¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Gratis y para mujeres: nace la controvertida W Series

Con el apoyo de figuras relevantes de la Fórmula 1, una abogada británica crea una categoría de monoplazas exclusiva para mujeres piloto.

Una veintena de pilotos serán seleccionadas para competir con chasis de Fórmula 3.

División entre las pilotos que lo consideran una "oportunidad" y las que lo critican por "segregar".

Tras meses de que la idea se madurase a puertas cerradas, y de que ésta fuese ampliamente discutida y criticada a nivel público, el automovilismo tendrá una categoría de monoplazas exclusiva para mujeres en 2019. Ni una semana después de que Ana Carrasco rompiese barreras siendo la primera mujer campeona del mundo de motociclismo, este miércoles se ha anunciado la creación de la W Series, un campeonato con monoplazas de Fórmula 3 que tendrá como principal incentivo la participación gratuita de las mujeres pilotos que compitan en ella, y un premio económico de 500.000 dólares (435.000 euros) para la vencedora, dentro de una bolsa total de 1.300.000 euros.

En su comunicado, la categoría manifiesta nacer con "la firme convicción de que las mujeres pueden competir en igualdad con los hombres en el automovilismo. De todos modos, una categoría femenina es esencial para impulsar una mayor participación femenina. Las W Series son, por tanto, una competición guiada por un objetivo, que no es solo proporcionar carreras emocionantes para los espectadores a escala global, si no también equipar a sus pilotos con la experiencia con la que poder progresar en sus carreras, antes de avanzar a las categorías de alto nivel".

La W Series, que tendrá lugar en circuitos europeos en 2019, se disputará con un chasis Tatuus de Fórmula 3, con la misma configuración avalada por la FIA para competiciones de Fórmula 3 como la F3 Americas y la F3 Asia. El certamen seleccionará a las pilotos participantes (entre 18 y 20) en base a un "riguroso programa que involucrará pruebas en pista, evaluación en simulador, pruebas de ingeniería técnica y pruebas de forma física". Las elegidas, que no tendrán que desembolsar cantidad alguna por competir, se someterán también a "un completo programa de entrenamiento (...) impartido por un grupo de expertos con décadas de experiencia en Fórmula 1".

El campeonato está impulsado por importantes nombres del mundo del automovilismo, como el ex piloto de McLaren David Coulthard, el veterano jefe de equipo Dave Ryan y el periodista y relaciones públicas Matt Bishop. En un video publicado por la categoría, aparecen también tres mujeres que forman parte de su estructura: la asistente ejecutiva Louisa Dearlove, la encargada de redes sociales Penny Harrison y la persona al frente del campeonato, Catherine Bond Muir, una abogada deportiva y banquera de finanzas con 25 años de experiencia que registró el concepto W Series en marzo de 2017. La categoría ha presumido también del apoyo de pilotos en activo o retirados, como Kevin Magnussen, Pedro de la Rosa, Gerhard Berger y John Watson.

"Hace casi tres años, durante una extensa baja por maternidad, empecé a desarrollar el concepto de las W Series en casa", asegura Bond Muir, que aporta la financiación para el campeonato. "Hay muy pocas mujeres compitiendo en monoplazas, y las W Series incrementarán ese número muy significativamente en 2019, exhibiendo a su vez el potencial de muchas más. Las pilotos de la W Series serán superestrellas mundiales y un ejemplo inspiracional para las mujeres. Cada organización, empresa, patrocinador y persona que ayude a las campeonas a conseguir esos éxitos innovadores podrán ser partícipes de ello con elogios a nivel mundial"

Entre las mujeres pilotos, varias han mostrado su apoyo a esta idea, como Tatiana Calderón (GP3), Jamie Chadwick (Fórmula 3 británica), Stéphane Kox (GT) y ex pilotos de GP3 como Alice Powell o Vicky Piria. Hasta ahora, las principales opiniones discordantes han llegado por parte de Sophia Flörsch, que compite en la Fórmula 3 europea ("Aunque estoy de acuerdo con los argumentos, no lo estoy con la solución") y de Pippa Mann, con 16 carreras de IndyCar a sus espaldas ("Los que pueden apoyar a las mujeres pilotos eligen segregarlas en vez de apoyarlas. Muy decepcionada por ver semejante paso atrás").

El anuncio de las W Series llega pocas semanas después de que la FIA llevase a cabo en el Circuito de Navarra un programa de evaluación con 15 mujeres piloto. Entre ellas, además de Calderón, Chadwick y Flörsch, también se encontraban Christina Nielsen (doble campeona de la clase GT Daytona en el certamen IMSA), Beitske Visser, Rahel Frey, Mikaela Åhlin-Kottulinsky, Laura Kraihamer, Gosia Rdest, Natalie Decker, Amna al-Qubaisi, Lilou Wadoux, Michelle Gatting y dos pilotos españolas, Marta García y Carmen Jordà, ésta última valedora de una categoría femenina y muy criticada en el pasado por argumentar, desde una posición en la FIA, que las mujeres no podían competir en igualdad contra los hombres en el automovilismo. La polémica está servida.

Noticias relacionadas

  • Comentario de Jose Manuel
    10/10/2018 (13:02)

    Jose Manuel

    "Otra estupidez buenista y feminista, mucho tocho que leer para semejante parida."

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto