¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Shelby GT500 EXP: el Mustang más valioso de la historia vuelve a ser restaurado

4
Shelby GT500 EXP 'Green Hornet'Barrett-Jackson

En esta edición del SEMA Show de Las Vegas ha sido expuesto el Shelby GT500 EXP 'Green Hornet' tras ser sometido a un nuevo y laborioso proceso de restauración. Este raro y valioso prototipo de la primera generación del Mustang fue desarrollado para testar lo que en aquel momento eran tecnologías tan innovadoras como un esquema de suspensión trasera independiente, inyección mecánica o los frenos de disco en las 4 ruedas.

Aunque la verdadera novedad de Shelby American para esta nueva edición del SEMA Show de Las Vegas es el Shelby GT500 Dragon Snake 2020 que precisamente ha sido presentado en este evento, lo cierto es que otro Shelby GT500 es el que ha acaparado toda la atención en el Convention Center de Las Vegas, el ejemplar único del Shelby GT500 EXP de 1968, el prototipo conocido como ‘Green Hornet’.

Este ejemplar perteneció a una corta serie formada por solo 2 prototipos que fueron desarrollados por Shelby en colaboración con Ford sobre el Shelby GT500 '68. En principio, su propósito era el de crear una nueva versión del modelo de producción, pero luego fueron destinados a servir como banco de pruebas rodante de nuevas tecnologías, por lo que contaron con una configuración mecánica y de bastidor muy distinta a la del resto de unidades regulares del GT500.

Entre estas novedades encontramos un nuevo esquema de suspensión con un elaborado eje trasero multibrazo, frenos de disco en las 4 ruedas o un sistema de alimentación por inyección. Elementos que hoy día son habituales para cualquier modelo de calle pero que en aquel entonces eran toda una novedad. De hecho, algunas de esas innovaciones tardaron más de 20 años en ser comunes en todos los segmentos del mercado.

Estos prototipos no solo eran especiales por su novedosa configuración mecánica y de bastidor, sino que fueron las dos únicas unidades fabricadas del Shelby GT500 con carrocería notchback, de tipo coupé de 3 volúmenes en lugar de la habitual carrocería fastback. Uno de los ejemplares fue pintado de color verde y por ello recibió el apodo 'Green Hornet', mientras que el otro contaba con la carrocería en color rojo Red Candy, siendo apodado 'Little Red'.

Lamentablemente, ni Ford ni Shelby decidieron conservar los prototipos, por lo que ambos acabaron siendo víctimas del tiempo y solo la fortuna impidió que desaparecieran. Del prototipo se perdió el rastro casi inmediatamente, pues no hay registros del modelo desde inicios de la década de los setenta hasta que milagrosamente apareció abandonado y casi despiezado en un campo a inicios de 2018.

Uno de los Mustang más valiosos del la historia.

El prototipo verde fue despojado de su configuración única y reconstruido como un ejemplar más del Shelby GT500 para ser vendido a un empleado de Ford. Tras pasar por varias manos, acabó en el garaje del propietario de un concesionario Ford de Michigan, quien desconocía por completo el origen del modelo. Fue su hijo quien, en la década de los ochenta y gracias a un libro, descubrió que el Shelby de su padre era una unidad muy especial del modelo. A esas alturas y debido al desconocimiento de su verdadera naturaleza, el modelo había recibido varias modificaciones.

El Shelby GT500 ‘Green Hornet’ fue restaurado y devuelto a su condición original en 1993, pero ahora ha sido restaurado de nuevo por sus actuales propietarios, la casa de subastas Barrett-Jackson, quienes también fueron responsables del descubrimiento del prototipo ‘Little Red’, en colaboración con Shell y Pennzoil.

Hace unos años, mucho antes de esta nueva restauración, 'Green Hornet' alcanzó una puja de 1.8 millones de dólares en una subasta, la más alta de la historia para cualquier versión del Mustang, sin embargo, esta impresionante cifra no fue suficiente para alcanzar su elevado precio de reserva, de ahí que no sea oficialmente el Mustang más caro de la historia, a pesar de serlo.

Futuro protagonista de un documental.

Tras su presentación en el SEMA Show 2019, 'Green Hornet' va a ser protagonista de un documental que contará la historia de estos únicos y raros prototipos. En estos momentos, ‘Little Red’ también está siendo sometido a una extensa restauración, puesto que muchos de sus elementos han desaparecido, incluida su mecánica de 8 cilindros.

Noticias relacionadas

Shelby GT500 EXP: el Mustang más valioso de la historia vuelve a ser restaurado
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto