¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Reportaje20 videojuegos imprescindibles de la generación. Parte III

    Rubén G.
    Rubén G.

    Te contamos los videojuegos que hay que probar de PlayStation 3, Xbox 360, PC, Wii y portátiles en este repaso a los 20 más originales. En la tercera entrega de nuestro reportaje lo que principalmente prima es la variedad y la originalidad. Juegos realistas y surrealistas aptos para todos los públicos.

    F1 2013

    Codemasters, 2013 (PlayStation 3, Xbox 360, PC, Mac)

    Empezamos la recopilación con este juego de Codemasters, que tiene todo lo que se puede pedir a un juego sobre F1. La última entrega es la más completa y perfeccionada de todas las que se han hecho hasta ahora. Ponerse a los mandos en F1 2013 es como montarse a pilotar un monoplaza… o como seguirlo por la televisión, porque igual de bien recreado está el control de los vehículos como toda la parafernalia de las retransmisiones.

    De entre todos sus modos, aunque sin desmerecer ninguno, destaca el Trayectoria, que pretende hacer campeón al jugador empezando desde su primer contrato en la competición. Cada carrera requiere una preparación diferente con respecto a cuestiones como los neumáticos, la mecánica o la estrategia de combustible, y por ello no hay dos iguales.

    En esta edición se han incluido circuitos, pilotos y vehículos clásicos de los años 80 y 90 en diferentes paquetes que reviven momentos míticos de la historia de la Fórmula 1.

    Ridge Racer Driftopia

    Bugbear Entertainment, 2013 (PlayStation Network, PC Steam)

    Ridge Racer, tras la su particular entrega de PS Vita en la que el jugador pagaba solo por el contenido que quería se ha vuelto free to play del todo, es decir, se puede jugar gratis pero incluye la posibilidad de que el jugador realice micropagos por contenidos más avanzados. La propuesta se asienta sobre las bases de Ridge Racer de toda la vida: vehículos muy veloces que corren por la ciudad derrapando por doquier y destrozando lo que se cruza por su camino.

    La particularidad de Driftopia es su sistema de cartas, que se otorgan tras conseguir un buen puesto en las carreras y potencian ciertos aspectos del vehículo. La principal limitación, y donde se encuentra el reto del juego, es en correr sin destrozar el coche, ya que para recuperarlo hay que usar unos limitados kits de reparación; limitados si no se paga, claro.

    Se trata de un juego muy social en el que se comparten puntuaciones y se juega contra las marcas de otros jugadores o amigos. Solo se encuentra disponible mediante descarga en Steam para PC y en PlayStation Network en la consola de Sony.

    Blur

    Bizarre Creations, 2010 (PlayStation 3, Xbox 360, PC)

    Los de Bizarre Creations (autores de Project Gotham Racing) le dieron a la cabeza para crear un videojuego de conducción original a base de copiar varias propuestas y juntarlas en una. Eso es Blur, la fusión de las ideas de arcades de velocidad como Need for Speed o Burnout con carreras de combate con potenciadores.

    La campaña publicitaria que llevó detrás aludía sutilmente a Mario Kart, que ha sido referencia en este terreno desde siempre, con alguna puyita para hacerse valer como una mejor propuesta. Aquel tráiler que decía “Corre como los mayores” no pasó desapercibido.

    La propuesta aúna gráficos y físicas realistas con vehículos licenciados y circuitos emplazados en ciudades como Tokio, Los Ángeles o Barcelona. Todo ello aderezado con rayos, escudos, turbos y minas para hacerse la puñeta unos a otros.

    Sonic & All-Stars Racing Transformed

    Sumo Digital, 2012 (PlayStation 3, Xbox 360, Wii U, PS Vita, 3DS y PC)

    Este es un juego apto para los nostálgicos de los videojuegos clásicos de los años 90 y también para los que disfrutan los juegos de karts arcade. Continúa la idea de Sonic & Sega All-Stars Racing de poner a correr a personajes de Sega en circuitos de sus juegos sobre vehículos que disparan objetos, pero amplía la oferta en varios aspectos, como en la plantilla: añade más sagas como Shinobi o Golden Axe y hasta a personajes que nada tienen que ver con Sega, como Rompe Ralph, una corredora de Nascar o los personajes de Team Fortress en PC.

    Sin embargo donde experimenta una evolución realmente interesante es en la conducción, ya que los circuitos alternan zonas de tierra, mar y aire, y esto provoca que los vehículos se transformen para correr por cada zona en coches, barcas o aviones.

    Ofrece diversión frenética y directa, especialmente adictiva en partidas multijugador en la misma consola o a través de internet; pero como propuesta para un solo jugador es igualmente recomendable por la gran variedad de sus pruebas.

    WipEout HD/Fury

    SCEE Studio Liverpool, 2008 (PlayStation 3)

    Esta veterana saga de velocidad con naves antigravitatorias dio el salto de generación con un título que deslumbra por su calidad visual, y 6 años después sigue luciendo tipo gracias a su alta definición a 1080p con 60 imágenes por segundo estables.

    La entrega, que se completó con una expansión, rescata circuitos y equipos de anteriores entregas y trae de vuelta una de las propuestas más imaginativas y llamativas de la generación: carreras futuristas con naves por circuitos imposibles con loopings, saltos y zonas con cambios de gravedad, acompañadas de armamento dañino, escudos y otros artilugios. Resulta un auténtico reto, sobre todo en sus últimos niveles, debido a la altísima velocidad que se alcanza y el grado de exigencia para mantenerse en pista sin explotar.

    El título se complementa además con WipEout 2048 (PS Vita), ya que si se tienen ambos de desbloquean mediante descarga paquetes de circuitos de una versión para la otra, y viceversa.

    Y estos han sido otros cinco juegos de velocidad y carreras que consideramos que hay que probar por su originalidad, realismo o diversión. En la siguiente entrega completaremos la lista de nuestros 20 favoritos. Si te perdiste alguna de las anteriores puedes echarlas un vistazo aquí: