¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Comparativa Jeep Gladiator vs Ford Ranger Raptor ¿Cuál es el rey de los pickups? (con vídeo)

    Comparativa Jeep Gladiator vs Ford Ranger Raptor ¿Cuál es el rey de los pickups? (con vídeo)
    18
    Oscar Magro
    Oscar Magro15 min. lectura

    El Ford Ranger Raptor es el pickup más bruto que se puede comprar en Europa pero ya no está solo en la cima del segmento. Ha llegado el Jeep Gladiator: es más grande, es más potente y es más caro pero ¿es mejor?

    El Jeep Gladiator y el Ford Ranger Raptor analizados en vídeo

    Los pickups son fundamentalmente vehículos de trabajo y por ello suelen mostrar un funcionamiento tosco y áspero. Los que hace especiales al Ford Ranger Raptor y al Jeep Gladiator es que se centran en la vertiente más lúdica, más recreacional. Tiene una imagen espectacular, unas prestaciones sobresalientes y su conducción es notablemente refinada.

    El tamaño de estos modelos es colosal. En anchura el modelo de la marca del óvalo impresiona porque el Raptor es mucho más ancho que un Ford Ranger convencional y supera en 13 cm al Jeep. Pero si hay un aspecto en el que sobresalen estos dos modelos es la longitud: desde luego no son coches pensados para la ciudad porque el Ranger Raptor mide 5,36 m de largo, es enorme, pero el Gladiator aumenta esa cota en 23 cm más para llegar a los 5,59 m.

    Los dos mejores pickups del mercado frente a frente

    Uno podría pensar que gracias a sus descomunales dimensiones el Jeep Gladiator puede ofrecer una superficie de carga mucho mayor pero curiosamente no es así. Es el Raptor es el que tiene una caja más grande ofreciendo más anchura y altura aunque en cuanto a carga útil los dos brindan una capacidad similar de poco más de 600 kilos. No es mucho comparado con los pickups de corte industrial que superan la tonelada pero estos dos modelos tienen un carácter más recreacional.

    Jeep propone opcionalmente para la caja la instalación de un enchufe de 230 voltios con tapa impermeable y un punto de luz led, brindando una mayor practicidad a esta zona. Por supuesto los catálogos de accesorios de los dos fabricantes proponen numerosas soluciones de funcionalidad y estilo con protectores de la base de carga, guías correderas, barras transversales o diferentes variantes de cubiertas.

    Vale, a lo mejor estás pensando que Jeep ha aprovechado esa cota longitudinal superior para dar una mayor habitabilidad en las plazas traseras pero tampoco. El espacio en los asientos posteriores es suficiente para pasajeros de hasta 1,85 m de estatura ofreciendo un hueco longitudinal similar al de su rival. En el Ranger Raptor hay algo menos de espacio para la cabeza y en anchura están los dos más o menos igual y tres adultos irán algo apretados. Eso sí, una vez más Jeep ha buscado la practicidad ideando un útil compartimento bajo la banqueta.

    Cómodos y bien equipados

    Delante el Raptor sorprende por calidad. Todo está muy bien rematado y hay elementos de cuero con costuras en color azul. Incluso tiene un toque deportivo con elementos como el volante con un marcador central o los asientos envolventes. A destacar el sistema de entretenimiento SYNC 3 con pantalla táctil de 8 pulgadas compatible con Android Auto y Apple CarPlay porque funciona muy bien y sobre todo es muy sencillo de manejar.

    El Raptor tiene algunos detalles de deportividad en su habitáculo
    Interior del Gladiator con muchos elementos en común con el Wrangler

    El diseño interior del Gladiator no llama demasiado la atención pero igualmente muestra una notable calidad en su construcción y un buen nivel de acabados. La pantalla central es un poco más grande que la del Raptor, tiene 8,4 pulgadas correspondiente al sistema de infoentretenimiento Uconnect 4. Es muy completo y, al igual que su rival, es compatible con Android Auto y Apple CarPlay.

    En la consola central estos dos pickups han planteado dos soluciones diferentes. Ford ubica la palanca del cambio automático de convertidor de par y 10 marchas y un mando giratorio que ajusta los tipos de tracción (tracción trasera, total o total con reductora). Jeep expone dos palancas, una es la de la transmisión automática de convertidor de par y 8 marchas y la otra sirve para seleccionar los modos de tracción. Una configuración mucho más tradicional en vehículos todoterreno.

    El Gladiator tiene una cualidad fantástica y es que es desmontable. Las puertas se pueden quitar, el techo se puede retirar por partes y el parabrisas se puede abatir. Lo que es una pena es que las versiones más extremas del pickup de Jeep no se comercialicen en España, como por ejemplo el Gladiator Rubicon, que son versiones más camperas y más personalizables del modelo americano. En nuestro país la gama se limita al acabado Overland y la serie especial Launch Edition.

    Un selector permite modificar con sencillez el sistema de tracción del Ranger Raptor
    En la consola del Jeep se opera la caja transfer mediante su propia palanca como mandan las tradiciones

    Conduciendo el Jeep Gladiator se descubre rápidamente que las prestaciones son impresionantes. Es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en menos de 8,6 segundos, un dato extraordinario para un vehículo de este enorme tamaño. Bajo el capó hay un motor diésel 3.0 V6 de 264 CV que empuja con intensidad y es como llevar un tanque, parece imparable.

    Una cosa curiosa es que a pesar de tener un propulsor más grande, el Gladiator tiene un consumo de combustible más contenido que el Raptor y, sorprendentemente, en ambos ha sido fácil mejorar los datos de homologación WLTP. En recorridos variados sobre asfalto, el modelo de Jeep rondará los 9 l/100 km mientras que el de Ford rondará los 10 l/100 km.

    Las características del Raptor se dejan notar en el consumo y gasta bastante más que un Ford Ranger convencional con el mismo motor biturbo 2.0 Ecoblue de 213 CV. Por cierto, Jeep ampliará la gama de su monstruoso todoterreno con el Jeep Gladiator 4xe híbrido enchufable, una apuesta interesante y muy novedosa dentro del segmento pickup.

    El Jeep ofrece más prestaciones puras y es más eficiente pero es el Raptor el que transmite una confianza al volante sensacional. Yendo en carretera o en pistas rápidas el Ranger Raptor enamora porque es muy divertido, es muy cómodo y puede ir realmente rápido con asombrosa facilidad. La dirección tiene un buen tarado y tiene una mayor anchura de vías que el Gladiator así que muestra una pisada magnífica que produce una gran estabilidad en todo momento y mucho aplomo en curvas. Va tan bien que desearías que tuviera más potencia.

    Además se nota un poco más refinado a pesar de que su motor tiene cuatro cilindros en lugar de los seis del Jeep. Salvando las distancias, en el Raptor el tacto es bastante parecido al de un SUV y es un vehículo muy agradable teniendo en cuenta la categoría de la que estamos hablando. Se pueden hacer muchos kilómetros sin cansarse.

    La cabra siempre tira al monte

    El terreno natural de estos dos modelos se encuentra, evidentemente, lejos del asfalto. Estas dos cabras montesas brillan por la capacidad que tienen para superar obstáculos complicados con sistemas de tracción muy efectivos, sistemas de bloqueo central y trasero y, por supuesto, reductora. Son sobresalientes fuera del asfalto pero cada uno de ellos ofrece un rendimiento algo distinto debido a sus características.

    Del Gladiator impresiona la fuerza que tiene su motor en todo momento. Es un motor más grande que el de su oponente, tiene más potencia pero sobre todo genera más par. Son 600 Nm que prometen mover lo que sea, da igual que esté tirando de un remolque o que vaya totalmente cargado. Por cierto, tiene una extraordinaria capacidad de remolque de hasta 2.722 kg superando los 2.500 kg con los que puede su rival.

    Con hasta 85 cm de profundidad, la capacidad de vadeo del Ranger Raptor es sobresaliente
    Opcionalmente el Gladiator tiene una cámara todoterreno delantera para ver cualquier obstáculo

    La suspensión de este Jeep superlativo se compone de dos ejes rígidos Dana muy robustos, el sistema de tracción Selec-Trac es magnífico y el motor es muy potente así que puede afrontar casi cualquier obstáculo sin miedo. También por sus buenas cotas offroad porque el ángulo de ataque es claramente mayor en el Jeep que en el Raptor y el ángulo de salida también es algo mejor. Sin embargo no me gusta tanto su maniobrabilidad. El Jeep es tremendamente grande y el radio de giro de 13,7 m es muy amplio así que meterlo por espacios pequeños es complicado.

    En conducción todoterreno, lo mejor del Ford Ranger Raptor es que todo lo hace con aparente sencillez. Tiene seis modos de tracción preconfigurados para adaptarse a cualquier superficie y demuestra que puede ser casi igual de cómodo sobre el asfalto como fuera de él. Las suspensiones Fox Pro específicas para esta versión hacen un fantástico trabajo y tienen mucho más recorrido que la amortiguación de un Ranger normal y corriente. Además esta suspensión pone la carrocería a mayor distancia del suelo que su rival, 3 cm más, simplificando la tarea de superar obstáculos al tiempo que proporciona una mayor capacidad de vadeo.

    Hablaba de las cotas offroad y el Raptor es más equilibrado en ese aspecto. Sí, es verdad que el Gladiator tiene mejores ángulos de ataque y de salida pero el ángulo ventral es su gran punto débil. La distancia entre ejes del pickup de Jeep es muy grande (3,49 m) por lo que es más probable que en alguna cresta se pueda quedar encallado.

    Es curioso que mientras en Europa las administraciones se preocupan en incentivar los coches electrificados y ecológicos, que no contaminen, desde el otro lado del charco la visión del mundo es muy diferente. De hecho estos dos formidables pickups tienen un tamaño mediano para los estándares americanos ¡Dios bendiga a América!

    El Ford Ranger Raptor presenta una gran relación precio/producto
    El imparable Jeep Gladiator es la opción más exclusiva

    Queda claro que son dos pickups brutales en todos los sentidos tanto por su imponente aspecto, como por su rendimiento y por sus fantásticas capacidades todoterreno. Puede ser difícil decantarse por uno o por otro hasta ver la lista de precios. Me parece un elemento decisivo en estos que son los dos pickups más caros del mercado español.

    Tienen un coste de adquisición elevado pero mientras que el Ranger Raptor puede conseguirse por 60.900 euros para obtener un Jeep Gladiator hay que aumentar notablemente el presupuesto y superar la barrera de los 73.300 euros según las tarifas oficiales sin incluir descuentos ni promociones. Llegados a este punto el Ford Ranger Raptor sería la elección sensata porque es capaz, resulta muy divertido y el factor precio inclina la balanza definitivamente.

    Comparativa Jeep Gladiator vs Ford Ranger Raptor ¿Cuál es el rey de los pickups? (con vídeo)