¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Rivian negocia construir su primera fábrica europea en el Reino Unido

    Proceso de construcción de la Rivian R1T

    La automovilística estadounidense, que aún no ha comenzado la producción en serie de su primer modelo, se encuentra en negociaciones para levantar una fábrica en Bristol para modelos más pequeños al R1T y R1S. Sí, en el Reino Unido del «Brexit».

    Rivian Automotive se encuentra en una fase de expansión. Este año van a empezar a llegar a los clientes los primeros encargos del pick-upRivian R1T, más adelante llegarán los SUV R1S. La única fábrica de Rivian se encuentra en Illinois, donde antaño produjeron Chrysler y Mitsubishi cientos de miles de coches.

    Pero Rivian no se resigna a ser un fabricante estadounidense para su mercado doméstico, ni a tener únicamente dos modelos. Sabemos por la oficina de registro de patentes de EEUU que se han registrado más denominaciones, que se suman a las que ya dábamos por registradas, lo cual sugiere un incremento de la gama.

    Por lo visto, están yendo en orden. A los actuales R1T y R1S hay que añadir R1V en el mismo «segmento» (entendiéndolos por tamaño/plataforma). También se habían registrado en el siguiente nivel R2S, R2T y R2X. La V puede ser de «Van» (comercial) y la X podría significar «crossover».

    Unidades preserie de Rivian R1T y R1S

    Hace escasos días tuvimos conocimiento de que los niveles siguientes, presuponiendo que son hacia tamaños inferiors, también tienen reservas de nombre comercial: R3S, R4S, R5S, R3T, R4T y R5T. Todo esto nos hace suponer que los modelos para zona europea están más bien entre estos últimos.

    Dado que R1T y R1S son del tamaño más grande, es decir, el full-size americano, un R5T podría tener dimensiones mucho más modestas, como un Dacia Pick-up o similar. En cualquier caso, de cara a la expansión europea R1T y R1S son demasiado grandes.

    De acuerdo a la información de Sky News, representantes de Rivian llevan semanas negociando con autoridades del Reino Unido para establecer la primera fábrica fuera de Estados Unidos, la segunda en total, para abastecer al mercado europeo de los modelos de su marca (presumiblemente, más pequeños que R1S y R1T).

    Unidades preserie de Rivian R1S y R1T

    A pesar de que el Reino Unido está separado de la Unión Europea a todos los efectos debido al «Brexit», se logró un acuerdo comercial en el que no hay aranceles de un lado a otro de la frontera. Eso sí, sigue habiendo que pasar controles aduaneros, lo cual entorpece el flujo de mercancías en ambos lados.

    No es la única localización que se está considerando, según fuentes industriales también hay conversaciones para establecer la fábrica en Alemania o en Holanda. A priori, las localizaciones de Europa continental pueden resultar más atractivas porque el parque de proveedores en cuanto a electromovilidad es más maduro que en el archipiélago.

    Para la industria británica sería una buena noticia, ya que el «Brexit» durante años de incertidumbre ha cortado el grifo de las inversiones. Todas las fábricas grandes del Reino Unido están en manos de inversores extranjeros, ya que las reformas de sucesivos gobiernos sumadas a malas decisiones industriales precipitaron la muerte de todos los grandes constructores nacionales.

    La inversión podría rondar como mínimo los 1.000 millones de libras. La suma podría partir de los 2.500 millones de dólares (o, al cambio, unos 1.800 millones de libras) que aportaron los inversores el mes pasado. Entre los mismos podemos encontrar a la gigantesca Amazon o a Ford Motor Company.

    Si sumamos toda la inversión que ha logrado Rivian desde 2019, hablamos de cifras gruesas, unos 10.500 millones de dólares. De momento es un fabricante emergente, tiene bastante potencial porque apunta al mercado de pick-up, todoterrenos/SUV y comerciales eléctricos. Es un segmento que vende bien y de grandes márgenes.

    Es una gran diferencia respecto a Tesla, que ha atacado a los segmentos D y E de turismos de gama alta o Premium. De momento, Tesla no ha dado el salto a segmentos inferiores, aunque planifica su asalto a los pick-up full-size con el Cybertruck, y también en industriales pesados con el tractocamión Semi.

    Fuente: Sky News