¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Renault Next Two, un estudio sobre la conducción autonóma y la conectividad a bordo

    Renault Next Two, un estudio sobre la conducción autonóma y la conectividad a bordo
    6
    Francisco López
    Francisco López

    Renault nos presenta su Next Two, un nuevo prototipo destinado a mostrarnos su propia visión del futuro de la conducción autónoma para el año 2020. El Renault Next Two emplea la base del Renault Zoe, para mostrarnos un adelanto de cómo podría ser la conducción inteligente en vías congestionadas, con el conductor descansando tranquilamente.

    La conducción autónoma ha llegado para quedarse, y parece que a largo plazo es el futuro que nos espera a todos los conductores. Las ayudas electrónicas de asistencia a la conducción y de seguridad son cada vez más numerosas, y seguirán en aumento en los próximos años (y décadas).

    Muchas películas ambientadas en tiempos hipotéticos futuros nos han mostrado cómo los coches conducirán por sí mismos, sin apenas intervención por parte del conductor. Cada vez se aproxima más el momento en el que esto se hará realidad, y los principales fabricantes continúan dando pasos en este sentido.

    Si recientemente BMW nos mostraba cómo sus coches son capaces de derrapar solos gracias al BMW Active Assist, ahora es Renault la que nos muestra su visión de la conducción autonóma con este Renault Next Two. Basado en el eléctrico Renault Zoe, el Next Two es la visión de la marca francesa acerca de cómo serán los coches autónomos en el año 2020.

    El Renault Next Two apuesta porque el conductor no necesite preocuparse de la conducción propiamente dicha, sobre todo en casos de atascos de tráfico, que suponen situaciones de estrés, fatiga y despilfarro de nuestro tiempo. Así, el Next Two puede conducir de forma totalmente autónoma en caso de atascos en vía rápida, a velocidades hasta los 30 km/h.

    El conductor se convierte en estas situaciones en un simple pasajero, y puede dedicarse a ocupar este tiempo a bordo del vehículo en otras cosas, sin perjuicio alguno de su seguridad al volante. Para ello, Renault propone amplias soluciones de conectividad, con 3G, 4G y WiFi, pudiendo acceder a internet y dedicarse a ocio o trabajo en lugar de conducir.

    Además, el Renault Next Two es capaz de buscar aparcamiento y aparcar por sí mismo, sin intervención externa alguna, en parkings especialmente habilitados para ello. En este prototipo, la conducción autonóma sólo es posible en esas circunstancias en concreto, pero sentarnos, arrancar el coche y dictar nuestro destino, haciendo que el coche nos lleve sin que tengamos que hacer nada más, está cada vez más cerca.

    Entre los planes de Renault y Nissan, figuran que sus primeros vehículos de conducción autónoma estarán a la venta en el año 2020. ¿Demasiado pronto? Me temo que para entonces será necesario un cambio de mentalidad en los conductores bastante evidente, y es que todavía somos muchos los que nos gusta conducir, prefiriendo hacerlo nosotros mismos y no que lo haga una máquina, pero este futuro está cada vez más cerca...

    Fuente: Renault España

    Renault Next Two, un estudio sobre la conducción autonóma y la conectividad a bordo