Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

SEAT y CUPRA insinúan que la nueva norma de emisiones obligará a bajar las prestaciones

Las cuentas no salen. Los exigentes requisitos que la Unión Europea ha impuesto en materia de emisiones obligará a los fabricantes a reducir el rendimiento de los motores en los próximos años. Los responsables de SEAT están convencidos de que las nuevas medidas afectarán significativamente a la potencia de las versiones más deportivas.

Concepto del CUPRA Formentor en el Salón de Ginebra 2019

En las últimas semanas habrás leído que el futuro CUPRA León se ofrecerá con una versión híbrida enchufable con una potencia máxima de 245 caballos, lo cual choca completamente con el modelo que se comercializa hoy bajo la marca española con 55 caballos más. Es decir, llega a la barrera de los 300 CV.

Y empiezan a surgir las preguntas entre los clientes. ¿Por qué una reducción de potencia tan significativa? ¿Será esa cifra la más baja y la marca deportiva de SEAT ofrecerá algo por encima para igualar al modelo actual? Porque, realmente, no se comprende que un nuevo modelo, que tiende a ser algo más prestacional que el anterior, pierda potencia. Pero tiene su explicación.

Luca de Meo, máximo responsable de la marca española, ya ha confirmado que "el nuevo León aparecerá en 2020 con carrocería de cinco puertas y el familiar ST, incluyendo versiones híbridas enchufables de hasta 245 CV y con unas emisiones de CO2 de 50 g/km", palabras rectificadas en parte por Wayne Anthony Griffiths, jefe de CUPRA, que ha matizado que los híbridos enchufables de alto rendimiento solo se verán en los modelos deportivos.

El nuevo SEAT León, en fase de pruebas, llegará en 2020 con versiones híbridas enchufables

Skoda seguirá la misma línea. El nuevo Octavia RS contemplará las tres opciones mecánicas disponibles, combustión de gasolina y diésel, más un híbrido enchufable y, por ahora de Volkswagen no se conocen sus intenciones reales; mientras que el Golf GTI seguirá siendo un modelo de gasolina puro y duro, con el Golf R las cosas no están tan claras con el límite de emisiones de CO2 de 95 g/km para cumplir en 2020.

Teniendo en cuenta estos factores, las palabras de Luca de Meo no pueden caer en saco roto. Cumplir con los estándares de emisiones y ofrecer una elevada potencia solo es posible hoy con un sistema híbrido enchufable, pero tampoco hay que descartar que la marca española reduzca la potencia en el nuevo compacto deportivo, especialmente si pretenden bajar del límite autoimpuesto de 50 g/km.

Lo que sí podemos decirte es que el primer desarrollo híbrido enchufable de CUPRA ya está siendo probado, una combinación del motor de gasolina de cuatro cilindros, el 1.5 TSI Evo de 150 CV, y un motor eléctrico que sumará los 95 CV restantes, un grupo propulsor que también se trasladará a otras marcas del gigante alemán. La pregunta que queda en el aire es si Volkswagen también lo utilizará después de negar que el tope de la gama Golf se convierta en un híbrido enchufable.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto