¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Tommi Mäkinen asegura que «los 'Rally1' no van a ser más baratos»

    Tommi Mäkinen asegura que los vehículos 'Rally1' serán más caros que los actuales World Rally Cars.

    La normativa 'Rally1' fija un precio de 500.000 euros para los coches, siendo un 35% más baratos que los actuales World Rally Cars.

    Sin embargo, Tommi Mäkinen considera que este objetiv no es realista por la introducción de un tren motriz híbrido.

    La normativa 'Rally1' llevará la tecnología híbrida al WRC en 2022. Los nuevos vehículos de la clase reina del Mundial de Rallies sustituirán a los actuales World Rally Cars y lo hará con una mecánica formada por el Global Race Engine (GRE), un motor 1.6 Turbo de cuatro cilindros, y un sistema híbrido suministrado por Compact Dynamics. Para compensar el elevado coste de este tren motriz, el reglamento ha estipulado el uso de algunos elementos comunes, además de simplificar el sistema de suspensiones o la aerodinámica. También se usará una transmisión de cinco relaciones y se eliminará el diferencial central.

    El balance entre el tren motriz híbrido y todas las piezas comunes o que han sido simplificadas arrojan un objetivo final, que los 'Rally1' no superen los 500.000 euros, costando así un 35% menos que los World Rally Cars actuales. Sin embargo, Tommi Mäkinen como responsable de Toyota cree que las cuentas no van a salir: «Aunque habrá un buen número de componentes en los coches menos costosos que los que hay ahora, el precio total será más elevado por el motor eléctrico y el sistema de baterías. El precio conjunto va a aumentar. Si hay una cosa clara es que los 'Rally1' no van a ser más baratos».

    En esta línea, el patrón del equipo Toyota Gazoo Racing ha asegurado: «El calendario que hay para el desarrollo de los 'Rally1' sería realista si la normativa se publica al completo y queda fijada rápidamente. No obstante, eso requiere todavía una gran cantidad de trabajo. En lo que a nosotros respecta, las piezas necesarias se producirán en unos seis meses, pero hace falta gente para trabajar en el proyecto a tiempo completo. Por suerte, tenemos un equipo con una planificación sólida. Podemos hacer el coche, pero está claro que los plazos van a ser muy ajustados para todos los fabricantes».

    Fotos: Toyota Gazoo Racing