¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Tiene sentido un seguro obligatorio para bicicletas o patinetes eléctricos (VMP)?

    Usuario de patinete eléctrico Luis Fernandez (Flickr) CC BY

    Tanto las bicicletas como los patinetes eléctricos se utilizan cada vez más por su bajo coste y su respeto al medio ambiente, y como no se consideran vehículos a motor están exentos de tener un seguro para responder ante terceros.

    A finales de 2019 la DGT metió mano por fin al mundillo de los vehículos de movilidad personal (VMP), que todos conocemos como patinetes eléctricos sin sillín. La normativa actual les exime de tener un seguro de suscripción obligatoria, el mismo caso que las bicicletas. Tampoco se exige a sus conductores una licencia de conducción.

    Tiempo atrás, hace casi seis años, desde la DGT se transmitió el mensaje de que no tenían intención de regular en exceso el sector de las bicicletas, ni seguros ni permisos. Los patinetes no estaban entre las preocupaciones inmediatas del ente público.

    Ahora bien, estos seguros por existir, existen, ya que son de suscripción voluntaria. El asegurado puede decidir el nivel de cobertura deseado, pero el nivel básico coincide en las prestaciones de cobertura ante daños provocados a terceros (RC) y la asistencia jurídica necesaria.

    Si retrocedemos a hace un mes, el 14 de marzo se produjo un atropello mortal en el distrito de Latina, Madrid. P., de 79 años, resultó gravemente herida al golpearle un usuario de patinete que se dio a la fuga y continúa sin ser localizado. La mujer falleció al día siguiente.

    Al no haber culpable identificado, nadie va a hacerse responsable de los daños. En el caso de que los seguros para estos vehículos fuesen obligatorios, en este caso el Consorcio de Compensación de Seguros haría frente a los daños, como apuntan desde el Consejo General de Mediadores de Seguros.

    Si apareciese el culpable y quedase así probada su participación en el siniestro, si carece de seguro -lo más probable- podría verse en vuelto en un juicio de daños, además de por homicidio, y hacer frente a una indemnización que seguramente se escape de sus posibilidades económicas. Pero si estuviese asegurado, la responsabilidad civil quedaría cubierta salvo que hubiese negligencia.

    En 2019 fallecieron 381 peatones en España, el 22% del total de víctimas mortales, dándose los siniestros fundamentalmente en zonas urbanas, con el 65% de muertos y el 94% de siniestros

    Recordemos el caso de Suiza de seguros para bicicletas

    Hace mucho tiempo, se instauró en el país alpino un seguro de suscripción obligatoria para usuarios de bicicletas, concretamente desde 1960 en todo el país, o desde el Siglo XIX en algunos cantones. Dicha medida fue abolida hace 10 años porque resultó ser ineficaz.

    Suiza llegó a la conclusión de que los costes administrativos de sostener el sistema, por una póliza de 7 euros al año por usuario, eran superiores a las indemnizaciones a las que habría que hacer frente. Por lo tanto, se dejó de cobrar esta cantidad y los daños a terceros pasaron a cubrirse por el Fondo Nacional de Garantía si el ciclista no tenía un seguro de otro tipo.

    Dicho de otra forma, la siniestralidad de terceros por culpa de ciclistas era muy baja, así que no compensaba gestionar un seguro obligatorio para ellos. Habría que hacer el mismo cálculo en España. Con los últimos datos consolidados, de 2019, en nuestro país hubo 7.837 accidentes en los que estuvieron implicados ciclistas.

    Desde el citado Consejo General de Mediadores se pide a los gestories públicos que instauren un seguro de RC obligatorio para estos vehículos no motorizados tras el fallecimiento de marzo, así como una normativa más armonizada y menos dependiente de los ayuntamientos.

    Servicios de alquiler de VMP, como Lime, cuentan con un seguro de RC para los usuarios mientras disfrutan del servicio

    Se da el caso de que en Alicante, Benidorm o Pozuelo de Alarcón la normativa municipal sí exige un seguro de RC a los usuarios de VMP. La contratación de algunos productos, como seguros de hogar, pueden amparar al tomador ante estos casos si hay daños contra un tercero.

    En definitiva, se trata de evaluar el coste/beneficio de la medida. Las pólizas de este tipo de carácter voluntario tienen un coste muy bajo y para nada es disuasorio o como para desincentivar el uso de estos vehículos. Más bien los tiros van por este camino: ¿es mejor el remedio o la enfermedad?