¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarSchmidt y Calmels fulminan su asociación para correr la Indy 500

El equipo de Sam Schmidt ha confirmado de forma discreta el fin de su acuerdo con el equipo francés para las 500 millas de Indianápolis de 2018.

Tristan Gommendy era el piloto designado, pero el test planeado para octubre nunca se produjo.

Danica Patrick pasa a ser la favorita para el tercer asiento tras enfriar Ganassi los rumores sobre su acuerdo.

La planeada asociación de Schmidt Peterson Motorsports con Calmels Sport para alinear un monoplaza para Tristan Gommendy en las 500 millas de Indianápolis ha sido cancelada, según ha confirmado oficialmente el equipo este mismo jueves. Esta decisión llega menos de tres meses después de que ambas partes anunciasen, primero a través de la revista francesa Auto Hebdo, y después por los canales oficiales, un acuerdo para convertir el tercer coche de Sam Schmidt en una participación 100% francesa de cara a la gran carrera americana, que disputará su edición 102 el próximo 27 de mayo.

En un escueto comunicado, se especifica que "Schmidt Peterson Motorsports y Calmels Sport han acordado de forma mutua terminar su asociación para un programa en las 500 millas de Indianápolis de 2018. Schmidt seguirá concentrándose en elevar el nivel de rendimiento de su participación en la IndyCar. Ambas partes se desean lo mejor para el futuro". Este anuncio llega un mes después de que una información del medio estadounidense RACER apuntase a que el acuerdo se había estancado, y que la mala prensa que levantó el pasado criminal de Didier Calmels había hecho mella en las relaciones entre ambas partes.

El empresario francés, co-propietario del equipo de resistencia Signatech Alpine, cumplió seis años en prisión entre 1990 y 1996 por el asesinato de su mujer, dejando huérfanos de madre a sus cuatro hijos por un arrebato "pasional" de celos. En el momento de anunciar el acuerdo, Sam Schmidt aseguró que "el asunto es de dominio público y hemos estado al tanto de ello en nuestras conversaciones" y que "Didier ha cumplido sus obligaciones y ha pasado a ser un exitoso empresario y dueño de equipo en Europa". Pese a su posterior reinserción, esos antecedentes no pasaron desapercibidos para importantes medios de la prensa americana, como USA Today, Yahoo Sports o el local IndyStar, una de las mayores autoridades en la Indy 500, quienes la destacaron en sus titulares.

Tras fracasar unas negociaciones previas con Andretti Autosport para alinear a Jean-Éric Vergne, y espoleado por el éxito de la aventura de Fernando Alonso, Calmels replanteó su proyecto con Schmidt en julio de este año, asegurando los servicios del veterano Gommendy, piloto de resistencia que compite en la European Le Mans Series y que subió este año al podio absoluto de las 24 horas de Le Mans en tercer lugar. El francés compitió en la última temporada de la Champ Car hace 10 años, y habría sido el tercer piloto francés en intentar participar en la edición de 2018, tras el campeón de la IndyCar Simon Pagenaud y el tetracampeón de la Champ Car Sébastien Bourdais.

Los términos del acuerdo contemplaban un coche pintado como el Larrousse que compitió en Fórmula 1 en 1987, cuyo render se mostró en la portada de Auto Hebdo, y una programación especial de Canal+ Francia que incluía un documental sobre la formación del equipo. Gommendy, que se hizo una sesión de fotos en Indianápolis como Calmels, había probado el simulador de Dallara y planeaba realizar un primer test en óvalo el pasado mes de octubre, que nunca llegó a producirse, y la última actividad de la cuenta de Twitter de Calmels Sport se produjo el 5 de noviembre, tres días antes de la información de RACER. Todo ello, indicios de una muerte anunciada que no se ha oficializado hasta ahora.

Danica Patrick, favorita para subirse al coche de Schmidt

Con este acuerdo cancelado, todas las miradas sobre el tercer coche que, con toda probabilidad, Schmidt alineará en las 500 millas de Indianápolis se ciernen sobre Danica Patrick. Tras un periplo de seis temporadas en la NASCAR infructuoso a nivel deportivo, la veterana piloto estadounidense anunció hace pocas semanas su intención de terminar su carrera deportiva en la edición del año próximo, regresando a la prueba siete años después, aunque confirmó a su vez que no había llegado aún a un acuerdo con ningún equipo.

Chip Ganassi Racing parecía la opción más lógica para ella, debido a que también compiten en la NASCAR y a las palabras de un Chip Ganassi que se mostró proclive a evaluar un posible acuerdo, pero el propio Ganassi aclaró este miércoles que le había sorprendido que todo el mundo diese "demasiada importancia" a sus palabras, afirmando que "no hay nada inminente" y que "hay una pequeña probabilidad de que pase". Dado que Penske y Andretti, los otros dos grandes equipos de la parrilla, ya han manifestado que no tienen hueco para ella, Schmidt pasaría a ser, junto a sus viejos conocidos en Rahal Letterman Lanigan Racing, una de sus mejores opciones para competir en la Indy 500.

Fotos: Schmidt Peterson Motorsports

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto