¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Para Tesla y Panasonic el futuro es usar baterías de smartphones en coches eléctricos

Tesla y Panasonic se unen para crear una nueva generación de baterías para coches eléctricos basadas en las usadas en smartphones y tablets. Una nueva estandarización con la que se busca reducir costes de producción de baterías en dispositivos móviles y vehículos con el objetivo de reducir su precio de venta.

Imagen: TAKASHI MOCHIZUKI/THE WALL STREET JOURNAL

Globalizar productos y compartir recursos está siendo la clave en la fabricación actual de vehículos. Grandes conglomerados de empresas como el Grupo VAG practica esta sinergia entre sus marcas, mientras otras se ven forzadas a llegan a acuerdos con fabricantes de otros orígenes como Mercedes con Renault y Nissan.

Tesla es sin duda el fabricante de vehículos eléctricos más influyente y que más ha contribuido en la introducción del coche ecológico en nuestra vida cotidiana. Sin embargo tras el gran estadounidense se encuentra un gigante coreano, Panasonic, quien le suministra el componente más costoso de sus vehículos, los paquetes de baterías, y con quien además está llevando a cabo el proyecto de la famosa gigafactoría de baterías ubicada en Nevada.

El propósito principal de esta gigafactoría es el de producir un volumen de baterías para coches y domésticas, las PowerWall de Tesla, tan alto que permita reducir el coste de producción de las mismas. Sin embargo gracias a una iniciativa de Panasonic el plan estratégico será ampliado también a los dispositivos móviles, haciendo que tanto coches como smartphones usen la misma tecnología dando un paso más hacia el uso global de estos sistemas de almacenamiento de energía.

Tuit de Elon Musk

La estandarización de estas pequeñas baterías será tal que las baterías de iones de litio de los Tesla serán reemplazadas en un futuro por un bloque compuesto por multitud de baterías de smartphones interconectadas en batería. Esto quiere decir que tanto vehículos Tesla como smartphones y tablets harán uso de la misma tecnología.

Este novedoso método de globalización tiene enormes beneficios para ambos usos. Por un lado tanto los consumidores de estos tipos de dispositivos móviles como de coches eléctricos notarán una considerable reducción del coste de la tecnología que hará más asequibles ambos productos, siendo más notable en el caso de los Tesla que podrían reducir el precio final de sus vehículos entre el 8-10%.

Pero la reducción del precio inicial de compra no es sólo el único beneficio para los futuros Tesla Models S, Model X, Model 3. La degradación de las baterías de los coches podrá ser subsanada de una forma más económica reemplazando fácilmente sólo aquellas pequeñas baterías que ya no funcionan por unas nuevas. Estas podrán ser adquiridas en cualquier tienda de componentes para móviles a un precio muy económico y podrán ser sustituidas por el propietario de una forma fácil, segura y rápida similar a como lo hacemos con un smartphone cualquiera.

Tesla Gigafactory Nov 2016 - Duncan Sinfield

Ambas empresas advierten que las futuras baterías podrán ser usadas indiferentemente tanto por coches como por los dispositivos móviles permitiendo el intercambio de éstas sin ninguna limitación física ni electromecánica. Si nos quedamos sin batería en nuestro smartphone y no tenemos tiempo de cargarla tendremos la posibilidad de cambiar nuestra batería vacía por una de las que dispone nuestro vehículo que esté cargada al completo.

De igual forma, y sólo en caso de emergencia, si por accidente nuestro vehículo se queda sin batería las de nuestros dispositivos móviles y resto de ocupantes pueden servir para permitir ampliar nuestra autonomía ligeramente para llegar hasta nuestro destino. Aunque no debería ser una práctica habitual, los análisis preliminares afirman que cada batería introducida podrá mover un vehículo hasta 93 metros en el mejor de los casos y con toda la carga.

Esta estrecha relación con las baterías de los smartphones abre las puertas a otros usos insólitos como la capacidad de cargar el vehículo mediante un conector micro-USB en el llamado nuevo "Sistema de carga ulta-lenta" e incluso acepta la recarga de sus baterías en movimiento mediante las baterías externas como las de hoy en día. Evidentemente esto último no aumentará demasiado la autonomía del vehículo pero Tesla y Panasonic ya trabajan en una idea a grandes rasgos similar con la de aprovechar una batería doméstica PowerWall de Tesla como batería auxiliar, siendo esta instalada sobre el techo del Model S somo si de un baúl de baca se tratase, salvo por el cable que sale de esta y que se conecta al vehículo.

¿Será este el verdadero futuro de los coches eléctricos? Sólo el tiempo dará la razón a quien la lleve.

Nota del autor: Feliz día de los Inocentes :)

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto