Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Qué podemos esperar de un Volkswagen T-Cross R de 300 caballos?

La llegada del nuevo Volkswagen T-Cross ha supuesto la introducción de la marca alemana en un segmento que le es totalmente ajeno, el de los crossovers subcompactos, un escalón del mercado eminentemente juvenil. ¿Tendría sentido una versión R de 300 caballos para este nicho?.

Recreación del nuevo Volkswagen T-Cross R.

La marca alemana presentó hace solo unos días el nuevo Volkswagen T-Cross, el nuevo modelo de acceso a la gama SUV del catálogo de la firma, que se posicionará bajo el nuevo Volkswagen T-Roc.

Esta es la primera vez que la marca presenta un modelo de este tipo, ya que lo más parecido que ha tenido en este segmento ha sido la versión Cross Polo, una versión ligeramente elevada del Volkswagen Polo, por lo que no podemos describirla como un verdadero SUV, sino como una suerte de Polo crossoverizado.

En cuanto aparecieron las primeras imágenes oficiales del nuevo Volkswagen T-Cross llegaron las primeras recreaciones de las posibles (e imposibles) futuras variantes del modelo, como la hipotética versión T-Cross GTI que os mostramos hace unos días. Lo que nos llevó a preguntarnos si tendría cabida en la gama una versión aún más potente radical del B-SUV, un teórico Volkswagen T-Cross R.

Las 4 salidas de escape que gozará su hermano mayor, el T-Roc R.

Siguiendo la estela de otras versiones similares como el Volkswagen Polo R o el futuro T-Roc R -no confundir con las versiones R-Line- hemos realizado una recreación del nuevo T-Cross R, dotado del mismo motor de 4 cilindros y 2.0 litros turboalimentado que montará el futuro T-Roc R, pero con una cifra de potencia en torno de los 300 caballos.

Las mejoras de bastidor estarían en línea con las versiones mencionadas anteriormente, con un esquema de suspensión rebajado y con menor recorrido para evitar balanceos no deseados de la carrocería. De la misma manera, el equipo de frenos y la dirección sufrirían modificaciones similares. A nivel estético nos encontramos con un T-Roc altamente vitaminado, con un paragolpes mucho más agresivo, con nuevas entradas de aire y un conjunto de ruedas de mayor tamaño. En la zaga encontramos las mismas 4 salidas de escape que el futuro T-Roc R.

¿Tendría sentido a nivel comercial?, probablemente no, aunque el T-Cross esté dirigido a un público eminentemente joven, una versión de este tipo tendría un precio demasiado alto y muy próximo al de versiones como el futuro T-Roc R o el nuevo Cupra Ateca, con los que comparte especificaciones mecánicas. Además, la próxima llegada del T-Roc R elimina la posibilidad de una versión R del modelo pequeño, aunque eso no quita para que haya cabida para una nueva versión deportiva, como el ya planteado T-Cross GTI.

Fotos: Motor.es

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto