¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volvo S90, detalles del sustituto del S80

    Iñigo Ochoa
    Iñigo Ochoa

    Dentro de la gama de berlinas de Volvo encontramos que la firma sueca no va más allá del segmento E, liga en la que juega el Volvo S80. Dejando de lado el nuevo SUV XC90, esta berlina debería ser el buque insignia de la marca, pero la realidad es que es el modelo más desfasado.

    En el segmento E de las berlinas podemos encontrar varios modelos de marcas premium, todos los cuales tienen algo en común: Ninguno es reciente. Todos tienen ya unos años y se preparan para afrontar una nueva generación, pero especialmente anticuado el Volvo S80.

    El S80 es actualmente la berlina más grande de Volvo y como tal debería ser uno de sus buques insignia, aunque la realidad es bien distinta y es el modelo más longevo de la gama, junto a sus derivados los V70 y XC70, que gozan de mejores ventas, especialmente el último.

    La firma sueca también estiró hasta la saciedad la vida del Volvo XC90, un modelo que a pesar de tener 12 años seguía vigente y con relativa salud comercial, aunque la nueva generación presentada hace unos días supone un importantísimo paso adelante y es toda una declaración de intenciones de Volvo.

    Ahora la marca se prepara para un nuevo reto. Renovar sus fichas en el segmento E. Todo comenzará con la nueva berlina sustituta del S80, que pasará a llamarse Volvo S90. Será una clásica berlina de cinco puertas y tres volúmenes bien marcados, haciendo propias las claves de diseño del nuevo XC90. El modelo estará asentado sobre la plataforma SPA (Scalable Product Architecture) de Volvo, también común al nuevo SUV.

    En lo relativo a las versiones de este nuevo Volvo S90, la marca apostará por China, con una variante de batalla alargada y casi seguro que también veamos una carrocería familiar y una versión crossoverizada de esta, que bien podría mantener el nombre de XC70 o subir un peldaño hasta el XC80. Desde luego queda descartado que se llame XC90 y sería muy difícil que los suecos dejasen de lado esta exitosa variante.

    En el apartado mecánico Volvo seguirá apostando por la eficiencia. Se compartirán motores con el XC90, todos ellos de cuatro cilindros, gasolina y diésel y de la nueva familia Drive-E. Se espera también una variante híbrida enchufable en la gama, algo que ya es una realidad en el segmento C con el V60 Plug-in Hybrid.

    Todavía no conocemos cuando llegará al mercado la nueva berlina, pero deberíamos de conocerla en 2015, año en el que también tendría que llegar a los concesionarios Volvo.

    Fuente: LeftLaneNews