¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Seguro de coche por días: ¿cómo funciona y qué cubre?

    ¿Tienes un clásico que sólo utilizas esporádicamente? Quizá el seguro por días sea una opción válida.Pixabay

    Tener un segundo coche o un vehículo de ocio, usar el transporte público, movernos de forma sostenible… cada vez existen más motivos por los que el modelo de seguro por días se está abriendo hueco en nuestro país, previsiblemente para quedarse.

    No es para menos. Se trata de una solución eficiente para asegurar las coberturas básicas obligatorias de los vehículos por un corto periodo de tiempo (inferior a 28 días) frente al que especifican las cláusulas de seguro estandarizadas, que marcan 1 año como período de relación contractual entre asegurado y aseguradora.

    Y es que estos seguros nos permiten cumplir con la ley de circulación, puesto que estaremos contratando un seguro de responsabilidad civil con coberturas básicas obligatorias por un período tan corto como se desee, desde un día de duración.

    Cualquier tipo de vehículo puede ser objeto de este tipo de seguro

    Una vez terminado el tiempo de seguro contratado, este se extinguirá por sí solo y podrás decidir si contratas cualquier otro seguro o, en el caso de que tu vehículo no vaya a circular, no invertir en ello (pero cuidado con las posibles consecuencias de aparcar en la calle sin seguro).

    ¿Qué vehículos pueden contratar un seguro por días?

    Cualquier vehículo puede ser objeto de este tipo de seguro. Especialmente interesante puede resultar para el caso de vehículos de ocio: quads, embarcaciones, coches en segundas residencias, autocaravanas, etc., pero en el ámbito laboral podría resultar igualmente de gran utilidad tener la opción de asegurar un vehículo de trabajo que usemos puntualmente, como puedan ser grúas, tractores, cosechadoras, furgones de carga, etc.

    Cualquier coche puede ser válido para un seguro por días, pero mucho cuidado con las coberturas, que serán muy escasas por defecto.

    Esto no significa que su uso quede limitado para otros vehículos: un coche que se utilice únicamente para viajes largos o salidas de fin de semana, así como circunstancias en las que vayamos a dejar nuestro vehículo en reposo durante largas temporadas, son motivos por los que podemos sopesar la contratación de este tipo de seguros.

    Del mismo modo, si prevemos vender nuestro vehículo en las siguientes semanas a la finalización de nuestro contrato de seguro habitual, esta fórmula nos puede resultar beneficiosa.

    ¿Cómo se contrata un seguro por días?

    Los requisitos para poder optar a estos contratos son muy sencillos: ser mayor de 21 años y contar con al menos un año de antigüedad en el carnet de conducir. Si cumplimos con estos dos puntos, podremos utilizar este tipo de servicio de corto plazo. Con el que, además, se realizan todas las gestiones online y, en muchos casos, tendremos la cobertura activa en pocos minutos.

    Entre sus ventajas, ya hemos enumerado la facilidad y rapidez de contratación, y, por supuesto, se ha ganado un sitio propio en el mercado gracias a su temporalidad, que se adapta perfectamente a las necesidades individuales.

    Pero no podemos afirmar que entre sus virtudes, esté la economía. No se trata, en absoluto, de una opción que debamos valorar por su potencial de ahorro, si no de servicio. Sin duda, nos compensará pagar entre 20€ y 30€ al día si tenemos que llevar un coche que habitualmente está parado a pasar la revisión de la ITV o vamos a hacer una escapada, sabiendo que, después, el vehículo, volverá a estar parado durante un tiempo. Para largos periodos de cobertura existen otras opciones, como los seguros convencionales que tienen un largo recorrido y nos ofrecen alicientes para asegurar un vehículo durante meses o años.

    Coberturas

    Sin duda, el punto más débil de este tipo de solución lo encontramos en este apartado. Se trata de un seguro de cobertura básica, lo que llamamos «a terceros», y dejará cualquier daño al propio vehículo sin cobertura (no incluirá lunas, ni robo, ni incendio o cualquier daño provocado al propio coche haya o no un accidente), tampoco será válido fuera de territorio español y debemos tener en cuenta que los seguros por días no cubren algunas cosas que, por defecto, sí cubren los seguros anuales.

    De manera que, antes de tomar la decisión, debemos comprobar las coberturas con las que sí contaremos. Por ejemplo, la defensa jurídica es de obligada inclusión en la cobertura básica. No obstante, la mayoría de empresas que ofrecen este servicio tienen un catálogo de coberturas opcionales con sobrecoste.

    En definitiva, el seguro por días es un producto que debía llegar al mercado y que cubre un vacío en el que todos los propietarios de vehículos nos encontramos en algún momento, pero que no desplazará definitivamente al modelo de seguro estandarizado actual.