¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    PruebaHonda Civic 1.6 i-DTEC (III): Comportamiento, consumos y valoración

    8

    La novena generación del Honda Civic sólo cuenta con un motor diésel en su gama, el 1.6 i-DTEC que desarrolla una potencia de 120 CV. Este propulsor del compacto japonés ofrece un buen rendimiento en todas las situaciones y es sobresaliente por consumo. La gama mecánica también cuenta con los 1.4 y 1.8 i-VTEC de gasolina.

    El acabado Sport del Civic presenta un buen equilibrio entre precio y equipamiento

    El Honda Civic que sometemos a prueba emplea el motor diésel 1.6 i-DTEC con la tecnología Earth Dreams de la casa japonesa. Es la única opción mecánica de gasóleo para el Civic y la eficiencia es una de sus grandes cualidades pero ¿cuánto darán de sí los 120 CV que desarrolla?

    No te pierdas nuestra amplia galería de imágenes con fotos en detalle del Honda Civic

    El ordenador de abordo tiene un manejo complicado

    Comportamiento dinámico

    El motor turbodiésel 1.6 i-DTEC de última generación anima al Civic y entre sus características básicas cabe decir que está fabricado en aluminio, lleva turbocompresor Garrett, inyectores electromagnéticos y distribución por cadena. Tiene una relación de compresión muy baja para ser un diésel (16,0:1) -el récord es del motor Skyactiv-D de Mazda con 14,0:1-.

    Los ingenieros de Honda han trabajado en hacer un motor sensiblemente más ligero que el anterior 2.2 i-DTEC al que reemplaza -47 kg menos- y en reducir la fricción entre las piezas móviles para favorecer la eficiencia. Y vaya si lo han conseguido: el resultado de este trabajo tiene su recompensa en forma de consumos muy contenidos.

    La posición elevada del cambio deja la palanca cerca del volante

    El cuadro de instrumentos superior muestra unos iconos a ambos lados del velocímetro digital, que se iluminan gradualmente de color azul a verde para indicar de manera visual nuestro nivel de eficiencia al volante. Un sistema sencillo pero muy práctico. También hay un botón verde -modo ECON- que al pulsarlo modifica la respuesta del motor y la acción del climatizador y el control de crucero.

    Realizando recorridos variados y sin ser especialmente cuidadoso con el acelerador, durante la prueba obtuve un excelente resultado global de 4,7 l/100 km. Buscando ser realmente eficiente he podido hacer varios trayectos por debajo de los 4 l/100 km y en recorridos 100% urbanos -el Start/Stop es de serie- el consumo fue de 5,6 l/ 100km. Sensacional.

    Con este botón se maximiza la eficiencia

    La eficiencia no está reñida con el dinamismo. Los 120 CV del propulsor de 1,6 litros son suficientes para mover con garbo al compacto japonés, incluso a la hora de realizar una conducción alegre. El par máximo se cifra en 300 Nm que se entregan a 2000 vueltas. El rendimiento del motor es fantástico y el acertado escalonamiento de la caja de cambios ayuda a sacarle todo el partido posible.

    Sin ninguna duda, el motor 1.6 i-DTEC es la mejor elección de la gama ofrecida por el Civic. No hay más mecánicas de gasóleo mientras que en gasolina están disponibles el 1.4i de 100 CV -que se queda un poco corto- y el 1.8 i-VTEC de 142 CV -cuesta 700 euros menos que el diésel pero el consumo es claramente superior-.

    La aerodinámica es clave en el diseño del Civic

    El compacto de Honda tiene un andar refinado y brinda una buena insonorización que hace muy agradable cualquier trayecto. Es tan racional y práctico que le falta un poco de picante que incite a realizar una conducción más deportiva, algo que parece reservado para el futuro Civic Type R.

    Lástima, porque los 120 CV de esta mecánica dan mucho de sí y el chasis está muy bien trabajado, con una buena estabilidad en todo momento y reacciones nobles y predecibles. La frenada es eficaz, y la precisión y suavidad de la dirección permiten al Civic presumir de una conducción muy agradable.

    Las relaciones de marcha están muy bien escalonadas

    Conclusiones

    El Honda Civic es un coche con personalidad propia. Los rasgos afilados, la luneta posterior partida y el futurista salpicadero envolvente hacen del Civic un modelo con un estilo muy diferenciado al de sus competidores. Sobre gustos no hay nada escrito así que puede gustar o no, pero lo que está claro es que el compacto de Honda no es más de lo mismo en este competido segmento y hay que reconocerle ese mérito.

    De lo que no hay duda es de su practicidad. Es cómodo yendo a ritmos relajados y muy ágil cuando practicamos una conducción dinámica y decidida. En el día a día regala unos consumos muy bajos que agradece nuestro bolsillo y en viajes largos el enorme maletero enorme facilitará las cosas. Es, en definitiva, una de las elecciones más equilibradas de la categoría.

    El Honda Civic es una de los mejores compactos diésel del mercado

    En el sur de Europa tienen una gran importancia las mecánicas diésel y, a priori, esto podría suponer una desventaja para el Civic ya que su gama de mecánicas de gasóleo se reduce a un único motor. Pero tampoco parece que hagan falta más porque este 1.6 i-DTEC satisfará a la gran mayoría de clientes potenciales, es uno de los mejores del mercado. Todo un acierto.

    Honda Civic 1.6 i-DTEC (III): Comportamiento, consumos y valoración