¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Suzuki Alto Works, 64 CV japoneses con marcha

Se presentó en el Salón de Tokio a finales de octubre, y acaba de salir a la venta en Japón (en exclusiva). Es una versión un poco más deportiva que el Suzuki Alto RS Turbo, con más detalles distintivos y algo más de chispa.

El Suzuki Alto es, en cualquiera de sus variantes japonesas, un kei-car. Tiene limitada por normativa su potencia, dimensiones, cilindrada... Es un tipo de coche muy lógico para las atestadas urbes niponas, y da tan poquito margen que no les merece la pena exportarlo. El Suzuki Alto para Europa es más grande y potente.

Dentro de lo limitado de esa normativa, como 3,4 metros de largo o 64 CV, el Alto Works no excede esa potencia para no pagar más impuestos, pero el motor R06A se ha retocado para dar un poco más de par máximo. Eso significa que la curva de potencia es aún más plana, pero hacia arriba. Tiene tres cilindros y 658 centímetros cúbicos.

Pesa de 670 a 740 kg

El Alto Works entrega 100 Nm de par máximo a 3.000 RPM, con una caja de cambios de cinco velocidades manual, de recorridos cortos, o una automática (Auto Gear Shift) con las mismas relaciones. Se puede elegir tanto con tracción delantera como total (ALLGRIP 4WD), con las dos cajas antes mencionadas.

A diferencia del Alto RS Turbo, la dirección asistida y el pedal del acelerador responden de forma más agresiva. Cuenta con un depósito de combustible muy pequeñito, 27 litros. En cuanto al consumo, según la normativa japonesa JC08 traga 4,2-4,5 l/100 km de gasolina, así que el depósito cunde lo suficiente.

A nivel exterior se distingue por una toma de aire más agresiva, faros antiniebla específicos, llantas de varios radios y 15" con pinzas de freno rojas, taloneras con pegatinas y detalles cromados en los faros.

En el interior encontraremos dos asientos delanteros tipo báquet firmados por Recaro, alfombrillas, tablero de instrumentos específico, volante forrado en cuero y costuras de contraste en color rojo. Solo por los detalles de los asientos ya es un vacile total de "pelotilla".

Los japoneses lo tienen a tiro por 1,5 millones de yenes, unos 11.500 euros al cambio para hacernos a la idea. Nunca lo veremos por Europa, ya que los kei-car son más pequeños que el segmento A de esta zona, y serían realmente difíciles de vender.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto