¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Dakar 2021Toby Price quiere 'atar' su tercer Dakar con bridas y cinta americana

    Toby Price ha conseguido completar 375 kilómetros de especial con un neumático rajado, reparado con bridas y cinta americana.

    El piloto australiano es todo un 'adicto' a este tipo de heroicidades y ya ha dejado varios episodios de este estilo.

    Toby Price ha conquistado dos veces el Dakar y es uno de los grandes exponentes off-road a nivel mundial. Sin embargo, el australiano parece empeñado en vivir en el filo de la navaja, de cruzar la línea entre lo dramático y lo heroico con un porcentaje de éxito envidiable. Y es que los grandes logros del piloto australiano de KTM han estado salpicados de forma habitual con actuaciones memorables en las que ha conseguido bordear lo imposible para hacerlo factible, circunstancia que se ha repetido en la octava etapa del Dakar 2021. Si Price logra su tercer 'Touareg', mantendrá su relación de amor con lo inalcanzable.

    Cuando Toby Price aterrizó en el Dakar en 2015, lo hizo como un elefante en una cacharrería. Parecía fuera de lugar, como un delantero de rugby haciendo baile de salón encima de una moto que parecía quedarle pequeña. Sin embargo, en su debut logró acabar tercero, resultado que le valió para firmar por KTM. En su primer Dakar como piloto oficial de la marca austriaca, Toby se alzó con la victoria tras sufrir meses antes una triple fractura de vértebras, logrando así ocupar el vacío de poder en la categoría de motos resultante de no tener ningún campeón inscrito, algo que no sucedía desde la edición de 2005.

    Un año después, Toby Price tuvo un aparatoso accidente en el que se fracturó el fémur, lesión que le tuvo casi todo 2017 en el dique seco y le impidió llegar al 100% al siguiente Dakar. Con todo, el estrecho vínculo de Price con esa delgada línea entre el fracaso y la heroicidad se forjó en el Dakar 2019, toda vez que el australiano completó todo el rally con las secuelas de una grave lesión en el escafoides de su mano derecha. Sin poder vestirse o desvestirse, sin poder pintar e instalar el 'roadbook' en la moto, Price conquistó una victoria memorable ante un rival que le llevó al límite como fue Pablo Quintanilla.

    Con una temporada 2020 paralizada por el COVID-19, Toby Price ha llegado en plenitud física a este Dakar, circunstancia que casi es inédita. Quizá por ello, la dosis de heroicidad que siempre acompaña al australiano ha llegado por otro lado, concretamente en la etapa maratón, a partir de una caída por la que tuvo que recibir algunos puntos de sutura en la barbilla. A pesar del dolor, el mayor de los problemas para Price es que el neumático trasero de la KTM quedaba rajado, aunque sin afectación de la cámara. Sin embargo, las opciones de cerrar la séptima especial del Dakar y completar la octava, como parte de la etapa maratón, parecían ser muy pequeñas.

    Con todo, Toby Price ha demostrado una vez más que en los momentos críticos se mueve como nadie y ha logrado 'remendar' el neumático con cinta americana y bridas. Un arreglo al estilo 'MacGyver' con el que ha completado los 375 kilómetros que daban forma a la octava etapa del rally, firmando además el segundo mejor tiempo del día. Y como tantas veces, Price ha rozado el drama tras llegar al reabastecimiento con una sola brida de las nueve que había puesto en su neumático. Sin embargo, este australiano siempre sale victorioso de este tipo de envites y si conquista su tercer Dakar, se podrá decir que lo ató con unas cuantas bridas.

    Fotos: ASO