¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿China como ejemplo? España debe prepararse para recuperar su sector del automóvil

¿Qué debe hacer España para reactivar su sector del automóvil?

España debe prepararse para reactivar y/o recuperar su sector del automóvil tras la crisis causada por la pandemia del coronavirus COVID-19. Es inevitable poner a China en el punto de mira, puesto que el gigante asiático ya ha controlado la propagación del virus y su sector automovilístico está regresando a la normalidad de manera paulatina. Ahora bien, ¿servirán para España las medidas adoptadas en China? Analizamos las claves sobre cómo deben afrontar las autoridades y marcas de coches esta situación para, entre otras cosas, reactivar las matriculaciones de automóviles nuevos.

El sector del automóvil en España debe prepararse para los tiempos que se avecinan. Una vez que la crisis sanitaria causada por la pandemia del coronavirus COVID-19 llegará el momento de hacer todo lo posible por «recuperar la normalidad». Sin embargo, es realmente complicado no poner el punto de mira en la situación económica a la que haremos frente una vez se haya contenido y/o controlado el virus.

Es innegable que hay una crisis económica a la vuelta de la esquina. Una crisis que, según varios analistas de mercado, afectará de manera muy dura al sector automovilístico. Incluso varios expertos como John Casesa, inversor en la Bolsa de Nueva York y que en su día formó parte de Ford, asegura que la industria automotriz se enfrentará a un reto mucho más duro que el de la pasada crisis económica cuyo pistoletazo de salida tuvo lugar a finales del año 2007.

Skoda Scala
Tras la crisis del coronavirus, el sector del automóvil deberá hacer frente a una crisis económica.

Ahora bien, centrémonos específicamente en el mercado español. ¿Qué puede hacer nuestro país para reactivar su sector del automóvil una vez se retome sin limitaciones la actividad industrial y comercial? Bien, puede parecer contradictorio pero pongamos el punto de mira en China. ¿El motivo? La «zona cero», el lugar en el que se originó la pandemia del coronavirus fue en Wuhan, la capital de la región china de Hubei.

¿Debe España tomar como ejemplo las medidas impulsadas por China?

El gigante asiático ha sido el primer país en enfrentarse a este virus y, también, ha sido el primero en controlarlo. Como si de una mirada al pasado se tratase, hemos sido testigos de cómo las autoridades chinas anunciaron el cese de la actividad industrial y comercial para evitar la propagación del coronavirus. También hemos visto cómo los fabricantes de automóviles han retomado de manera paulatina la actividad y cómo los concesionarios han reabierto sus puertas.

¿En qué punto se encuentra China? Si bien con ciertas limitaciones, podríamos decir que ahora mismo el sector del automóvil en China está funcionando al 95%. Ya se producen automóviles y se están vendiendo coches. Ahora bien, el Gobierno del país asiático es consciente de que debe poner en marcha un paquete de medidas si quiere evitar que 2020 se convierta en un año perdido.

Toyota Hilux, Ford Ranger y Mitsubishi L200
China ha puesto en marcha toda una serie de medidas para apoyar a su sector del automóvil.

Las medidas de China para reactivar su sector del automóvil

¿Qué está haciendo el Gobierno chino para ayudar a su sector del automóvil? Una de las principales medidas que se han tomado es la «relajación» en cuanto a las restricciones a la compra de coches nuevos en las grandes ciudades. En las principales urbes del país está limitada la adquisición de vehículos para evitar, en la medida de lo posible, que el parque automovilístico crezca sin control.

Por otra parte, e igualmente importante, regresarán las ayudas a la compra de coches nuevos. La mayor parte de estas ayudas estarán destinadas a estimular la adquisición de vehículos electrificados. En especial coches eléctricos, híbridos y de pila de combustible de hidrógeno. Hace tiempo que China optó por retirar de manera progresiva este tipo de ayudas a los automóviles electrificados puesto que las autoridades entendían que la tecnología ya era madura y capaz de rivalizar en igualdad de condiciones con los vehículos tradicionales. Sin embargo, la situación ha cambiado y es necesario volver a poner en marcha estos estímulos.

Certidumbre, relajar las restricciones al tráfico y no demonizar el diésel

Queda claro que no todas las medidas que están tomando las autoridades chinas pueden extrapolarse a la situación española. Sin embargo, sí podemos aprender de cómo están afrontando los chinos esta situación. Han visto necesario volver a impulsar planes y paquetes que permitan estimular y/o animar las ventas de coches nuevos. ¿Ha llegado el momento de resucitar el Plan PIVE? Una vez se reabran los concesionarios deberá analizarse dicha posibilidad. Como apunte, señalar que en Estados Unidos ya se habla de resucitar el programa «Cash for Clunkers», una especie de «Plan PIVE estadounidense».

Nissan Juke y Hyundai Kona
El regreso de programas de ayuda como el Plan PIVE ayudarán a reactivar las ventas de coches.

Un programa de ayudas a la adquisición de vehículos que esté disponible para cualquier tipo de automóvil, independientemente de su mecánica, y que incluya la entrega a cambio de un vehículo viejo para su achatarramiento sería muy positivo ya que ayudará, en primer lugar, a rejuvenecer el parque automovilístico. Sin embargo, hemos visto como en los últimos tiempos se ha dado preferencia, de manera equivocada a los vehículos de nueva energía.

El Gobierno de España debe dar certidumbre a los conductores. Saber que si compran un coche nuevo con motor de combustión podrán circular libremente y sin restricciones. Deben eliminarse de una vez las demonizaciones a determinados tipos de combustibles como el diésel. La movilidad eléctrica no es la panacea ni la mejor solución a día de hoy para una gran parte de los conductores españoles. Los automóviles con mecánica convencional (gasolina o diésel) siguen siendo la primera opción de compra y basta con echar un vistazo a las cifras de ventas. Y por varios motivos que no entraremos a detallar puesto que no es el momento para ello. La transición hacia la movilidad eléctrica debe ser progresiva y no forzada. La era de los coches híbridos está a punto de comenzar, su masificación ya es una realidad e irá a más. El tiempo dirá si se trata de un paso intermedio hacia los coches eléctricos de batería o en el futuro predominará otro tipo de tecnología. La pila de combustible de hidrógeno aún tiene mucho que decir.

¿Habrá una lluvia de ofertas para atraer compradores a los concesionarios?

Este punto me permite ligar con un artículo publicado hace relativamente poco y en el que repasábamos todas las claves que nos permitían adelantar que, una vez se retome la actividad comercial en el sector del automóvil las marcas de coches pondrán en marcha una auténtica avalancha de ofertas, promociones y descuentos de todo tipo. ¿El objetivo? Quitarse de encima gran parte de stock y, en definitiva, reactivar la demanda.

Renault Captur, Nissan Juke y Peugeot 2008
Las marcas de coches pondrán en marcha una gran cantidad de ofertas y descuentos.

Las ofertas que más que previsiblemente serán una realidad pueden ligarse directamente con los programas de ayuda a la compra de un coche nuevo. Ello tendría un efecto directo sobre los precios, permitiendo a los españoles acceder a vehículos nuevos y, por lo tanto, animar las matriculaciones.

Ha llegado el momento de impulsar definitivamente la compra online de coches

Para acabar este artículo de análisis y repaso a la situación actual y/o que está por venir, me parece de lo más acertado señalar qué está ocurriendo con respecto a la compra online de coches. En Motor.es ya hemos señalado en más de una ocasión que adquirir un vehículo a través de internet no es algo del futuro ni extraño. Es una realidad. Sin embargo, varias marcas se han dado de bruces con la realidad.

Al cerrarse los concesionarios para evitar la propagación del coronavirus muchas marcas se han dado cuenta de que, de haber contado con una plataforma online ya preparada, habrían podido mantener en cierta medida su actividad comercial vendiendo coches a través de la red. Varias firmas han venido apostando por esta fórmula desde hace tiempo. En las últimas semanas varias compañías han decidido dar un impulso y mayor visibilidad a sus particulares «tiendas online» o concesionarios virtuales.

Mazda MX-5
La venta online de coches debe sufrir un impulso definitivo tras la crisis del coronavirus.

Fabricantes tan importantes como Groupe PSA (Citroën, DS Automobiles, Opel y Peugeot) así como Fiat Chrysler Automobiles (Abarth, Alfa Romeo, Fiat y Jeep) han venido promocionando sus tiendas en línea a través de las cuales es posible completar gran parte del proceso de adquisición de un vehículo. Tesla ha sido una de las marcas que más compromiso ha adoptado con la venta online de coches. ¿Acelerará la crisis del coronavirus la transición hacia el modelo 100% online para la adquisición de vehículos? Se avecinan tiempos muy interesantes para el sector del automóvil.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto