¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Skoda Vision S, los checos nos adelantan el diseño de su SUV

    Estamos ante un anticipo, ante una visión creativa de lo que será el primer SUV de la marca checa, el Skoda Vision S. Es innegable el impresionante trabajo de diseño acometido, y todos esperamos que llegue al mercado de forma muy semejante.

    Skoda sabe cómo pocas generar intriga antes de cada lanzamiento. La marca checa tenía una hoja de ruta claramente marcada, primero reforzar su gama de productos actual, para después dar el paso al mercado SUV. Este es el primer boceto que vemos de su primer crossover, denominado Skoda Vision S.

    Si os acordáis, allá por el 2014, en el Salón de París, vimos el Skoda VisionC. Aquel prototipo en formato berlina nos introdujo la nueva filosofía de diseño de la marca para sus grandes modelos, como el Skoda Octavia y el posterior Skoda Superb. Hoy estamos ante algo semejante, pero en este caso diseño que veremos en su SUV.

    La imagen es poderosa y contundente. Con un estilo muy campero y agresivo, con un frontal que presenta faros divididos, al más puro estilo Citroën. Ópticas de LED que dejan espacio a una parrilla estrecha, pero típica Skoda, que confluye de un capó con nervaduras muy marcadas.

    Skoda todavía no nos ha adelantado el nombre de su primer SUV, todo apunta a que recibirá la denominación Snowman, pero lo que sí nos ha dicho son sus dimensiones. 4,7 metros de largo, 1,91 de ancho y 1,68 de alto. Medidas muy superiores a las del Nissan Qashqai, que servirán para ofrecer tres filas de asientos y un espacio generoso. Identidad de marca.

    Se puede apreciar en el lateral, que al igual que en el frontal, enfatiza el carácter crossover del Vision S. Un nervio muy marcado recorre todo el largo, a lo que hay que sumar unos pasos de rueda bastante rectangulares y rematados por un protector de plástico. La línea del techo apenas desciende, y lo hace abruptamente al llegar al pilar C, lo que nos permite adivinar que habrá espacio de sobra para las cabezas en todas sus filas.

    Para rematar, la trasera es tan, o más, espectacular que el resto de zonas. Una vez más se nos presentan faros estrechos, muy recogidos, con una luna posterior de gran tamaño y un parachoques fuerte con dos generosas salidas de escape. Seguro que la versión de producción no será así, pero nos permite imaginar las posibilidades de este su primer SUV.

    Si los planes de Skoda siguen cómo deben, deberíamos ver al Skoda Snowman, o también podría ser Skoda Kodiak, en el Salón de París del mes de octubre. Antes, en el Salón de Ginebra, conoceremos a su primo lejano, el SUV de SEAT, que ya se ha dejado ver en ciertas filtraciones que ayer mismo os mostramos.