¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El SSC Tuatara es el nuevo deportivo más rápido del mundo (al fin)

    15
    SSC TuataraSSC North America

    SSC North America ha confirmado que el SSC Tuatara ha logrado alcanzar los 455.3 km/h (282.9 mph) en unas pruebas realizadas recientemente en la pista de pruebas Johnny Bohmer del Kennedy Space Center, en Florida. Por lo que el deportivo estadounidense se convierte por derecho propio en el nuevo modelo de producción más rápido del mundo, al superar los 447.2 km/h del Koenigsegg Agera RS.

    Al contrario que en otras ocasiones similares, el anuncio de SSC North America no nos ha sorprendido en absoluto, ya que éramos plenamente conscientes de que su deportivo de 1.774 CV (1.750 hp) iba a ser capaz de batir el récord de velocidad que estaba en posesión del Koenigsegg Agera RS desde 2017.

    El nuevo récord de velocidad está ahora en manos del SSC Tuatara y está cifrado en 455.3 km/h (282.9 mph), valores que se corresponden con la media obtenida de la velocidad máxima medida en dos pasadas en sentidos opuestos a una misma pista de pruebas el mismo día. En esta ocasión no podemos encontrar ninguna duda al respecto, como sucedió el pasado mes de octubre, cuando se descubrió que el vídeo presentado por SSC North America mostraba una velocidad muy distinta a la que arrojaban los sistemas de medición. Para evitar problemas similares, la marca contó con con diversos aparatos de medición (algunos redundantes) y personal de los fabricantes de estos sistemas en la pista durante la prueba.

    Vista aérea de la pista de pruebas Johnny Bohmer, en el Kennedy Space Center.

    Aunque pueda resultar bastante llamativa la enorme diferencia que hay entre la velocidad máxima alcanzada ahora por el modelo y la anunciada el pasado mes de octubre, cuando el Tuatara supuestamente rompió la barrera de los 500 km/h, lo cierto es que hay una explicación muy clara para esta diferencia.

    Prueba

    En primer lugar, el récord se logró en la pista de pruebas Johnny Bohmer del Kennedy Space Center, en Florida, una pista empleada inicialmente para el aterrizaje de los transbordadores espaciales de la NASA y cuya distancia es mucho más corta que la que tuvieron disponible Koenigsegg en 2017 y SSC en 2020 en Nevada, donde se cortó el tráfico de un tramo de unas 7 u 8 millas (Entre 11.27 y 12.87 km) de la carretera que une las localidades de Las Vegas y Pahrump, una enorme línea recta de asfalto que atraviesa el desierto de Nevada. En comparación, esta pista de Florida es entre 4 y 5 millas más corta, ya que su recta tiene solo 3 millas. Según el fundador de SSC North America, durante los tests tenían 2.3 millas para acelerar y solo 0,7 millas para frenar, lo que es insuficiente para alcanzar la verdadera velocidad máxima del modelo, como debía haber sucedido en las pruebas de 2020.

    Además, aunque la unidad de producción era la misma que fue empleada en los tests de Nevada, en esta ocasión montaba una relación de cambios más corta destinada a aumentar la aceleración del modelo y así poder alcanzar la velocidad más alta posible mucho antes, aunque esto también provocaba que la velocidad máxima posible fuese algo más baja.

    El SSC Tuatara es el nuevo deportivo más rápido del mundo (al fin)