¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Sébastien Ogier asciende al Olimpo de los dioses del WRC

Sébastien Ogier ha sumado en el Rally RACC de Catalunya su trigésimo séptima victoria en el Campeonato del Mundo de Rallies.

A pesar de no mostrarse tan dominante como en otras temporadas, Ogier ha alcanzado su cuarto título de campeón a los 32 años.

Sébastien Ogier ha conquistado su cuarto título de Campeón del Mundo de Rallies consecutivo con su victoria en el Rally RACC de Catalunya , cerrando así una era de absoluto dominio en el WRC. Desde que fichó por Volkswagen Motorsport en 2012 y debutó a los mandos del Polo R WRC en 2013, nadie ha podido frenar al piloto natural de Gap y a su copiloto Julien Ingrassia. En su mano está prolongar este dominio con la llegada de la nueva generación de World Rally Cars, pero lo que ya nadie le puede negar es que ha sido el auténtico rey del Mundial en los últimos cuatro años.

De hecho, Sébastien Ogier con sus cuatro títulos de campeón del WRC iguala los campeonatos conseguidos por Tommi Mäkinen -ahora patrón del proyecto de Toyota- y Juha Kankkunen, lo que le coloca directamente en el Olimpo de los dioses del WRC, compartiendo sitio de honor con estos dos pilotos, pero todavía a la sombra de un Sébastien Loeb que sumó un total de nueve entorchados en la categoría. Todavía está lejos esa cifra, pero Ogier ya es por derecho propio el segundo piloto francés más laureado de la historia del WRC y uno de los mejores de la historia.

Si algo ha caracterizado la supremacía de Sébastien Ogier durante estas cuatro temporadas ha sido su aplastante ratio de victorias. Ganó nueve rallies de trece en su primer año con el Polo R WRC, mientras que se impuso en ocho pruebas tanto en 2014 como en 2015, cerrando así sus tres primeros títulos. Una tendencia que entre otras cosas hizo debutar un nuevo reglamento de orden de salida que se ha conocido como regla 'anti-Ogier' y que sin duda ha lastrado sus increíble volumen de victorias. A pesar de ello, Sébastien Ogier ha sumado en Salou su trigésima séptima victoria en el Mundial.

Sin embargo, tener que abrir pista en las dos primeras etapas de cada rally ha provocado que Sébastien Ogier acumule sólo cinco victorias en 2016, después de terminar segundo en las citas de México y Argentina o acabar tercero en Portugal y Cerdeña, dos pruebas donde se vio muy perjudicado por esta circunstancia. Aunque todavía puede elevar el número de triunfos a siete en las dos últimas pruebas del año, lo cierto es que la presente temporada ha servido para ver a un Sébastien Ogier menos aplastante, aunque más regular y quizá todavía más temible.

Con todo, Ogier ha conseguido a lo largo de 2016 ganar sobre el asfalto helado del Rally de Montecarlo, sobre la nieve de Suecia y en el asfalto del Rally de Alemania y del Tour de Corse, triunfos a los que hay que sumar la victoria en el único rally mixto de la temporada como es el Rally RACC. A modo de guinda del pastel y en plena búsqueda del cuarto título de marcas para Volkswagen, el piloto de Gap todavía tiene la opción de ganar sobre el habitual barro del Rally de Gales y sobre la tierra del Rally de Australia para dominar sobre todas las superficies.

Fotos: Motor.es / Eric Alonso

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto