¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La Unión Europea desbarata los planes de sus países para prohibir la combustión

    La Unión Europea desbarata los planes de sus países para prohibir la combustión
    Los coches eléctricos serán los sustitutos de la combustión en 2030Volkswagen
    Fran Romero
    Fran Romero5 min. lectura

    La carrera por el cese de la combustión ya ha cogido un nivel que casi está a punto de despegar. Algunos países han pedido a la Unión Europea que ponga fin al galimatías en el que se han metido otros países. Años dispares entre 2030 y 2050, pero que realmente no sirve para nada, porque ningún país podrá prohibir la venta y matriculación de coches de gasolina o diésel.

    En los últimos meses, son varios los países de la Unión Europea los que han decidido poner fecha en el calendario para el cese de la combustión en sus territorios. Más que un cese, la prohibición de que se puedan matricular coches de gasolina y diésel. Por ejemplo, Francia ha prohibido la venta de coches de combustión, a partir de 2040.

    El mismo año también figura en los planes de España, y nada menos que 10 años menos en el caso del Reino Unido. Los británicos impedirán la venta de los vehículos que consumen combustibles fósiles en 2030. El objetivo es fomentar los híbridos enchufables y los eléctricos, y desarrollar su infraestructura de carga. Este es un gran problema, que le corresponde solucionar a los gobiernos, pero hay una cuestión muy importante a tener en cuenta: se trata de una decisión unilateral que está prohibida.

    Foto Ford Mustang Mach-E
    En 2030, esta imagen del Ford Mustang Mach-E será más común con más coches eléctricos en la carreteras

    El anuncio de prohibición unilateral de la combustión es una injerencia

    Los países miembros de la Unión Europea no pueden prohibir la matriculación de coches de gasolina o diésel porque así lo hayan definido en una de sus leyes, como la ley de movilidades de los galos. Hace unas semanas te contábamos que países europeos habían pedido a la Unión Europea que estableciese un año tope para un cese común de la combustión. Y es que es la prohibición solo la puede realizar Bruselas.

    El asunto ha salido a la palestra en Alemania, donde se tiene previsto cesar la combustión en 2030, una década después de lo que estaba previsto inicialmente. Y es que la Fundación de Neutralidad Climática de Berlín ha encargado un profundo análisis que pone de manifiesto que la única competencia en esta materia recae en la Unión Europea, ya que los países miembros solo pueden aplicar el reglamento para la matriculación de vehículos en la Unión Europea UE 858/2018, señalando textualmente que «crea un procedimiento de aprobación a escala de la Unión para la implementación del mercado interior, que incluye, sobre todo, una armonización y especificación de los requisitos técnicos para automóviles y vehículos ligeros. vehículos comerciales y el reconocimiento de una homologación de tipo de la UE».

    Unas líneas que se resumen tan sencillamente en que si un vehículo cumple con la normativa de la UE puede ser matriculado en cualquiera de sus países miembros. Sin embargo, el estudio ahonda un poco más, ya que señala que todo país que considere que un vehículo no es apto, entonces no reconoce la aprobación de tipo de la UE. Este es uno de los grandes problemas en la legislación de los países, porque el informe deja claro que es para Alemania y también para España, cualquier país de Europa bajo el manto de Bruselas.

    Los autores del informe, un importante bufete de abogados de Berlin, también han señalado que la única posibilidad de que tenga éxito una norma unilateral es que sea aprobada por el Tribunal de Justicia de Luxemburgo, basándose en una estrategia que sea capaz de que el mercado interior no se vea perjudicado con esa prohibición. Algo que los expertos antojan poco menos que improbable. Así, solo la Unión Europea es la que puede poner fecha al cese de la combustión.

    Fuente: Kronen Zeitung