¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Skoda Superb iV prueba futuras soluciones de conducción autónoma [vídeo]

    El prototipo autónomo del nuevo Skoda Superb iV Skoda

    ¿Un conductor manejando dos coches? Por ahora, es una tecnología experimental pero en la que está trabajando Skoda. La firma checa, junto a los ingenieros especialistas de una universidad local, han logrado que un Superb iV siga fielmente las maniobras del vehículos precedente.Un sistema que tendrá más aplicación en la movilidad compartida que en la individual.

    Skoda trabaja en un paso más de la avanzada tecnología que cuentan los asistentes de conducción. Los primeros prototipos ruedan en las calles interiores del campus universitario, ya que no cuentan con permisos para realizar ensayos en carreteras públicas, pero dan una vista del potencial del futuro.

    La marca checa se ha embarcado en un proyecto muy ambicioso, que recibe el nombre de «Follow the Vehicle», y basa su funcionamiento en el tren de carretera combinado con la conducción autónoma. Se trata de solución técnica que implica a dos unidades del Skoda Superb iV, en el que una unidad es capaz de seguir a la precedente reproduciendo todas sus maniobras. Si el primero realizar un giro y se incorpora a una nueva vía, el segundo lo hace de la misma forma.

    El proyecto "Follow the Car" de Skoda, una futura solución de conducción autónoma para movilidad compartida

    Casi se puede decir que un sistema puede conducir dos vehículos. Fuentes del proyecto apuntan que se trata de una tecnología más enfocada a la movilidad compartida que a la individual, y en el que el vehículo que encabeza la comitiva es el que manda, el que se encarga de establecer la velocidad, dirección, ruta o carril de circulación.

    Las dos unidades están equipadas con avanzada tecnología y soluciones de comunicación con infraestructuras «Car-to-X», un equipamiento con el que cuentan las versiones híbridas enchufables del Skoda Superb iV y que también permiten comunicarse con otros vehículos a través de antenas y dispositivos con internet 4G, LTE y 5G, sensores y radares.

    De esta forma, el esclavo recoge toda la información del primero, relativos al ángulo de dirección, velocidad, aceleración o frenado para poder reproducir los movimientos del primero, si bien la firma ha señalado que esta segunda unidad debe permanecer a una distancia máxima de hasta 10 metros respecto del primero. Las cámaras especiales equipadas permiten reconocer la imagen e identificar objetos tridimensionales monitorizando en tiempo real el perímetro, evitando colisiones.

    Skoda muestra el funcionamiento del vehículo esclavo en su tecnología de tren de carretera