¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Reino Unido legalizará la conducción autónoma en 2022 con incongruentes detalles

    Reino Unido legalizará la conducción autónoma en 2022 con incongruentes detalles
    Detalle del funcionamiento del sistema Drive Pilot de conducción autónomaMercedes
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Reino Unido es siempre incongruente. El gobierno de las Islas Británicas ha aprobado la conducción autónoma a pesar de que los ciudadanos no la terminan de ver con muy buenos ojos. Sin embargo, esta no es la gran última novedad, sino la contrariedad en la permisión de los teléfonos móviles frente a otras actividades que suponen el mismo peligro de distracción.

    La conducción autónoma es una tecnología que se va implantando progresivamente, pero todavía encierra numerosas cuestiones acerca de lo que estará permitido realizar dentro de los coches mientras el sistema autónomo toma el control. A pesar de que la ONU ya dispone de una legislación de aplicación mundial, en realidad serán los diferentes países los que regulen las condiciones de funcionamiento de esta tecnología en sus diferentes niveles.

    Aún así salta a la la palestra algunas de las incongruencias de algunos países que trabajan en el desarrollo de su propia regulación que incluirán el el código de circulación. Alemania se ha puesto de ejemplo en una avanzada norma que ha puesto a disposición de los países de su entorno y en otros estados al otro lado de Atlántico. Pero ha sido Reino Unido la que se lleva la palma, al sorprender con una reforma de su código de circulación incongruente, para algunos.

    Continental
    La futura pantalla de Continental permite la visualización de imágenes durante la conducción

    Los coches autónomos en Reino Unido, sí a la TV no al smartphone

    Porque si la conducción autónoma se está desarrollando para evitar accidentes, y en el nivel 3 los conductores deben permanecer atentos para tomar el control cuando el sistema lo requiera, resulta completamente opuesto que se permita ver la televisión a bordo de los coches autónomos y no se permita el uso de los teléfono móvil, incluso cuando la función autónoma está activada y, por tanto, es el vehículo el que conduce.

    Hace unos años, el módulo de televisión fue una de las grandes atracciones entre los equipamientos opcionales de BMW. La firma alemana ofreció este sistema a bordo, pero para evitar males mayores, solo permitió la visualización en parado y con el freno de estacionamiento activado. Diversos estudios han confirmado que el uso de las pantallas supone tanto peligro como el de los smartphones, por lo que países como Alemania e Italia han equiparado su uso al mismo nivel, proponiendo sanciones para los que usen las pantallas durante la conducción.

    Los coches autónomos de nivel 3 serán una realidad en Gran Bretaña a finales de año, con la peculiaridad también de un debate firmemente anclado: la responsabilidad ante un accidente. Mercedes ya ha confirmado que asumirá las consecuencias derivadas de un accidente por un mal funcionamiento del sistema «Drive Pilot» en una declaración inédita frente a otros muchos fabricantes que no están dispuestos a asumir tal riesgo. Los legisladores británicos apuestan por la línea de la marca de la estrella, señalando que una de las novedades del código de circulación será precisamente esta: los conductores no serán responsables en los accidentes.

    Fuente: Gov UK