¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Toyota Supra 2018: todo lo que debes saber

    9

    Todo lo que sabemos del retorno del Toyota Supra, el nuevo deportivo híbrido que pronto será el estandarte de la marca japonesa.

    Equipado con motores de hasta 6 cilindros BMW y el sistema híbrido de la casa japonesa, podrá contar con potencias en torno de los 500 CV.

    Recreación del nuevo Supra.

    El Toyota Supra cesaba su producción en el año 2002, aunque realmente había desaparecido de la mayoría de los mercados a finales de los años noventa. El vacío que dejaba en la gama era insalvable para los aficionados, que no han olvidado al deportivo japonés en ningún momento. Ni siquiera la llegada del hiperdeportivo de fibra de carbono de Lexus, el millonario LFA, pudo rellenar el hueco que dejaba el coupé de Toyota. Ni en la gama, por estar posicionado de manera completamente distinta, ni en la mente de los aficionados.

    Desde inicios de esta década y sobre todo, desde la introducción del proyecto que culminaría en el Toyota GT 86, la denominación Supra ha estado presente constantemente en los medios, generando rumores y noticias cada poco tiempo. Por lo que la presentación en 2014 del Toyota FT-1 concept supuso todo un bombazo mediático, ya que no solo prefiguraba un deportivo similar al extinto Supra, sino que poco después, era la propia Toyota la que se rendía a la evidencia y admitía que el prototipo presentado en Detroit daría lugar a una versión de calle.

    El proyecto actual que dará lugar al sucesor espiritual del Supra era anunciado en 2011 como una joint-venture entre Toyota y BMW. Dicho proyecto contempla el diseño y desarrollo de plataformas conjuntas que contarían con mecánicas propias de BMW y todo el know-how de Toyota en cuanto a propulsores de tipo híbrido.

    Los primeros prototipos cazados son aún muy primitivos.

    En este caso, sirviendo al propósito de suceder al BMW Z4, ya conocido como Z5 y que será presentado en formato roadster durante 2018, y al que debería ser el relevo del Supra, que debería llegar solo unos meses después que el BMW. El desarrollo de estos modelos se está llevando a cabo en Europa, de la mano de BMW, de ahí que los prototipos vistos hasta ahora del Supra portaran matrículas de BMW y fueran vistos en las instalaciones de la marca alemana en Nürburgring, aunque el ajuste final del nuevo deportivo será llevado a cabo por Toyota. Ambos modelos serán fabricados conjuntamente en Austria, en la planta de Magna Steyr en Graz.

    Por lo que hemos podido comprobar, gracias a las imágenes de las mulas de pruebas cazadas hasta la fecha, el nuevo Supra contará con una carrocería de tipo coupé, con un largo capó delantero donde se situará la mecánica y una corta trasera. Lo que nos recuerda la silueta tradicional que dispuso el modelo original durante toda su vida comercial. Las ruedas las encontramos muy cerca de las esquinas dejando un escueto voladizo delantero, siendo aún menor el trasero.

    En cuanto a los motores disponibles, por lo que sabemos el nuevo Supra debería contar, según versiones, con mecánicas de 4 y 6 cilindros de origen BMW. Siendo la versión más alta la que contaría con un esquema híbrido basado en el motor de 6 cilindros, que estaría apoyado por dos motores eléctricos. En teoría, el motor de combustión impulsaría las ruedas traseras, mientras que los dos grupos propulsores eléctricos darían par al eje delantero. Esta versión híbrida sería la más potente de la gama y podría estar rondando los 500 caballos.

    Toyota FT-1, prototipo gris presentado en Monterey 2014

    Los prototipos vistos hasta ahora nos hacen pensar que las líneas del nuevo Supra estarán basadas en las del concept presentado en 2014. Las proporciones son muy similares, un largo capó delantero y escueto habitáculo desplazado hacia atrás, con una corta trasera de estilo coupe. Aunque dichas mulas de prueba se encontraban fuertemente camufladas, y lo que es más importante, aún con elementos provisionales, hay ciertos rasgos que podemos reconocer del prototipo FT-1, aunque por el momento, BMW cuenta para su desarrollo con mulas de pruebas muy primitivas, que incluso disponen de un salpicadero completo de la marca alemana, por lo que el diseño final del deportivo no se puede ver del todo reflejado en los prototipos cazados hasta la fecha.

    Por ello, en los prototipos de prueba hemos podido ver un frontal y una zaga sin sus formas definitivas, con elementos ópticos provisionales e incluso camuflaje que oculta el verdadero volumen y forma de algunos elementos, como es el caso de la extraña protuberancia central en el morro, que nos hace pensar que oculta una delantera similar a la que disponía el prototipo de salón presentado en 2014. Sin embargo, hay diversos elementos que claramente parece ser definitivos, como los pilares, la línea superior en caída de las ventanillas o el propio techo, en el que se aprecia claramente como cuenta con el doble abombamiento que ya disponía el FT1.

    La llegada del nuevo deportivo japonés, en su versión definitiva de producción, no la esperamos antes de 2018, aunque anteriormente a su lanzamiento oficial, Toyota desvelará un nuevo concepto que nos adelantará el modelo definitivo. Las últimas grandes citas de este año en las que la marca podría presentar este nuevo show car serían los salones de Los Ángeles o Tokyo, todas ellas citas inminentes.

    Pilotos traseros provisionales.

    A pesar de que la mayoría de los detalles del modelo continúan siendo un secreto, el dato que parece ser más importante y que más ríos de tinta ha provocado es precisamente su denominación. el reciente registro del nombre Supra por parte de Toyota no solo era una de las primeras pistas del retorno del modelo, además es un detalle que ha cobrado especial importancia por la evidente conexión que tendría con el mítico deportivo.

    En referencia a esto, el mismísimo Tetsuya Tada, máximo responsable del programa de deportivos de Toyota, afirmaba este año que la marca está trabajando fuertemente en ese sentido, para poder emplear de nuevo la denominación Supra. Aunque en la misma conversación con los medios, también afirmó que "nadie ha decidido realmente el nombre todavía". Según Tada, Supra es un nombre con mucha historia y peso para los aficionados, lo cual valora positivamente la marca, como sucedió con el actual GT86, que toma ese nombre en referencia al Corolla AE86, otro de los mitos de la firma japonesa.

    Toyota Supra 2018: todo lo que debes saber