Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los sedanes en Europa: de una complicada situación a un aciago futuro

Repasamos las principales causas de la caída en desgracia de los sedanes en Europa. En el pasado los monovolúmenes hirieron de manera importante a las berlinas, mientras que los SUV y Crossover han terminado por dejar en estado de cuasi «muerte clínica». ¿Qué futuro les depara a los sedanes en Europa? En el horizonte se atisba un cielo negro.

Peugeot 508

Muchas berlinas, como el Peugeot 508, se están reinventando y adoptan una línea más propia de un coupé de 4 puertas.

Si existe una víctima directa del auge de los SUV, además de los monovolúmenes, son las berlinas. Este tipo de coches nunca ha dominado el mercado europeo pero han tenido una presencia importante en los segmentos superiores. No obstante, lo atractivo que lucen hoy, y la conducción mucho más deportiva respecto a los SUVs, la mayoría de los consumidores en Europa no consideran a las berlinas como el vehículo justo para el uso diario.

A diferencia de lo que pasa en China o Estados Unidos, en donde los sedanes tienen todavía un protagonismo e inundan gran cantidad de sus vías, en Europa la situación es bien diferente. Hasta ahora la demanda en nuestro continente se ha concentrado en los hatchbacks y más recientemente en los SUVs, y esto se está haciendo cada vez más evidente con el paso de los años. Cada vez hay menos berlinas en las calles.

Hace 20 años las matriculaciones de berlinas en Europa totalizaron 2,12 millones de unidades. En aquella época el mercado era muy rico en cuanto a oferta, pues esta estaba compuesta no solo por las berlinas del segmento medio y alto sino también por sedanes compactos y en algunos casos subcompactos. Según los datos de JATO Dynamics, el volumen matriculado registró un récord de 2,31 millones en 1999, equivalentes al 14,7% del mercado.

Volkswagen Jetta

La nueva generación del Volkswagen Jetta no se venderá en Europa.

Pero luego las cosas comenzaron a cambiar con la llegada de los monovolúmenes. Coches como el Renault Scénic, Citroën Xsara, Nissan Tino, Fiat Multipla y otros iniciaron su particular carrera en Europa, con un importante éxito para algunos de ellos. Su popularidad significó menos participación de mercado para los segmentos más vulnerables. Las berlinas no ofrecían la misma versatilidad y confort interior que los modernos monovolúmenes.

Esto comenzó a evidenciarse a partir del año 2000 cuando las ventas cayeron un 11% totalizando 2,05 millones de unidades. La situación siguió empeorando hasta 2004 con 1,49 millones de vehículos. A pesar del aumento visto en el año 2005 (+2%), la demanda no paró de caer hasta el peor año de la crisis económica, es decir hasta 2013 cuando se matriculó el nivel más bajo de los últimos 20 años: 605,000 unidades. Una cifra que supone una caída del 4,9% de la participación de mercado.

El año pasado los consumidores en Europa se decantaron por 672.000 berlinas, que equivalieron al 4,3% del mercado. Después del auge y caída de los monovolúmenes, el nuevo verdugo de las berlinas fue el SUV, que se hizo popular con el lanzamiento de la primera generación del Nissan Qashqai en 2007. Hoy en día la situación no solo es pobre desde el punto de vista de la demanda sino también de la oferta, pues ya casi no existen berlinas en el segmento C, y aquellas del segmento medio enfrentan un duro panorama. Mientras tanto los segmentos superiores están solo dominados por las marcas premium.

Nissan Qashqai

La llegada del Nissan Qashqai al mercado lo cambió todo. El SUV de Nissan ha sido el nuevo verdugo de las berlinas en Europa.

En España se evidencia la misma tendencia, pues los totales cayeron desde las 326.500 unidades en 1999 a los 40.200 vehículos en 2017. Caídas similares en Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, los países nórdicos y el Benelux. La situación no pinta nada bien para este tipo de coches, tal y como se ve no solo en los datos de matriculaciones sino también en las medidas tomadas por los fabricantes. Mientras que Volkswagen ha ya descontinuado el Jetta, ni SEAT ni Nissan ofrecen sedanes en sus gamas. Citroën por su parte acaba de jubilar al C5 sin un sucesor a la vista.

A medida que los SUV siguen sumando adeptos, aumenta la probabilidad de que las berlinas se conviertan en un coche de presencia residual, o al menos en un segmento dominado por los premium. El consumidor decide, pero el mercado perderá una carrocería que ha siempre brillado por su belleza.

Fuente: JATO Dynamics

Noticias relacionadas

  • Comentario de Jorge
    10/07/2018 (19:11)

    Jorge

    "Y en esas nos encontramos, que nos perdemos productos cojonudos como el Honda Accord Hybrid o el nuevo Insight, o sólo nos traen SUV en su variante traccion delantera. Ni en Nissan es posible asociar la versión más potente de gasolina al 4x4, estamos tontos, esta época en el automovilismo doméstico se estudiará como un desvarío de la humanidad con el paso del tiempo, cada vez coches mas altos y más gastones, bien de diesel y de sistemitas anticontaminación que no cumplen y menos aun con el paso del tiempo, total para qué, para llevar a los nenes al cole a 1 km de la puerta de casa, no vaya a ser que nos cansemos todos o para ir a trabajar una persona sola en un monstruo que se acerca a las 2 toneladas. Estamos tontos..."

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto