ha permitido su uso, reforzando así los vehículos para la enorme exigencia de la prueba. De hecho, los tubos de ventilación y las estructuras metálicas para proteger los vehículos R5, ahora 'Rally2', han sido parte de las imágenes del evento paraguayo desde 2014. Ahora, la FIA ha adaptado parte del reglamento de la prueba para regular la instalación de estas protecciones en los vehículos bajo su homologación en eventos concretos según las directrices del organismo.

    En concreto, la FIA ha modificado el apartado del reglamento que regula la carrocería exterior para expresar que se permitirá la instalación de una apertura adicional en el capó o en el guardabarros delantero para permitir el suministro de aire al motor con un conducto de sección máxima de 200 cm2. También se ha regulado la instalación de protecciones contra impactos frontales. Estas deben ser extraíbles y diseñadas específicamente para proteger el paragolpes delantero, los faros y los elementos de refrigeración del automóvil. La estructura tubular de protección no influirá en la aerodinámica, no tendrá partes afiladas y no contará en las mediciones del voladizo delantero del vehículo.

    Fotos: Skoda Motorsport