¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Adelantamos el diseño del futuro compacto eléctrico de Renault, que llegará en 2022

    La respuesta francesa al nuevo Volkswagen ID. 3 no se va a hacer esperar. La marca del Rombo ya prepara una alternativa propia dotada de la tecnología eléctrica en el mismo formato que el modelo alemán, un compacto de cinco puertas y con un diseño avanzado que seguirán los nuevos modelos de la Renault en la próxima década.

    Recreación del nuevo compacto eléctrico que Renault presentará en 2022 basada en el concepto Symbioz

    La llegada, casi inminente, del nuevo Volkswagen ID.3, ha puesto los pelos de punta a los responsables de la marca francesa del rombo. Tanto que ya están preparando un modelo completamente eléctrico como alternativa al alemán y en el mismo formato que este, un compacto de cinco puertas.

    Al contrario de lo que se viene estilando en la actualidad, los franceses de Renault quieren ir a lo seguro y no utilizar el formato SUV para el que será su primer modelo eléctrico en el segmento de los compactos posicionándose por encima del ZOE y ocupando el hueco dejado hace unos años por el extinto Fluence Z.E.

    Ha sido Eric Feunteun, director del programa mundial de vehículos eléctricos de Renault, quien ha confirmado tal modelo incluso haciendo referencia también a modelos del segmento B -como el Clio y Captur- basado en una nueva arquitectura dedicada que forma parte del ambicioso plan de productos "Drive the Future" que se extiende desde el pasado 2017 hasta el próximo 2022 y compuesto de 8 modelos completamente eléctricos y 12 con Nissan y Mitsubishi.

    El Nissan LEAF, hasta ahora el rey de los eléctricos en la Alianza franco-japonesa, tendrá un rival a batir en casa

    Esta nueva arquitectura permitirá ofrecer los modelos intercalados entre los de la oferta actual de productos, por lo que la nueva plataforma dedicada se encuentra actualmente en fase de desarrollo y pruebas, ya que se trata de una arquitectura que permitirá desarrollar los ocho modelos, y no compartida con el LEAF, lo que permitirá ofrecer un espacio interior muy grande sea el segmento que sea al que vaya dirigido el modelo en cuestión.

    El principal escollo del nuevo modelo que ya se está gestando en los talleres de Renault es la batería. Los franceses quieren que sea uno de los grandes protagonistas de entre todos los componentes, con un componente de alta tecnología capaz de ofrecer autonomías muy elevadas con una sola carga, con 400 kilómetros como mínimo, pero su precio por ahora lo posicionaría a la altura de un Premium cuando el objetivo es que sea mucho más asequible.

    Con un diseño más avanzado y moderno, el nuevo eléctrico compacto de Renault no estrenará una filosofía de diseño completamente nueva cuando llegue al mercado en la próxima década, sino que dará una vuelta de tuerca al concepto deportivo del Symbioz presentado el pasado año 2017 y en el que, precisamente, una de sus claves será el espacio interior.