¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW Serie 1 135i Cabrio Steptronic. Único en su especie

65

BMW ha creado un coche único, exclusivo e impactante, que robará una sonrisa al más reservado.

Se trata de uno de los compactos deportivos más potentes de su segmento gracias a su motor "High Precision Injection", turboalimentado, de inyección directa que eroga una potencia de 306 cv.

Para nosotros, el 135i representa la esencia BMW. Pisar a fondo y sentir un "patada" en el pecho que te oprime fuertemente hasta llegar a los límites legales. Observar su diseño de Cabrio puro, manteniendo un equilibrada proporción. Está fabricado para difrutar al volante, para sentir reacciones que pocos coches pueden ofrecer; Para tener una sonrisa eterna; Para visitar la gasolinera cada 2 días... Pura adrenalina.

Prueba

Desde el interior de la central de BMW, veía humeante (debido a la alta temperatura del escape trasero) la llegaba del 135 que sería mi compañero por la próxima semana. Blanco y negro, un elegante contraste de color.

Diseño exterior

La carrocería Cabrio ha sido la última en añadirse a la gama Serie1 completando las variantes berlina de 3 y 5 puertas además de la versión Coupé. El frontal es idéntico para la mayoría de versiones, a excepción de si equipamos el paquete M que modifica algunos aspectos estéticos y técnicos.

La parte trasera es compartida en las versiones berlinas de 3 y 5 puertas, por el contrario, la versión coupé y cabrio comparten diseño de los grupos ópticos traseros.

El Serie 1 Cabrio es básicamente igual que el Coupé, a excepción del techo el cual es de lona. Probablemente el único tipo de techo que permite mantener la condición de 4 plazas del modelo. (Diferencias entre Berlina 3p y Cabrio I y II)

Los grupos ópticos traseros disponen de elementos LED de “alto rendimiento” con intensidad variable, directamente proporcional a la fuerza de la frenada. De forma que si se frena con mucha fuerza la superficie iluminada aumenta, diferenciando de este modo una frenada ligera de una a fondo, aumentando la seguridad para conductores que nos sigan en carretera. Como detalle, BMW ha optado por incluir la antena de la radio en la parte trasera izquierda del vehículo, recordando a los antiguos vehículos descapotables.

El BMW Serie 1 135i Cabrio incluye de serie el paquete M que puede adquirirse opcionalmente en el resto de la gama. Este paquete incluye mejoras aerodinámicas, y a mi gusto estéticas, con paragolpes con entradas de aire más pronunciadas, ruedas XL y una salida doble de escape.

Mirémoslo de nuevo de frente, esos “ojos de ángel” a cada a lado de la característica parrilla doble BMW con barras verticales cromadas, bajo ella, en la entrada central de aire puede observarse el intercooler preparado para recibir aire fresco y por cierto...

¿Pero donde están los anti nieblas? Los frenos también hay que refrigerarlos, esos frenos de 17 pulgadas con el anagrama de BMW autoventilados delante y detrás que garantizan frenadas fiables y cortas...y vaya si frenan.

Las llantas que equipa nuestra unidad se denominan BMW 264 y tienen neumáticos de distintas medidas; delante 18" con neumáticos 215/40R y detrás 18" con 245/35 R, y son serie con el 135.

Habitabilidad

Homologado para cuatro plazas, el espacio interior de este Serie 1 es igual que el de sus compañeros de gama, ajustado. Los pasajeros traseros tendrán mayor o menos comodidad en función de la posición del conductor. En la parte trasera han aprovechado la forma de la capota de modo que una persona de 1`80m de altura sentado en las plazas traseras no roza en el techo.

Este detalle me impresionó bastante, ya que en un Astra Twin Top, de techo duro, una persona de semejante estatura tiene que ir con la cabeza doblada. Los asientos son de corte deportivo y de cuero; tiene reglajes longitudinales, de altura, de inclinación de respaldo y de la banqueta para mejorar el apoyo de las piernas. Los pasajeros traseros disponen de redecillas en la parte trasera de los asientos delanteros pudiendo dejar pequeños objetos personales

Su interior no dispone un lujo extremo pero tiene todo lo que necesita un conductor. Cuenta con un climatizador bizona, un equipo de sonido integrado con mp3 y entrada auxiliar por USB entre otras cosas (Ver Imagen). Lo que sí eché de menos fue la calefacción en los asientos de piel, un detalle que mejora considerablemente el confort de marcha a bajas temperaturas en configuración cabriolet.

El cuadro de instrumentos tiene una iluminación anaranjada y se completa con una pequeña pantalla LCD que muestra datos como la hora, temperatura, cuenta kilómetros, consumo medio e instantáneo, autonomía..etc

Nuestra unidad incopora cambio automático de 6 marchas “Steptronic” que incorpora levas al volante para realizar los cambios con una mayor precisión y rápidez.

El volante es multifunción permitiéndonos interactuar con la radio, con el sistema de navegación y el teléfono. A su izquierda a parte de la palanca de intermitentes encontramos el control de crucero que memoriza la velocidad deseada y la mantiene constante. A la derecha del volante se encuentra en botón Start/Stop para arrancar el motor, detalle que hoy día incorporan muchos vehículos de distintos fabricantes (Ver Imagen).

Para arrancar el motor desde el botón previamente habrá que insertar la llave que opcionalmente puede memorizar los ajustes personales del conductor, como la temperatura, posición del sonido, configuración de audio, posición de retrovisores..

Me han parecido interesantes algunos aspecto del sistema de navegación y de la gestión que se hace de algunos elementos multimedias en la pantalla de 8” que nuestra unidad incorpora en la consola central.

Tanto en el video como en las fotos que completan esta prueba están reflejados estos detalles. Por ejemplo, podemos realizar una ruta, mostrarla en el navegador y dividir la pantalla para realizar otra función, como consultar la agenda del teléfono móvil. Estas operaciones podemos hacerla con un grupo de botones multifuncionales junto al freno de mano (Ver Imagen).

Siguiendo con la consola central, bajo la pantalla multimedia, se encuentra el lector de Cd y bajo este los distintos ajustes de climatización, sensor de parking y accionamiento de la capota (Ver Imagen). El climatizador bizona incluye sensor solar, de empañamiento y función de calor residual y además tiene una configuración propia para cuando se circule en modo descapotable. Aunque no puede verse, bajo el reposa brazos central delantero se encuentra la toma de audio auxiliar de mp3 para reproducir canciones de fuentes externas.

Todos los ajustes están bien tratados, como cabe esperar, aunque eché de menos unos asientos más deportivos…quiero decir, con un diseño más deportivo, por que los asientos que incorporaba te acogían perfectamente, de forma que la sujeción lateral cuando estamos tomando una curva con fuerza (por ejemplo) es muy buena.

La visibilidad que nos da los retrovisores térmicos exteriores es igual que las otras versiones, penalizándose la visibilidad trasera por el pequeño espacio del que dispone la luna trasera (resistente al rayado y calefactable)incorporada en la capota de lona. Esta escasa visibilidad es similar a la existente en modelos con carrocería coupé.

No podemos olvidar el techo que lo diferencia de sus hermanos de gama. En movimiento, presionando en todo momento el botón de la capota o desde el mando, hasta 40km/h podremos realizar la maniobra de capotado o descapotado que tarda 20 segundos en realizarse. El ajuste del techo perfecto, no tanto como su insonorización en la cual se nota que claramente es un modelo sin techo rígido, pero esto es lo de menos. La capota reforzada del A3 Cabrio que probé hace unos meses tiene un aislamiento acústico ligeramente superior. Pude comprobar la estanqueidad del techo realizando largos viajes con lluvia moderada e intensa y el resultado fue muy satisfactorio. Dispone de un maletero de 240 litros de volumen en configuración Cabriolet y de 280 litros de volumen con la capota puesta, en configuración Coupé.

En una de mis primeras paradas tras recoger el modelo del parque de prensa y descansar un tiempo prudente para proseguir mi viaje me encontré una desagradable sorpresa en el asiento del conductor. Dos intrusas gotas de agua ponían en duda la experiencia de BMW en los techos de lona.

Las gotas habían caído cuando abrí la puerta para salir, aunque la capota tiene un reborde en lo que sería el marco de la ventana para evitar que las gotas escurran hacía el interior durante la apertura. Se ve que el viento fue algo travieso y las introdujo, un par de segundos antes de que cerrara haciendo de lo que os cuenta una mera anécdota. El ajuste de la capota es perfecto (Ver Imagen).

Mecánica

La Serie 1 de BMW con carrocería Cabriolet tiene disponible cuatro motores gasolina y dos diesel. Las motorizaciones en gasolina son las siguientes: Serie 1 Cabrio 118i de 143cv, 120i de 170cv, 125i de 218cv y la motorización tope de gama que monta nuestro modelo: 135i de 306cv. En cuanto a diesel empezamos con un 118d de 143cv, 120d de 177cv y 123d de 204cv. El precio base de la Serie 1 Cabrio con el motor correspondiente a la versión 118i está disponible desde 33.900€.

En esta unidad, se trata de un motor turboalimentado con inyección directa de cilindrada, un seis cilindros de 3,0 l de cilindrada. Debido a la temperatura y presión que alcanza el motor, el motor está compuesto por un bloque de aluminio a diferencia del bloque mixto de aluminio y magnesio que llevan el 130i o el 330i.

La potencia máxima de este motor turboalimentado es 306 CV (225 kW); es decir, unos 102 CV/l. Una característica muy interesante de este motor es que su régimen máximo es de 7.000 rpm, que se considera mucho teniendo en cuenta el origen turbo del mismo. Para este modelo se homologa un consumo medio de 9.4L, siendo el consumo urbano 13.3L y el extra urbano 7.1L. Por mi parte en largos desplazamientos he conseguido fijar el consumo medio a 9L, pero no podía bajarlo de ese punto. En urbano y exigiendole un poco al motor nos plantamos en 13-14L y si priorizas las prestaciones puedes verte un consumo de 17L. Pero no es su consumo máximo.

En la ficha técnica figura un par máximo de 400 Nm constante entre 1.300 y 5.000 rpm por el que hacer “estiradas” crea adicción y como podréis imaginar pisar el pedal en cualquier régimen derevoluciones tiene como consecuencia una respuesta instantánea.

Curiosamente, BMW sólo oferta este motor a la versiones Cabrio y Coupé de su Serie 1, dejando como topes de gama para la versión berlina otro motor de 3.0L de cilindrada de 265cv de potencia.En el segmento de los compactos hay pocos modelos que tengan una potencia similar a este 135.

Junto con el cambio Steptronic y la tracción trasera se unen dos características que nos incitarán a ir en la búsqueda constante de la enérgica respuesta del motor.

Comportamiento

La serie 1 cabrio asociado a este motor proporciona una experiencia de conducción realmente agradable por muchos factores, la dureza, la precisión de la dirección, tacto general, capacidad de aceleración, sensación de aplomo.... todo es sobresaliente ¿Creías que se traba de un simple S1 con un kit de carrocería?.

El placer de conducción comienza desde los primeros metros, tras el arranque y su ronroneo (uff ¿qué es lo que hay bajo el capó?), me dispongo a sacar del parking de prensa el modelo. Con mucho cuidado maniobro para no arañar los coches que tengo a cada lado (que dicho sea de paso se trataba de un Serie 5 GT y un Serie 7).

La temperatura del escape sigue haciendo que vea humo blanco por el retrovisor. La dirección activa se porta bien gracias a su desmultiplicación que entra en funcionamiento acorde la velocidad en la que circulemos. Y realizando un par de giros más me preparo a entrar en carretera. ¿Cómo se portará este M1 Cabrio?

Respecto a compactos “normales” la postura de conducción de este modelo me dio la sensación de ser más baja y su amortiguación es bastante durilla aunque no me parece incomoda, pude hacer 600km en un mañana sin problemas. El ronroneo del motor varia de forma considerable en aceleraciones fulgurantes y en aceleraciones lentas pero constantes, no suena como un M, pero casi. A bajas revoluciones suena un tono grave delicioso que se transforma en un sonido más metálico en altas. Conducir sin techo por ciudad y escuchar ese ronroneo en cada salida…es autentico.

Los adelantamientos son coser y cantar, se hacen muy rápidos, el cambio automático garantiza capacidad de reacción independiente de las revoluciones del motor. Si el estado de la carretera es buena puedes disfrutar de una conducción rápida aunque si el firme se encuentra deteriorado es fácil percibir la superficie de la carretera. Las ruedas tienden como a realizar pequeños rebotes, llegando incluso a alterar la trayectoria.

Con los controles activados su comportamiento es bastante predecible y realizar sobreviraje no es común a excepción de pisar a fondo en curvas muy cerradas.

En movimiento te hace creer que eres el mejor conductor del mundo (esto puede ser peligroso); aunque para exprimir todo el potencial que puede brindarnos deberemos ser conductores experimentados. Es fácil de conducir gracias a todas sus ayudas electrónicas, pero no hay que perderle el respeto.
Si quieres buscar su límite probablemente acabes dándote un buen susto, a velocidades bajas perdona casi todo tipo de errores pero cuando el velocímetro se pone nervioso todo va demasiado rápido y podemos no reaccionar ni a tiempo ni adecuadamente.

Siempre nos transmitirá una gran sensación de control, aplomo y estabilidad. Entonces, te sientes cómodo con él, te da lo que le exiges y en un momento de valentía, decides quitar las ayudas electrónicas.

Bienvenidos a la realidad, hacer el mismo trabajo que la electrónica para que el coche no se desboque, no es tan sencillo como piensas. En un salida rápida en línea recta en los primeros metros podemos sentir algún que otro culetazo, por no hablar de si decides tomar una curva algo pasadillos o pisar a fondo en el interior de una curva sin control alguno. Con esa potencia en el tren trasero, el partinaje artístico es coser y cantar. Al menor descuido, el maletero querrá adelantaros

En cualquier caso, no os preocupéis, el 135 es un coche para “casi” cualquier conductor que no le busque las cosquillas a su corazón de 306cv. El coche es mucho más efectivo con sus controles activados, ya que el control de tracción trabaja echando horas extras en todo momento.

Si tenemos que hablar de comfort, con el cortavientos puesto, inutilizando de este modo las plazas traseras, con los cristales subido y la climatización alta, puede circularse cómodamente a bajas temperaturas como 5ºC.

En sensaciones, la sensación de descapotable es mucho más notable en comparación con Coupe Cabrios de 4 plazas con techo duro que hay en nuestro mercado.

Seguridad

El BMW 135i Cabrio tiene frenos de discos en todas las ruedas teniendo una gran estabilidad y una pequeña distancia de frenado. Tiene un control dinámico de estabilidad llamado DSC que se ocupa de detectar cuando nuestro vehículo va a derrapar y junto al control de frenada en curva estabiliza el vehículo en milésimas de segundos

Como otros elementos de seguridad dispone de 4 airbags: para conductor, acompañante y otros dos airbags de cabeza-tórax integrado en los respaldos de los asientos delanteros. Los pasajeros delanteros cuentan con un sistema de retención en caso de colisión.

Además, como los descapotables actuales, equipa un sistema de protección antivuelco que se activa cuando se sobrepasan algunos valores de inclinación y aceleración o cuando se pierde el contacto con el suelo. Este sistema saca unos arcos antivuelcos que aseguran espacio vital para los ocupantes del vehículo independientemente de la plaza que ocupen.

Pros y Contras

Bueno, antes de que salten las alarmas, vamos a matizar lo de "pequeñas vibraciones".

Circulando por autovía , entorno a una velocidad de 120km/h, en algunas ocasiones he podido percibir algunas vibraciones provenientes del marco del parabrisas con la capota. En un principio pensé que podría deberse a que había mucho viento y este al chocar con lona creaba vibraciones, pero no se trata de eso, no importa el viento que haga, la lona nos protege ante todo tipo de situaciones.


Me refiero a unas pequeñas vibraciones para el conductor que son más notables en las plazas traseras cuando circulamos con la capota puesta. En modo cabrio estas vibraciones pasan desapercibidas. He intentado descubrir a que era debido estas pequeñas vibraciones, si se traba del estado del asfalto, si era la capota de lona, aunque aparentaba un buen ajuste, a los frenos, aunque hacían sin función sin rechistar (además las vibraciones no aumentaban cuando frenaba)…por lo que he contactado libremente con algunos dueños de la Serie 1 Cabrio preguntándolo si ellos habían tenido una experiencia similar. Y la respuesta fue NO. Por lo que estas vibraciones de las cuales a ciencia cierta desconozco el origen, parece ser que sólo afectaban a esta unidad….además algún aspecto a mejorar debía poner no? Jeje

Quiero uno.

Datos y Equipamiento

Enlace con todos los datos en formato PDF (aquí)

Combustible gasolina
Potencia máxima CV 306
Par máximo Nm / rpm 400 / 1300-5000
Número de cilindros 6 en línea --
Cilindrada (cm3) 2979

Velocidad máxima (km/h) 250
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,7
Aceleración 0-1000 m (s) 25,1

Consumo urbano (l/100 km) 13,5
Consumo extraurbano (l/100 km) 7
Consumo medio (l/100 km) 9,4
Emisiones de CO2 (gr/km) 225

Largo / ancho / alto (mm) 4360 / 1748 / 1411
Peso (kg) 1685
Capacidad del depósito de combustible (l) 53
Volumen del maletero / con asientos abatidos (l) 305
Número de plazas 4

Noticias relacionadas

BMW Serie 1 135i Cabrio Steptronic. Único en su especie
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto