Volkswagen da por cerrado el Dieselgate

Tras presentar en sociedad sus resultados económicos, Volkswagen considera que lo peor del escándalo de las emisiones se ha superado, y es el momento de mirar hacia delante. Es el primer fabricante mundial, obtuvo beneficios millonarios y va en la buena dirección.

Rueda de prensa anual de Volkswagen AG

El conglomerado alemán ha dado unos cuantos titulares en su rueda de prensa anual. Según Matthias Müller, el CEO de Volkswagen AG (sustituyó al dimitido Martin Winterkorn), Volkswagen vuelve a ir en la dirección correcta, "2016 no ha sido la pesadilla que muchos previeron". Y los números le dan la razón.

El Grupo tuvo en 2016 récord de facturación (217.267 millones de euros) y récord de resultado operativo (14.623 millones de euros). Incluso después de haber provisionado miles de millones de euros para hacer frente al escándalo de las emisiones diésel, han ganado dinero.

El pasado viernes Volkswagen se declaró ante las autoridades de Estados Unidos como culpable de tres delitos de fraude. Asumir la culpabilidad pondrá fin al proceso por la vía rápida. En el aire se encuentra el destino de un empleado de Volkswagen, retenido por las autoridades de EEUU, que seguramente irá a la cárcel. Oliver Schmidt puede acumular hasta 169 años de prisión por su participación en el fraude.

Si todos los clientes de los TDI trucados acceden a realizar las reprogramaciones, todos los coches podrán estar "arreglados" este mismo otoño. Es decir, los más de 10 millones de afectados habrían recibido una solución en poco más de año y medio. Lo del mercado estadounidense es otro cantar, no hay solución técnica para todos los coches, pero han empezado a recomprar unidades afectadas.

Volkswagen mira hacia delante, a un futuro próximo en el que habrá tecnologías de conducción autónoma (2021), una completa gama de vehículos eléctricos (2025), más servicios de movilidad... y pretende mantener el primer puesto de los fabricantes mundiales. Esa posición le ha ayudado mucho a Volkswagen para hacer frente a tantos costes derivados del escándalo.

De momento el "Dieselgate" costará 22.600 millones de euros

En los resultados del ejercicio 2016 se ha declarado una liquidez (dinero contante y sonante) de más de 27.000 millones de euros, luego el Grupo puede hacer frente a todos los costes conocidos hasta ahora. Sin embargo, no deberían cantar victoria y suponer que se va a olvidar todo tan rápido.

De momento en el mercado europeo está por ver si los jueces de cada país van a empezar a dar la razón a los propietarios en masa, y obligar a Volkswagen a indemnizarles también. En el sistema judicial de EEUU es mucho más fácil sacarle el dinero a Volkswagen, ya que es el propio fabricante el responsable de homologar los coches siguiendo el protocolo de la EPA.

En la Unión Europea eso es más difícil, porque la homologación se realiza por las autoridades de un país miembro (en este caso Alemania), que dio por buena la homologación de los susodichos motores, los 1.2 TDI, 1.6 TDI y 2.0 TDI de la familia EA189, es decir, los common-rail Euro 5. La UE no puede hacer gran cosa, pero los tribunales nacionales sí, y hay precedentes.

Ese frente no está precisamente cerrado, pero al ritmo al que van las cosas, no significará un desastre para sus cuentas. Todas las marcas dan dinero, hasta SEAT. Müller ha previsto un aumento del 4% de la facturación en 2017 y que el margen de beneficio se encuentre entre el 6 y el 7%. En la escala de la que hablamos, es muchísimo dinero.

En Estados Unidos parece que la pesadilla judicial se está terminando. Todos los coches que se están recomprando, si no se encuentra para el año que viene una forma de volverlos a poner en circulación, tendrán que desguazarse todos. Bajo la normativa de EEUU es mucho más difícil hacer que se cumpla la normativa de emisiones, el límite es más estricto que en Europa.

Para el año 2025 Volkswagen también hará cambios en su estructura interna, un plan conocido como Together 2025. Habrá menos mandos, mejor comunicación entre niveles de empleados, más protagonismo de la mujer (ocupa menos del 15% de la plantilla mundial), más proactividad... y también acuerdos de fabricación en la India y China. A medio plazo darán los frutos las apuestas en países emergentes y subdesarollados (véase África).

Volkswagen ha conseguido crecer ante la adversidad y superar la mayor crisis de su historia, si obviamos la práctica destrucción de sus fábricas en la Segunda Guerra Mundial y sus oscuros orígenes (III Reich). En cierto modo, prácticamente 2016 ha sido un año redondo para Volkswagen, pese a todo.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×