¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Qué diferencia hay entre un SUV y un Crossover?

    ¿Qué diferencia hay entre un SUV y un Crossover?
    Las diferencias entre SUV y Crossover son sutiles.
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera6 min. lectura

    La proliferación de modelos SUV en el mercado ha propiciado la aparición de numerosas siglas y denominaciones para definir a este tipo de modelos. Crossover, SAV o CUV son algunos de ellos y vamos a conocer qué les diferencia.

    El segmento SUV ha dejado de ser un simple nicho del mercado para convertirse en toda una oferta paralela a la estructura del mercado tradicional. Una oferta muy completa que ya incluye modelos en todos los peldaños de los que está compuesto el mercado.

    Desde el segmento A hasta el segmento F, incluyendo nichos como los deportivos o familiares, donde encontramos propuestas que dan la misma respuesta que las variantes familiares y monovolumen de los turismos convencionales. Su ascenso ha sido vertiginoso, en muy pocos años hemos pasado de unos pocos modelos a decenas de ellos en algunos segmentos, como es el caso de los segmentos B-SUV y C-SUV, los más demandados en Europa.

    En Europa, cuanto menor tamaño tenga el coche más se suele usar el término Crossover

    Tal ha sido la velocidad con la que han aparecido y se han extendido que muchos usuarios no han tenido tiempo de poder asimilarlos correctamente, por lo que no es raro encontrarnos con mucho desconocimiento sobre este tipo de modelos y su posicionamiento. Hasta el punto de que muchos no saben realmente lo que significan los vocablos más empleados para nombrar a este tipo de modelos; SUV y Crossover.

    Qué es un SUV

    Por antigüedad, el vocablo SUV (Sport Utility Vehicle) es el más extendido. Nació para definir aquellos modelos que apuestan por una estética todoterreno, pero que por configuración están más orientados al asfalto. Estos vehículos ofrecen, por su tamaño y habitabilidad, más posibilidades que un turismo convencional, con el añadido de poder salir esporádicamente del asfalto gracias a su mayor altura libre con respecto al suelo.

    Javier Gómara nos cuenta los detalles del nuevo B-SUV de Volkswagen, el Taigo.

    En esencia, podemos resumir sus cualidades de este modo:

    • Carrocería más voluminosa que la de un turismo
    • Mayor altura libre al suelo
    • Pasos de rueda más amplios
    • Estética de corte off-road
    • Neumáticos de asfalto más grandes

    Muchos de los primeros modelos estaban dotados de carrocerías muy similares a las del segmento todoterreno tradicional, aunque con una configuración de bastidor más próxima a la de un turismo. Durante la expansión del concepto SUV, comenzaron a aparecer nuevos modelos con otros formatos pero con la misma premisa original, una deliberada estética off-road.

    ¿Y un Crossover?

    El término Crossover se asigna a aquellos modelos que combinan dos tipologías muy diferentes. De ahí el nombre, que significa literalmente «cruce» en inglés. Al no haber precedentes, cada fabricante emplea el término que mejor se ajusta a sus necesidades, e incluso acuñando algunos nuevos, como es el caso de BMW, que usa el término SAV (Sport Activity Vehicle) en lugar de SUV.

    De ahí que los vocablos SUV y Crossover se empleen de manera algo anárquica. Cada fabricante emplea el que considera más atractivo o que mejor se ajuste a su producto, lo que provoca que podamos definir con un mismo término modelos tan dispares como el Peugeot 2008 o el Audi Q7.

    En cualquier caso, podemos encontrar ciertas normas o tendencias dentro de este aparente caos. En Europa, cuanto más aspecto de todoterreno tradicional tenga el modelo más se emplea el acrónimo SUV, y cuanto menor tamaño tenga el coche más se suele usar el término Crossover. Esta no es una ley escrita y cada fabricante (y los propios medios) los usa a su libre albedrío. Podemos encontrar modelos de más de 4,5 metros definidos por su fabricante como Crossover y al contrario, pequeños utilitarios elevados a los que sus respectivas marcas denominan SUV.

    Mismo tipo de coche, muy sutiles diferencias

    En definitiva, lo que todos los usuarios debemos tener claro es que por el momento todas estas denominaciones (SUV, SAV, CUV, Crossover…) no reflejan tipologías diferentes, al contrario, todas hacen alusión al mismo tipo de vehículo: versiones elevadas con cierta estética off-road (ya sea en mayor o menor grado), pero que no dejan de ser turismos tradicionales de asfalto, a pesar de que las marcas nos los presentan con mil y una definiciones y atributos diferentes.

    Actualmente, las marcas ofrecen SUV dirigidos a diferentes segmentos.

    A menos que evolucione el mercado, por el momento todas estas siglas y términos sólo sirven para adornar el mismo tipo de producto. Puede que el mercado evolucione, y los SUV y Crossover actuales diversifiquen más su oferta, pero por el momento tenemos una similar definición y tipología para todos estos términos.