Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Una tormenta perfecta de Sébastien Ogier en Gales

Con su cuarto título de Campeón del Mundo asegurado, Sébastien Ogier ha mostrado su versión más desinhibida ante un voluntarioso Ott Tänak.

Los problemas de Jari-Matti Latvala, Andreas Mikkelsen y el vuelco de Craig Breen abren la lucha por el podio en los bosques de Gales.

Sin grandes lluvias, pero con el barro y la niebla habitual de esta prueba, la primera etapa del Rally de Gales ha dibujado el escenario idóneo para una 'tormenta perfecta'. Y no, no ha sido desde el cielo, sino desde el resbaladizo suelo. Sébastien Ogier ha dado un auténtico recital para acabar la primera jornada del rally con una ventaja de 37,3 segundos sobre Ott Tänak. Aunque el estonio ha sido el único que ha osado retar al tetracampeón del WRC, al final el ritmo aplastante de Ogier unido a los accidentes y problemas de varios pilotos han estirado las diferencias.

Mucho se ha repetido que la nueva posición en el calendario del Rally de Gales iba a permitir ver una prueba más seca, pero al final la niebla se ha hecho presente y el barro ha emergido en lo que han tardado en pasar los dos primeros World Rally Car por cada tramo. Con este hecho en mente, Sébastien Ogier ha salido a muerte y se ha anotado el scratch en los dos primeros tramos. El francés amasaba en un abrir y cerrar de ojos una ventaja de 12,1 segundos sobre Ott Tänak y de dos segundos más sobre Hayden Paddon, sobresaliente en los primeros compases del rally.

Aunque varios pilotos han arrancado con una actitud bastante conservadora, la falta de grip no ha tardado en cobrarse sus primeras víctimas. Mientras que Ott Tänak firmaba los mejores tiempos del SS3 y el SS4, Andreas Mikkelsen se despedía de la lucha por el podio tras terminar la cuarta especial con el diferencial averiado. Sobre el barro y con tracción limitada a las ruedas traseras, el piloto noruego se dejaba 1 minuto y medio, situación que se complicaba todavía más al no haber asistencia intermedia. Jari-Matti Latvala aprovechaba este hecho para colocarse tercero por delante de Kris Meeke, Hayden Paddon, Craig Breen y Thierry Neuville, todos rodando en tiempos muy cercanos.

No era el único piloto en problemas, ya que Stéphane Lefebvre llegaba un minuto tarde al inicio del SS5, una anécdota en cualquier caso a tenor de lo que iban a deparar los últimos cuatro tramos de la jornada. Para Sébastien Ogier no reportaban otra cosa que scratchs y una mayor distancia con Ott Tänak, pero en el seno de Volkswagen las cosas no eran igual de positivas para todos sus pilotos. Durante la disputa del SS7, Jari-Matti Latvala acusaba el mismo problema de transmisión que Andreas Mikkelsen, circunstancia que le hacía perder comba de la batalla por el podio.

Incluso el propio Ogier tenía problemas de transmisión, aunque por suerte para el francés este problema llegaba en la recta final del SS8 y no le hacía perder mucho tiempo. Con esta dosis de fortuna, propia del campeón, Sébastien Ogier cerraba la jornada con una ventaja de 37,3 segundos sobre Ott Tänak, toda vez que el estonio tenía un problema en la suspesión trasera y un pinchazo. Thierry Neuville hacía valer su scratch en el SS8 para terminar tercero, aunque con una ventaja mínima sobre Hayden Paddon y Kris Meeke. Muy lejos de estos tres pilotos, Dani Sordo al menos consolidaba su sexta posición en relación a un Mads Ostberg perdido una vez más en batalla.

Preso de sus problemas, Jari-Matti Latvala cerraba la jornada en la octava posición con 3:43 minutos perdidos, mientras que Stéphane Lefebvre también con problemas en su coche ha conseguido retener la novena posición respecto al líder de la categoría WRC2, que no es otro que Esapekka Lappi. Incluso el piloto finlandés ha tenido un fuerte golpe en el primer tramo de la jornada, algo que sin embargo no le ha impedido colocarse entre los diez primeros y como principal aspirante al título de la segunda categoría del Mundial.

A pesar de comenzar el día tocándose contra un árbol y dejar bastante tocada la zaga de su Skoda Fabia R5, nada ni nadie ha podido frenar a Esapekka Lappi en WRC2. El piloto finlandés ha conseguido sobreponerse al error inicial y ha cerrado la jornada con 46,7 segundos sobre Teemu Suninen, piloto que también está peleando por el título de la segunda categoría del Mundial, al igual que el propio Lappi. Pontus Tidemand y Jan Kopecký permiten a Skoda atesorar un 'poker'al final de primera etapa, con Marius Aasen como el mejor de los 'mortales'. José Antonio 'Cohete' Suárez con una salida de pista ha quedado fuera a las primeras de cambio.

En la categoría JWRC el liderato es para Martin Koci. El piloto eslovaco ha mostrado un ritmo muy sólido durante toda la jornada y eso le ha servido para endosarle más de medio minuto al italiano Simone Tempestini, ya campeón del Junior WRC. Tercero por su parte es el francés Yohan Rossel. Por último, cabe destacar el gran nivel que está mostrando Pepe López. El piloto español es líder claro entre los vehículos RC4 con su Peugeot 208 R2. El madrileño ocupa la trigésimo novena posición absoluta superando a un buen número de 'cadáveres' en forma de R5 y otros vehículos con problemas.

Clasificación tras SS8 del 72º Rally de Gales GB

El Rally de Gales continuará este sábado con la disputa de ocho especiales sin asistencia intermedia. El primer tramo tendrá lugar a partir de las 09:18 horas (en España) y los pilotos se enfrentarán a un total de 99,91 kilómetros contra el crono.

Fotos: Red Bull Content Pool / Citroën Racing / Ni Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto