¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La serpiente robótica de Tesla, en video

    Oscar Magro
    Oscar Magro

    Tesla ha presentado en video un cargador para sus vehículos con un brazo articulado totalmente autónomo. Esta serpiente robótica detecta el puerto de recarga del coche y se mueve para conectarlo a la red eléctrica. De momento es sólo un prototipo.

    Hace unos meses te dijimos que Tesla estaba desarrollando una serpiente robótica como cargador de sus coches eléctricos. Hay que reconocer que con aquel primer comunicado de Elon Musk, carente de más detalles, costaba un poco hacerse a la idea de en qué consistiría este nuevo producto.

    Para acabar con la incertidumbre, Tesla acaba de mostrar un video con el funcionamiento de su serpiente robótica. Y es tal cual lo define su nombre: un brazo articulado de metal que, en este caso, se dispone a recargar por sí mismo un Tesla Model S. El ingenio en la casa americana no tiene límites.

    Este cargador detecta el puerto de carga del vehículo por su cuenta y se mueve para conectarlo a la red eléctrica. El fabricante no ha desvelado información técnica de este sistema de carga. El video tiene algo hipnótico y no cabe duda es que esta nueva innovación es muy cool y a la vez un poco espeluznante, por qué no decirlo.

    Tesla está trabajando en el desarrollo de coches autónomos y está claro que tampoco quiere que nos compliquemos a la hora de recargar sus baterías. De esta manera, Tesla parece haber encontrado un punto intermedio entre los sistemas de carga actuales y los puntos de recarga inalámbricos: sigue siendo necesario enchufar el coche, pero ya no hace falta realizar el más mínimo esfuerzo y perder tiempo con la operación.

    El cargador robótico de Tesla es sólo un prototipo, que como se puede ver en la imagen es completamente funcional. Conociendo a la marca norteamericana no sería de extrañar que en un futuro próximo se ofrezca una versión de producción.

    Fuente: Tesla