¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Un Tesla Model Y descontrolado causa dos muertos en China, ¿culpa del hombre o la máquina?

Un Tesla Model Y descontrolado causa dos muertos en China, ¿culpa del hombre o la máquina?
Así quedó el Tesla Model Y tras el siniestro
Javier Costas
Javier Costas7 min. lectura

Un coche eléctrico se ha hecho muy famoso en China en las últimas horas. Un Tesla Model Y conducido por un antiguo camionero causó el pánico en el interior de una población al atravesarla a toda velocidad, fuera de control, y las versiones del conductor y el fabricante se contradicen.

Los episodios de aceleración repentina, involuntaria, incontrolada o súbita (o SUA) no son nuevos en el mundo del automóvil, pero cuando los protagoniza un Tesla se convierten en más mediáticos. Lo fácil es echarle la culpa a los automatismos de conducción de estos coches, pero antes de eso, hay que acudir a las pruebas.

En las últimas horas se ha viralizado el vídeo de un siniestro vial en Chaozhou, provincia china de Guangdong, en el que un Tesla Model Y ha circulado a toda velocidad sin frenar, hasta colisionar con un triciclo y un edificio. Como resultado, dos personas han fallecido, otras tres resultaron heridas, y el conductor pudo contarlo. De hecho, ya ha hablado y ha dado su versión.

Los hechos ocurrieron el pasado 5 de noviembre, un apacible sábado al filo de las 7 de la mañana -hora local-. La secuencia dura menos de un minuto y es ciertamente impactante, porque antes de la colisión final, el conductor esquivó a otros vehículos y hasta más de ciclista. El Tesla se había acercado al arcén con la intención de parar, pero se reincorporó a la circulación.

Un motorista que pasaba por allí, probablemente sin casco, se libró por los pelos de ser embestido por el coche, que empezó a acelerar. El conductor, sorprendido, esquivó al scooter y mantuvo el control del coche en la recta. Diversas cámaras de seguridad captaron al coche a gran velocidad en su recorrido.

Otro motorista no tuvo la misma suerte. Como podemos ver en las imágenes, las consecuencias pudieron ser mucho más serias. Más de una cámara probablemente no tuviese la hora bien ajustada, ya que hay un inexplicable salto de varios minutos entre los recortes de vídeo. El conductor no recuperó el control después de embestir al triciclo y le paró un edificio.

De acuerdo a la primera información difundida en Twitter, el conductor es un camionero retirado que se dirigía a su nuevo trabajo. Cuando estaba aparcando, el coche empezó a acelerar solo, no funcionaron los frenos ni la función de aparcamiento («P») del cambio de marchas. La velocidad alcanzó su máximo y hubo muertos.

Aparentemente, las luces de freno se mantienen encendidas mientras decelera, al principio de la secuencia, y no se apagan cuando se reincorpora a la carretera. Algunos medios corrieron a echar la culpa al sistema Autopilot, que no se usa en esas circunstancias porque es un asistente para vías rápidas. Por otro lado, el sistema FSD no es funcional para ningún cliente chino.

En las redes sociales chinas no tardó el suceso en difundirse, como muestra la captura en Weibo del sábado 12. Los daños materiales son cuantiosos y el vehículo los aguantó bastante bien, al margen de las pérdidas irreparables de los fallecidos ya antes mencionados. La carrera mortal apenas duró 2,6 kilómetros.

El fabricante comunicó que el pedal del acelerador estuvo pisado puntualmente hasta el fondo, que no se aplicaron los frenos en ningún momento, y que en el vídeo se pueden apreciar que las luces de freno están apagadas (lo que vemos son las de posición). La función P se utilizó, sí, pero no durante el tiempo suficiente para activar el modo de emergencia del coche, que corta la impulsión por completo.

En Weibo un usuario publicó que el conductor «estaba mentalmente despejado y no conducía ebrio ni drogado. ¿Puedo preguntar quién demonios presionaría el pedal equivocado durante 2,6 kilómetros seguidos?». No es el primer caso de este tipo, y tampoco lo es exclusivamente en China.

La hipótesis más plausible es que el conductor, simplemente, se confundió de pedal y, presa del pánico, no retiró el pie del «freno» (creyendo que lo era)

En la entrevista que le realizó Dahe Daily (podéis leerla en inglés en CnEVPost), el conductor negó estar distraído ni usando un teléfono móvil. Según su versión, la frenada regenerativa no estaba funcionando correctamente y presionó el pedal del freno para detener el coche por completo, cuando se disponía a aparcar. Dijo haber intentado seleccionar «P» en el cambio, cuando el coche aceleró por su cuenta. Después de la colisión, quedó inconsciente.

De acuerdo a su versión, intentó repetidas veces accionar el pedal del freno y niega haber pisado el acelerador. Esquivó a toda la gente que pudo hasta que sus reflejos fueron insuficientes dada la velocidad alcanzada. Se quejaba de que el tacto del freno era extraño y más duro de lo normal. La posibilidad de un fallo del vehículo no es descartable, si él dice la verdad y el registro de datos dice lo que dice.

En caso de contradicción de las señales eléctricas del acelerador y el freno (por pisarse a la vez), prevalece el freno, y la potencia de los frenos siempre supera la del motor, da igual de qué vehículo estemos hablando. Tendremos que esperar a que finalice la investigación formal para saber qué pasó exactamente.

Fuente: CnEVPost

Las mejores ofertas para Tesla Model Y de ocasión

Tesla Model Y de segunda mano / Tesla Model Y de Km 0