¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    TecnologíaCoches con piloto automático, próximamente a la venta

    3

    ¿Crees que falta mucho para ver coches con piloto automático? Pues te equivocas y lo mostrado en el Salón Tecnológico de Las Vegas (CES 2013) es un buen ejemplo. Audi y Toyota han presentado sendos proyectos con la intención de que la conducción pilotada sea una realidad antes del final de la década. Yo les creo y, si me dejas que te lo explique, tú también lo harás.

    Coches con piloto automático... reconozco que en un primer momento he dudado de si esta era una buena o una mala noticia (al menos para los que nos gusta conducir), pero de lo que no cabe duda, es de que es un tema de gran actualidad.

    Aunque aún exista cierto escepticismo al respecto, la verdad es que el hecho de que los coches se conduzcan solos está mucho más cerca de lo que pensamos. Si, ya sé que todos hemos visto películas ambientadas en un lejano siglo en las que el protagonista conecta el piloto automático y deja que sea el propio coche quien llega al destino (desde Michael Knight en El Coche Fantástico hasta Will Smith en Yo Robot, pasando por los coches de James Bond. Y también sé que, desde las marcas, llevamos tiempo oyendo hablar de que unas y otras tienen algún prototipo que ha sido capaz de completar un recorrido de forma completamente autónoma, etcétera. Pero esta vez va en serio y te voy a explicar por qué...

    Presente: Qué es capaz de hacer tu coche

    Puede que si hace 10 o 15 años viésemos una de las películas antes mencionadas podríamos pensar que los coches con piloto automático eran parte de un futuro muy lejano. Pero el equipamiento tecnológico de los automóviles ha cambiado más de lo que en realidad somos conscientes. Esa 'ristra' de siglas y letras sin aparente sentido que ahora rellena la ficha técnica de nuestros coches no está ahí solo por rellenar.

    Desde sistemas de seguridad a dispositivos de confort, pasando por un servicio de navegación absolutamente detallado, la tecnología se ha apoderado por completo del automóvil. Y no hablo de los prototipos de plástico que dan vueltas en las exposiciones del automóvil, sino de los coches con los que te cruzas todos los días por la calle y que seguramente tú también conduzcas.

    Hoy en día, nuestros automóviles son capaces de hacer muchas cosas de forma autónoma: distribuir la potencia y la frenada entre cada una de las ruedas, variar la respuesta del motor, la caja de cambios, la dirección y la suspensión, saben cuánto gastan, cuánto corren, dónde están y hacia dónde van con una precisión asombrosa, detectan señales de tráfico, peatones, obstáculos, ven en los ángulos muertos y son capaces de prevenir un posible accidente e incluso frenar si el conductor no reacciona a tiempo.

    También pueden circular a velocidad constante y reducir la marcha si fuese necesario, detectan huecos de aparcamiento y hacen la maniobra sin intervención del conductor... hasta son capaces de saber si te cambias de carril de forma involuntaria o de variar la intensidad de la luz si van deslumbrar a aquellos con los que se cruzan en la carretera.

    Te repito, todo esto que te cuento (y me dejo muchos dispositivos) ya está en los coches de la calle, en los que nos compramos, o nos vamos a comprar, cada uno de nosotros.

    Los coches con piloto automático: “KITT te necesito”

    ¿Ves como no falta tanto para que los coches con piloto automático puedan estar a la venta? Te acabo de demostrar que tu coche es capaz de asumir la mayoría de las funciones que exige la conducción. Evidente y, afortunadamente para los que nos gusta conducir, no todas.

    Pero como anunciaba en el comienzo del artículo, Audi y Toyota (a través de Lexus) han presentado en el CES 2013 de Las Vegas dos proyectos de conducción pilotada con una aplicación para el mercado mucho más cercana de lo que pensamos. Ya es posible hacer cosas como que el coche asuma la conducción de forma íntegra durante un atasco con velocidades entre 0 y 60 km/h. Dos sensores rastrean por delante del vehículo hasta 250 metros en un ángulo de 35 grados, mientras una cámara con objetivo angular controla las líneas laterales de carril, objetos, peatones, otros vehículos, etcétera.

    Por otro lado, ocho sensores ultrasónicos y un escáner por láser mantienen un barrido de hasta 80 metros en el entorno del auto. Con todo ello el coche podría circular por sí mismo dentro de un atasco a una velocidad reducida y avisar al conductor en el momento en el que el tráfico vuelva a ser fluido.

    Pero, además, con todo esto (y otros dispositivos añadidos) el coche sería capaz de buscar aparcamiento por sí solo en parkings públicos, hacer la maniobra completa, parar el motor y cerrar las puertas, avisando al conductor a través de un mensaje a su teléfono móvil de que ya está estacionado. Lo mismo al contrario, cuando el conductor avisara al coche y este saliese de su plaza para llegar hasta donde esté su propietario de forma completamente automática.

    Así que no te rías la próxima vez que veas un capítulo del Coche Fantástico, porque puede que estés llamando a tu coche a través de tu reloj mucho antes de lo que piensas...

    Coches con piloto automático, próximamente a la venta
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto