¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Cae el Salón del Automóvil de Tokio 2021, la gran feria japonesa se retrasa hasta 2022

    Vista de los expositores del Salón del Automóvil de Tokyo 2019Japan Guide

    Hasta ahora no había noticias del Salón del Automóvil de Tokio, que tenía prevista su apertura de puertas para mediados del mes de enero de 2021. Sin embargo, las circunstancias mundiales han obligado a cancelar la celebración. Uno más que se suma a la larga lista de eventos cancelados, y que también mira a 2022.

    Como poco, todos los grandes eventos del motor miran a 2022. Tratan de ser optimistas ante la grave situación sanitaria que vive el mundo. Cae un salón más, esta vez el de Tokio, y del que no se sabía nada hasta ahora, más allá de que se pretendían abrir las puertas entre los días 15 y 17 de enero. Una decisión que los responsables tomaron hace tan solo unos días.

    De esta forma, el que iba a ser el primer gran salón del automóvil del año 2021 tampoco se celebrará. La última vez que la gran feria nipona abrió sus puertas fue un año antes de que el Covid-19 se extendiera por todos los rincones del mundo, y tampoco fue una de las mejores de su historia porque muchos fabricantes no asistieron al evento. Aún así, todas las esperanzas del Salón de Tokio estaban puestas en una nueva edición, la 47ª de su historia, que finalmente no se llevará a cabo con público.

    La 46ª edición del Salón del Automóvil de Tokio, la última en abrir sus puertas

    El Salón del Automóvil de Tokio 2021 no se celebrará físicamente, pero sí virtualmente

    Y es que los organizadores se les ha ocurrido inaugurar el evento de forma privada, y virtualmente. A los asistentes que ya habían adquirido la entrada, se les devolverá el importe, y se les permitirá asistir gratuitamente al evento desde el sillón de su casa, como a todos los interesados, por lo que el próximo 15 de enero -viernes- se abrirán sus puertas. Por ahora, se desconoce el tipo de formato, pero apuestan por una elevada dosis de realidad virtual y aumentada.

    Un formato similar el que podría seguir el Salón de Ginebra que, a tres meses de su inauguración, todavía se desconoce si finalmente abrirá sus puertas en un evento limitado al público y solo a la prens a internacional, o cerrará sus puertas a la espera de una mejora en la situación que permita su celebración. Lo que está claro es que, al menos, en toda la primera mitad de 2021 no volveremos a asistir a un salón del automóvil.

    Si bien los japoneses ya miran a 2022, como los de Bruselas y la gran mayoría de ferias, en el caso de la organización de Chicago que también tenía planificada su celebración en las primeras semanas del año, se remiten a la próxima primavera, aunque sin confirmar fechas. Que la situación revierta a un punto más normal es lo deseable, pero no permitirá la celebración de actos multitudinarios como los del pasado. Y, además, hay que sumar la actitud y opinión de los fabricantes que, si ya estaban ahorrando miles de millones sin asistir, puede ser la puntilla definitiva a los salones.