¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Shelby GT500 EXP 'Little Red': restaurado uno de los Mustangs más caros y exclusivos

15
Shelby GT500 EXP 1967 'Little Red'Barrett-Jackson

Durante los eventos de Barrett-Jackson en Scottsdale fue presentada una de las piezas más importantes del automovilismo estadounidense, el ejemplar único del Shelby GT500 EXP conocido como 'Little Red'. Una unidad experimental que acaba de ser restaurada tras haber sido descubierta abandonada en un campo donde languideció durante décadas, a pesar de estar considerado uno de los Mustangs más caros de la historia.

Hace unos pocos años os contamos la historia del descubrimiento de este ejemplar, una de las dos únicas unidades fabricadas por Shelby en carrocería notchback (coupé 3 volúmenes) y a la que se le había perdido la pista prácticamente desde su creación, a finales de los años sesenta. Por lo que llevaba décadas desaparecido, a pesar de ser una de las piezas más raras y destacadas que salieron de las instalaciones de Ford y Carroll Shelby.

Este ejemplar fue descubierto abandonado a la intemperie, sin protección de ningún tipo y prácticamente despiezado, en un campo de la Texas rural. Las imágenes del modelo durante el rescate son descorazonadoras, debido al pésimo estado en el que se encontraba el prototipo. Sin embargo, aún mantenía algunas de sus principales características e incluso su pintura roja original, ya sin brillo después de años al aire libre.

En este estado fue descubierto el raro prototipo.

Este ejemplar perteneció a una cortísima serie de prototipos creadas por Shelby en colaboración con Ford para investigar y encontrar el techo de rendimiento del Ford Mustang de primera generación, además de servir como banco de pruebas rodante de nuevas tecnologías, tales como el sistema de inyección electrónica Conelec, los frenos de disco a las 4 ruedas e incluso un eje trasero multibrazo. Elementos que eran toda una exquisitez tecnológica en la industria estadounidense de la época.

Además, durante su vida como prototipos de pruebas disfrutaron de diversos motores V8, tanto atmosféricos como sobrealimentados (otra rareza para la época y el modelo), incluyendo el brutal bloque Ford 428 CJ-X big-block experimental de 7.0 litros. No hay cifras exactas de potencia, pero hay informes que aseguran que en algunas configuraciones estos prototipos contaron con mecánicas que entregaban cerca de 600 caballos, muy por encima de lo que Ford y Shelby comercializaban en ese momento. Actualmente, estos cuentan con una potencia en torno de los 540 CV, cifra también notablemente más alta que la que entregaban los GT500 de la época.

De esta serie de prototipos experimentales fueron creados solo dos unidades, una de ellas un modelo 1968 en carrocería coupé acabada en color verde Lime Gold que recibió el apodo ‘Green Hornet’ y la otra un coupé modelo 1967 de color rojo Candy Red, apodada ‘Little Red’. Aunque ambas son muy parecidas, lo cierto es que cuentan con numerosas pequeñas diferencias, como en el frontal, donde encontramos parrillas muy similares pero ligeramente distintas, pues el prototipo verde adoptó la parrilla del modelo ‘67 para poder acoger las ópticas auxiliares. Además de los capós con distintas entradas de aire, debido a que ambos prototipos fueron empleados para el desarrollo de distintas versiones de Shelby y Ford.

Los Shelby GT500 EXP 1968 'Little Red' y 'Green Hornet' ya restaurados y reunidos por primera vez.

El descubrimiento de esta rara pieza única fue obra de un proyecto organizado por los propietarios de la casa de subastas Barrett-Jackson, quiénes precisamente poseen el ejemplar apodado ‘Green Hornet’, con apoyo de las firmas Shell y Pennzoil, además del especialista en vehículos clásicos Jason Billups.

Ahora, 2 años después de haber sido anunciado su descubrimiento y posterior rescate, la casa de subastas Barrett-Jackson ha presentado públicamente y en vivo el Shelby GT500 EXP ‘Little Red’ tras ser sometido a un laborioso proceso de restauración.

Como podemos ver en esta serie de fotografías publicadas por Barrett-Jackson, el prototipo ‘Little Red’ se encuentra en perfecto estado y básicamente como salió de las instalaciones de Shelby Automotive en su día, aunque desconocemos cuántos elementos son de nueva factura y cuántos son realmente originales. En estos momentos se está realizando un documental que trata la historia de estos dos raros ejemplares y el descubrimiento y posterior restauración de ‘Little Red’. Esperamos que este documental de respuesta a todas nuestras dudas.

Los 4 Mustang Shelby GT500 en Scottsdale, todos ellos de Craig Jackson.

El modelo recién restaurado ha sido expuesto durante los eventos de Barrett-Jackson en Scottsdale junto al prototipo ‘Green Hornet’ y dos unidades del nuevo Shelby GT500 2020, que para la ocasión lucían los colores Candy Apple Green y Rapid Red en sus carrocerías. Se da la circunstancia que todos los ejemplares son propiedad de Craig Jackson (CEO de Barrett-Jackson), y que la unidad expuesta de carrocería Candy Apple Green es el número de bastidor #001 del nuevo GT500 2020, que fue comprado por Jackson por 1.1 millones de dólares.

Noticias relacionadas

Shelby GT500 EXP 'Little Red': restaurado uno de los Mustangs más caros y exclusivos
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto