¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La producción de los Volkswagen ID.4 y Aero B se asigna a la fábrica de Emden

    La producción de los Volkswagen ID.4 y Aero B se asigna a la fábrica de Emden
    Detalle de las nuevas instalaciones para la producción de los Volkswagen ID.4 y Aero B en Emden, AlemaniaVolkswagen
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Volkswagen prepara las instalaciones de la factoría alemana de Emden para la producción de los ID.4 y del Aero B. El SUV eléctrico, que se está fabricando actualmente en la sede de Zwickau, se trasladará a la que actualmente produce el Passat, al mismo tiempo que la fabricación del nuevo Aero B ya se ha asignado a esta factoría.

    Volkswagen está afrontando una nueva era con el despliegue cada vez mayor de nuevos coches eléctricos. El primer complejo fabril que se transformó para la producción de modelos de movilidad sostenible fue el de Zwickau, albergando la fabricación de los ID.3, ID.4 y el nuevo CUPRA Born. Unas instalaciones que necesitan ya de una ampliación, ya que la capacidad óptima de producción se ha alcanzado y corre el peligro de desbocarse.

    Antes de que ese límite se alcance, la firma alemana ha iniciado la transformación de otra de sus plantas de producción clave. La de Emden, donde se fabrica el Passat que se trasladará a Eslovaquia junto al Skoda Superb. Esta fábrica aliviará la carga de trabajo de la anterior con la fabricación del Volkswagen ID.4 a partir de la próxima primavera, equipando las instalaciones con nuevas secciones de carrocería, talleres de pintura y la cadena de montaje, para lo que se ha destinado un paquete de 1.000 millones de Euros.

    Foto Volkswagen ID.4 - exterior
    El Volkswagen ID.4 se fabricará en Emden, Alemania, a partir de primavera de 2022

    El futuro Volkswagen Aero B ya tiene sede de producción

    Pero dado que no es suficiente para que Emden alcance el pleno funcionamiento, la sede también albergará la producción de la primera berlina eléctrica del fabricante, el Aero B que ya hemos visto en pruebas y en fotos espía. La marca de Wolfsburg ha asignado este emplazamiento, programando la entrada en producción de este modelo para 2023, por lo que el fabricante no solo confirma los plazos, sino que también supone que la presentación oficial la veremos en la segunda mitad de 2022.

    La firma alemana ha confirmado que, a pesar de la instalación de líneas de montaje y talleres especiales para los modelos eléctricos, Emden se seguirá ocupando de la fabricación de los Passat, Arteon y Arteon Shooting Brake hasta que culmine su ciclo de vida comercial. Una vez que llegue este momento, se desconoce qué ocurrirá realmente con el primero, pues la marca ha comunicado el traslado de la producción a la factoría de Eslovaquia, pero más recientemente hemos sabido que no tienen previsto dar un relevo al cabo de esta generación.

    Por lo que cada vez cobra más sentido que, con la desaparición de algunos modelos de tres volúmenes de marcas competidoras, Volkswagen aproveche para que el Aero B ocupe su hueco transformado en una berlina de cero emisiones que se situará en la gama media, cuyas dimensiones precisamente lo encajan con la berlina de combustión. Una posibilidad perfectamente plausible si tenemos en cuenta que a la marca alemana le gusta mucho ser la primera, y adelantarse a la competidoras en el lanzamiento de nuevos modelos con características específicas o en la apertura de nichos. Y el Aero B es precisamente uno de esos especiales.

    Fuente: Volkswagen