¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Tipos de desgaste de los neumáticos y cuáles son las causas

    Tipos de desgaste de los neumáticos y cuáles son las causas
    Los neumáticos pueden gastarse de muchas maneras.Depositphotos.com | Motor.es
    David Plaza
    David Plaza7 min. lectura

    ¿Tus neumáticos se gastan prematuramente o de manera irregular y no sabes la causa? En este artículo te contamos cómo puedes identificar el problema, ya que el neumático puede deteriorarse de varias maneras distintas.

    Los neumáticos de un vehículo son un elemento de seguridad activa vital, pues son el único elemento que entra en contacto directo con el asfalto o la superficie por la que circulamos. Además, unos neumáticos de calidad y en buenas condiciones permiten al vehículo desarrollar todo su potencial. Y otra cosa importante, nos ahorran dinero, ya que cambiarlos no es barato.

    Los neumáticos del eje motriz de un vehículo pueden durar más de 40.000 kilómetros si los utilizas adecuadamente. Los del otro eje, incluso más. Pero existen muchos modos de gastarlos prematuramente y la manera en que lo harán te darán pistas sobre la causa.

    Unos neumáticos de calidad y en buenas condiciones nos ahorran dinero

    Ya no se trata sólo de seguridad y rendimiento, pues desgastes irregulares o defectos afectan a la capacidad de frenado, el confort de marcha y el aquaplaning. Es que, además, es ilegal circular con unos neumáticos cuya profundidad de dibujo sea inferior a los 1,6 mm. Y, cuando vayas a pasar la ITV, la inspección será desfavorable si existen defectos o desgaste irregular.

    Por tanto, es importante que sepas qué te dice el desgaste de tus neumáticos y cuáles son las causas que lo provocan.

    Desgaste por los bordes

    Este tipo de desgaste es el más habitual, pues su causa es uno de los mayores errores en los que incurrimos los conductores. Cuando el neumático se gasta más por los bordes de la banda de rodadura que por el centro es porque la presión de aire es insuficiente.

    Eso hace que en las curvas el neumático flexione más y se produzca una degradación superior en esta zona. Es algo que también ocurre cuando se circula con excesivo peso, ya que la presión normal es insuficiente para dicho aumento de carga. Además, el coche consumirá más combustible porque se produce más resistencia al avance. También será más impreciso en las curvas.

    Solución: aumenta la presión según la recomendación del fabricante del automóvil.

    Desgaste en el centro

    Este caso es el contrario al anterior. Es la parte central de la banda de rodadura la que se desgasta en exceso porque el neumático tiene demasiada presión de aire. Eso hace que los bordes no toquen el asfalto o lo hagan levemente, aumentando el estrés en la zona central.

    Algunos problemas derivados de esto son un aumento de la distancia de frenado y un empeoramiento del confort de marcha, ya que el coche va más duro. También habrá más propensión al aquaplaning.

    Solución: Reducir la presión hasta los niveles recomendados por el fabricante del automóvil.

    Desgaste en el borde exterior o en el interior (no ambos)

    Este neumático se ha desgastado más por uno de los bordes porque la alineación o equilibrado de las ruedas es incorrecta. Foto: Depositphotos.com

    Cuando el neumático se está gastando en mayor medida por el hombro exterior del neumático es porque tu coche tiene demasiado peso sobre ese eje o, más probablemente, porque existe un exceso de caída o camber positivo.

    Esto hace que el exterior del neumático toque más el asfalto que el resto del neumático, produciéndose mayor degradación. Lo mismo está ocurriendo cuando el desgaste se produce en el interior del neumático, aunque a consecuencia de una caída o camber negativo.

    Solución: realizar una alineación o equilibrado de las ruedas.

    Desgaste en diagonal o en varias zonas

    Esto no es habitual, pero también puede suceder. En ocasiones, el neumático presenta un desgaste en diagonal porque se ha producido un mal montaje del neumático o porque la suspensión está mal y genera rebotes que desgastan el neumático de manera errática.

    También se pueden producir desgastes en varias zonas del neumático a consecuencia de un frenazo con derrape, un mal funcionamiento del ABS o los frenos, una llanta deformada o un desequilibrio.

    En caso de sospechar que la causa es un problema mecánico y no un derrape, debes acudir a un taller para que realicen una revisión exhaustiva.

    Solución: verificar montaje de la rueda, revisar sistema de suspensión y frenado, revisar alineación.

    Abombamiento en los flancos

    Esta causa de deterioro de los neumáticos también es habitual en los neumáticos. Y es que la causa también lo es: se ha producido un bordillazo o golpe en esa zona que ha generado el deterioro de la carcasa, permitiendo que el aire penetre en el flanco.

    Esto es algo que no debemos dejar, pues es muy probable que tarde o temprano la estructura ceda y se produzca un reventón. Esto es algo especialmente probable cuando aumenta la presión del neumático, bien por circular a altas velocidades, por practicar una conducción deportiva o por altas temperaturas en verano.

    Solución: Cambiar el neumático por uno nuevo.