Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volvo pondrá coto a la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas

Volvo irá un paso más allá en su afán de convertirse en una marca de referencia en cuanto a seguridad vial. Su próximo objetivo es poner coto a la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas. En los casos más extremos el propio vehículo podrá limitar su velocidad, alertar al servicio de asistencia Volvo on Call e incluso aminorar la marcha de forma activa y estacionar el vehículo en un modo seguro.

Volvo pondrá coto a la conducción bajo los efectos del alcohol

Volvo quiere evitar la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Hace cuestión de unos días saltó la noticia. Volvo anunciaba que limitará la velocidad máxima de sus vehículos a 180 km/h a partir del próximo año 2020. Ahora, la firma sueca va un paso más allá en su afán de convertirse en la compañía de referencia en cuanto a seguridad del sector automovilístico. El siguiente objetivo de Volvo son los conductores irresponsables que se ponen al os mandos de sus vehículos bajo los efectos del alcohol y las drogas.

El consumo de drogas y alcohol son también importantes motivos de preocupación en el ámbito de la seguridad vial. Se trata de un gran escollo que obstaculiza el camino hacia la visión de Volvo de un futuro sin víctimas mortales de tráfico. Tomando como referencia los datos facilitados por la NHTSA, casi el 30% de las muertes por accidente de tráfico registradas en Estados Unidos durante el año 2017 tenía la implicación de un conductor bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Según la compañía sueca, la mejor forma de luchar contra la distracción y el consumo de drogas y alcohol es instalar en el interior del vehículo cámaras y otros sensores que vigilen al conductor. Este sistema será capaz de detectar si está claramente distraído o si conduce bajo los efectos del alcohol o las drogas y no reacciona a las señales de advertencia. Si se da el caso, el propio sistema podría intervenir para evitar el riesgo de sufrir un accidente.

Volvo pondrá coto a la conducción bajo los efectos de las drogas

Los coches de Volvo podrán detenerse y estacionarse de manera autónoma si lo consideran necesario.

¿En qué consistiría la intervención de este sistema? Desde la limitación de la velocidad del vehículo hasta la alerta al servicio de asistencia Volvo on Call y, como último recurso, aminorar la marcha de forma activa y estacionar el vehículo de un modo seguro. Entre los comportamientos sospechosos que alertarán al sistema tenemos los siguientes:

  • Ausencia total de manejo de la dirección durante un tiempo prologando
  • Mantener los ojos cerrados o mirada apartada de la carretera durante demasiado tiempo
  • Zigzagueos exagerados entre carriles
  • Tiempos de reacción excesivamente lentos

Este sistema será una realidad a principios de la próxima década y en un primer momento será estrenada en los modelos de Volvo sustentados por la próxima generación de la plataforma escalable de vehículos SP2. Más adelante la marca dará más detalles sobre el número de componentes definitivos que necesita el sistema.

Fuente: Volvo

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto